Nacional

Leguleyos pagan a cambio de libertad


Lizbeth García

Después de la “alharaca” que desató la captura del abogado de la familia Polanco, Bismarck Alí Rivas Sandoval, y de dos ciudadanos que presuntamente se hacían pasar como abogados sin estar registrados en la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía pidió a la Juez Segundo Penal de Juicio que los deje en libertad, porque las cuatro víctimas fueron indemnizadas con 2,100 dólares y desistieron de la acusación.
Sin embargo, será hasta que la juez Adela Cardoza Bravo realice la audiencia especial de control de legalidad del trámite de mediación suscrito por las víctimas, defensores (Manuel Antón, Oscar Ruiz y Carlos Palacios), acusados, y el representante de la Fiscalía, Luden Montenegro, que los reos saldrán en libertad, pero por el momento seguirán presos en el Sistema Penitenciario Nacional, sitio donde están desde el mes pasado.
Desistimientos en serie
El acta de mediación que la Fiscalía presentó ayer por la tarde en el juzgado indica que la abogada Johana de los Ángeles Miranda desistió de seguir acusando a Jairo Antonio Pérez por la falsificación de su carné de abogada numero 10,561 porque este la indemnizó con 300 dólares que le fueron entregados en el acto de suscripción del acuerdo reparatorio.
Elba María Palacios también desistió de seguir acusando a Leonidas Encarnación Vásquez por la falsificación de su carné de abogado numero 10,150 porque igualmente fue indemnizada con 300 dólares.
Alberto Mendoza y Eliut Mendoza Rivas también desistieron de seguir acusando a Pérez, Vásquez y al abogado Bismarck Ali Rivas Sandoval, a quienes acusaron por haberlos estafado con 2,000 dólares, porque los indemnizaron con un mil 500 dólares.
El juicio para los tres acusados estaba programado para este 19 de septiembre, pero en vista de que la Fiscalía presentó el acta del trámite de mediación que contiene los acuerdos reparatorios, el mismo no se realizará.
Según la Fiscalía, Rivas se hizo pasar como notario ante las víctimas, a quienes habría hecho firmar una escritura de reconocimiento de deuda por un mil 500 dólares por la revisión de un juicio. Los otros dos supuestamente andaban con igual número de carné con la firma falsificada del difunto secretario de la Corte, Alfonso Valle Pastora.