Nacional

Guaro “lija” con metanol

* Muchos pacientes llegaron tardíamente al hospital, porque confundieron los efectos del tóxico con los de la resaca

Melvin Martínez

Pruebas de laboratorio del Instituto de Medicina Legal y de la UNAN-León determinaron que una fuerte dosis de metanol fue la causa de la intoxicación de numerosas personas --nueve de ellas muertas--, que ingirieron licor, informó el doctor Juan José Amador, Director del Departamento de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud, Minsa.
Ante la tragedia y confirmación del consumo de metanol, las autoridades del Minsa prohibieron el consumo de licor no envasado en el departamento de León.
“Nos trasladamos junto a la Policía al expendio que supuestamente era el distribuidor a nivel del departamento de este tipo de guarón, porque se confirmó la presencia de metanol en el alcohol, siempre creímos que los casos responden a ese tipo de intoxicación”, dijo la ministra de Salud, Margarita Gurdián.
Decomiso masivo
El Minsa y la Policía de León decomisaron en bares, pulperías y ventas clandestinas más de 15 galones de “guarón”, aunque afirmaron que los propietarios de estos centros de distribución se mostraron renuentes a brindar información, y, por el contrario, se deshicieron del producto.
“Queremos pedirle a la población que se abstenga de ingerir está clase de licor que no está debidamente envasado, y si hay síntomas de vómitos, dolor en la cabeza y visión borrosa, que de inmediato acudan al hospital”, sostuvo Gurdián.
“Casi todos los pacientes han llegado 24 horas después y presentan resaca prolongada, visión borrosa y hasta deterioro grave, se forma ácido en la sangre y se dañan todos los órganos. Los más afectados son los que más consumieron”, dijo la ministra.
Pensaban que era resaca
Agregó que las personas han tardado en llegar, porque acostumbran tomar sus tragos los fines de semana, y pensaron que era parte de la resaca que les ocasiona el licor.
La doctora Luz Marina Lozano, toxicóloga del Minsa, definió el metanol como un líquido incoloro, tóxico y volátil a temperatura ambiente. Su uso es común en laboratorios, en la industria y en el hogar, con alcohol o formando parte de productos comerciales.
Afirmó que existe un uso fraudulento de esta sustancia como sustituto del etanol en bebidas alcohólicas hechas clandestinamente. La vía más habitual de intoxicación aguda es la oral. “Aún tenemos dos pacientes muy graves y las posibilidades de sobrevivencia son pocas”, sostuvo Lozano.
Una vez ingerido el metanol se transforma dentro del organismo en un ácido fórmico, acidifica la sangre y daña todos los órganos, los pulmones, los riñones, el corazón, el cerebro y la ceguera que provoca es irreversible. El tratamiento que reciben los afectados es suministrarles más licor, por vía oral o intravenosa, para eliminar la cantidad de metanol