Nacional

Proyecta 5 camionetonas nuevas para contralores


Luis Galeano

“La mía que se la guarde, no la necesito”, le reprochaba en su cara Argüello Poessy al director administrativo René Ruiz Tablada
Mientras tanto, sindicato presiona para distribución equitativa de los aumentos salariales que permitirá partida aprobada por Asamblea
Luis Galeano
Mientras el presidente de la Contraloría Guillermo Argüello Poessy se declaraba imposibilitado de responder a la demanda de 20 por ciento de aumento salarial de los trabajadores por falta de recursos en el presupuesto de 2007, su director administrativo financiero René Ruiz Tablada confesaba que ha previsto comprar cinco nuevas camionetas para los colegiados, que juntas sumarán casi 5 millones de córdobas.
Los cinco contralores se movilizan en cinco camionetonas Toyota Prado, que fueron adquiridas en 2000 cuando se colegió la entidad y que se encuentran en perfecta condiciones, sin embargo, Ruiz Tablada considera que esas máquinas deben renovarse para mejorar la flota vehicular del ente fiscalizador. Cada camioneta prevista a comprarse cuesta 50 mil dólares.
“Yo como administrativo tengo la facultad de proyectar gastos para el próximo año y, efectivamente, voy a presentarle al Consejo en la propuesta de presupuesto la compra de esos vehículos porque ya es necesario renovar la flota vehicular de ellos y será el Consejo el que decida”, dijo Ruiz Tablada.
Argüello lo confronta y se opone
Su afirmación provocó una respuesta inmediata del presidente de la Contraloría, quien se manifestó en contra de que se compren al menos para él un nuevo vehículo por considerar innecesaria dicha adquisición.
“La camioneta que a mí me dieron cuando vine estoy dispuesto (a usarla) hasta que yo me vaya, que si Dios me presta vida, será dentro de tres años, es decir, que ese vehículo va a tener 10 años de uso cuando eso pase, porque para la dignidad de mi cargo es más que suficiente la camioneta que tengo, así que sáqueme de esa lista”, ordenó Argüello a Ruiz Tablada en presencia de los periodistas.
Argüello agregó que eso nunca ha sido objeto de discusión en el Consejo, pero que el día que se proponga se opondrá rotundamente, aunque es representa un voto en el cuerpo colegiado que integran cinco.
“No estoy de acuerdo con esa propuesta, desde ya lo digo, y puedo asegurar que mientras yo esté de presidente de esta Contraloría no va haber manera de que algo así se apruebe, porque no me interesa competir con los autos nuevos que andan los ministros y magistrados”, afirmó Argüello.
“¿Será sensato que se gasten US$ 250,000 para que andemos camionetas nuevas?”, preguntó Argüello a Ruiz Tablada, quien no tuvo más remedio que guardar silencio y aceptar la reprimenda del colegiado. “Sería una grosería y yo no soy baboso para exponerme a eso”, agregó el colegiado.
Historial del Director Administrativo
Ruiz Tablada fue director de Migración y Extranjería en la Administración del ex presidente y ahora reo Arnoldo Alemán, y es recordado por su persecución al cubano-americano Ricardo Mas Canosa, quien despotricaba contra el entonces mandatario debido a los constantes señalamientos de corrupción en su contra.
A su paso por el Ministerio de la Familia (MiFamilia) también se le señaló de querer adjudicarse como chatarra un vehículo de dicha institución. Fue ubicado en Contraloría al concluir el gobierno de Alemán en 2002, pero también tiene empleados en esa institución --del mismo nombre y que es analista laboral-- y a su compañera Lissethe López, que es la Directora de Recursos Humanos.
Trabajadores inconformes con falta de equidad salarial
La administración de Ruiz Tablada ha causado inconformidad en los trabajadores de la Contraloría que ayer realizaron una huelga parcial en horas de la mañana, solicitando que los 6 millones de córdobas que aprobó el Parlamento para nivelación salarial sean distribuidos de manera equitativa, porque según informaron, casi la mitad de ese monto servirá para mejorar el sueldo de 57 empleados. Los empleados piden 20 por ciento de aumento.
“Nosotros lo que queremos es que ese dinero se distribuya equitativamente entre 467 empleados de la Contraloría, porque nos parece injusto que casi tres millones de córdobas sean para subirle el salario a 57 empleados, y el resto no va a ser beneficiados de ninguna manera”, dijo Alfredo Medina, uno de los representantes del Sindicato de Trabajadores de la CGR.
Ruiz Tablada dijo que el Parlamento aprobó un presupuesto de 117 millones de córdobas para el próximo año, y que con el mismo se deben cubrir todas las necesidades que tiene la institución.
No obstante, casi 5 millones se gastarán si se llegan a comprar las cinco camionetonas que Ruiz Tablada ha presupuestado al parecer para congraciarse con los miembros del Consejo.
Argüello Poessy señaló que es imposible aumentar en un 20 por ciento salarial que están exigiendo todos los trabajadores, porque no existen recursos para eso, y que lo más que pueden hacer es aumentar en un 12 por ciento a los trabajadores que ganan menos de C$ 10,000 y en un siete por ciento a los que ganan encima de los C$ 18,000.
Sobre la nivelación salarial a los 57 trabajadores que señalan los sindicatos, el titular de la Contraloría indicó que se hará de conformidad con los mismos porcentajes y en dependencia del cargo que desempeñan en el ente fiscalizador.
“Efectivamente, casi tres millones de córdobas son para nivelar el salario de esos 57 trabajadores, pero es por el cargo y función que desempeñan, lo demás del dinero aprobado para ajuste salarial se distribuirá entre el resto de los trabajadores”, dijo Argüello.
Los colegiados sostendrán hoy una reunión con los representantes de los sindicatos para llegar a un acuerdo sobre el asunto.