Nacional

Minsa declara la alerta sanitaria


Melvin Martínez

Las muertes por ingesta de “guarón” adulterado con metanol se incrementaron, así como el número de afectados, por lo que diez de ellos fueron trasladados de urgencia a dos hospitales de Managua para que la atención no se limite al Hospital “Oscar Danilo Rosales”, de León, afirmó la ministra de Salud, Margarita Gurdián.
La titular de Salud afirmó que están trasladando pacientes para practicarles una hemodiálisis en el Hospital “Lenín Fonseca” y al Hospital Escuela “Alejandro Dávila Bolaños”, que estuvo anuente a recibir a los pacientes afectados.
La hemodiálisis es un método mecánico de limpiar la sangre de las personas, en este caso el proceso de descontaminación del metanol en la sangre.
“Declaramos una alerta sanitaria y enviamos un equipo para que junto con la Policía, siga la requisa del licor no envasado”, afirmó.
Hace algunos meses, las autoridades del Minsa habían advertido del peligro, y prohibieron la venta de aguardiente no envasado. También habían impulsado un plan para erradicar las ventas clandestinas de aguardiente. Sin embargo, un grupo de fabricantes de este producto se amparó ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y allí a la fecha no se han pronunciado.
Gurdián instó a los leoneses a que se abstengan de seguir consumiendo licor, como una medida de prevención.
La Policía Nacional de León continúa investigando y tratando de determinar quiénes son los responsables de realizar la combinación con metanol, del aguardiente que consumieron los habitantes de Poneloya y otros barrios de ese departamento.
"La situación se ha complicado más. En el hospital se siguen acercando personas que presentan la sintomatología de intoxicación por ingesta de metanol”, dijo el director de Vigilancia Epidemiológica del Minsa, Dr. Juan José Amador.
Alerta sanitaria en León
Las autoridades del Minsa y otras instituciones que forman parte del Sistema Nacional de Prevención de Desastres, Sinapred, declararon en estado de emergencia al departamento de León. La emergencia implica que se suspende de inmediato, la venta, distribución, comercialización y consumo de licor, sea aguardiente o guaro “lija”, quedando permitidas solamente la venta y distribución del licor envasado y sellado con su registro sanitario vigente.
“Cóctel de la muerte”
La combinación de aguardiente, metanol y agua es la causante de la intoxicación de todas esas personas, opinó Miguel Escobar, químico de la fábrica de aguardiente “El Cajinazo”.
“De eso no hay duda. Es una combinación que, probablemente, el que la hizo pensó en obtener más producto y por ende más ganancias”, dijo el experto.
Afirmó que el consumo de metanol ocasiona ceguera en la mayoría de los casos, problemas gastrointestinales, y en caso de consumo excesivo lleva a la muerte.
“El metanol se obtiene de la destilación de la madera y su uso es industrial. Es sumamente nocivo, combinado con agua es un líquido que parece alcohol, pero no es bebible”, dijo el experto en aguardientes.
Afirmó que las empresas que distribuyen aguardiente no utilizan metanol, sino que a lo mejor las cantinas, bares y ventas clandestinas en donde hicieron la combinación, pensaron que así tendrían más producto y por ende mayores ganancias.
“Lo más seguro es, sin duda, una combinación de agua, alcohol y metanol que no la hacen por primera vez, pero en ésta se les pasó la mano”, dijo el químico.