Nacional

Temen linchamiento de diabólico criminal

* Antimotines custodian y cercan juzgado de Jinotepe * Defensor falla en tentativa de presentarlo como loco

Alberto Cano

JINOTEPE, CARAZO -Arlan José Navarro Montiel, alias “Venganza”, el asesino confeso de la joven estudiante jinotepina, Darling de los Ángeles Narváez, estuvo ayer en el banquillo de los acusados sorpresivamente, ya que el juicio oral y público estaba previsto para el 18 de este mes.
Según los vecinos, “Venganza”, que se jacta de su conducta criminal y agresiva, fue llevado a los juzgados a la una de la madrugada bajo estrictas medidas de seguridad, y antes de las siete de la mañana antimotines y policías armados de AK y lanzagranadas se apostaron en los alrededores de los juzgados para acordonar el perímetro, lo que molestó a los vecinos, quienes aseguraron que fue exagerado el despliegue policial.
La Policía teme que la ciudadanía se congregue en las afueras del tribunal y que trate de linchar al asesino confeso.
Uno de los oficiales dijo que cumplían órdenes, y que mientras dure el juicio se mantendrá la presencia de la Policía y los antimotines para evitar disturbios, a pesar de que ayer se observó poca presencia de curiosos.
Al juez José del Carmen Cortés Domínguez es a quien le correspondió llevar el abominable caso, en el que Navarro está siendo acusado de la autoría del delito de asesinato atroz en contra de la estudiante jinotepina, a quien el criminal asfixió en una charca, y ya muerta la violó y profanó el cadáver, al introducir en la vagina de la joven pedazos de piedra cantera.
Correspondió, sin embargo, al fiscal Óscar Rodríguez, explicar a los seis miembros del jurado y al mismo juez Cortés, la barbarie cometida el pasado 31 de julio, cuando “Venganza” embriagado y posiblemente hasta drogado, agarró a los joven que se dirigía a realizar tareas escolares, la metió a un monte, y luego a una quebrada cerca de una pedrera donde sació sus instintos criminales.
A medida que avanzó el primer día del juicio, dos hermanas y un hermano del reo que pasó sonriendo a lo largo de la agotadora jornada, ratificaron las versiones dadas por el mismo “Venganza”, en cuanto a que había matado y violado a una mujer creyendo que se trataba de la madre de sus hijos, una joven llamada Zeneyda, a quien el sujeto acostumbraba golpear y maltratar psicológicamente.
No obstante, lo que parecía fácil por los abundantes testimonios, la misma declaración del reo que confesó reiteradamente su culpa, y las pruebas hasta ahora irrefutables, se alargó, por la activa participación del defensor público, Luis Javier Alvarado, que ante las carcajadas del reo, pidió nulidad de las pruebas, dizque por venir de la Fiscalía y no estar resguardadas por la Policía.
De paso, basándose en un epicrisis de la psicóloga, Rosa del Carmen Pérez, pidió que el reo sea valorado por un psiquiatra, pues está seguro de que no actuó en sus cabales, y que más que cárcel lo que requiere es un tratamiento psiquiátrico que le permita incluso superar traumas que arrastra desde su niñez.
El juez Cortés rechazó contundentemente el cuestionamiento a las pruebas, mientras ayer mismo hizo comparecer a la psicóloga Pérez, que trabaja en la Comisaría de la Mujer, quien aclaró que a pesar de tener una conducta agresiva con tendencia criminal, Navarro actúa coherentemente, y en verdad presenta inclinación a la psicopatía, que no es lo mismo que decir que está loco.
La profesional, por lo tanto, desestimó que “Venganza” requiera ser atendido por un psiquiatra, o bien valorado, porque si en su momento algo anormal se hubiera encontrado, entonces se hubiera sugerido de inmediato, dijo la profesional.
Familiares de la joven asesinada y ultrajada, dijeron confiar en que el jurado actuará apegado a conciencia y que harán descansar a Darling con un veredicto de culpabilidad, tal como lo ha pedido la Fiscalía.
El juicio sigue hoy, y probablemente también concluya con un veredicto de culpabilidad y la pena máxima para el criminal.