Nacional

Ministros del Trabajo de CA a cita en Nicaragua

* Remesas no subirán, y menos las de Costa Rica

Tania Sirias

Este 28 de septiembre se llevará a cabo la reunión de ministros del Trabajo de Centroamérica y República Dominicana, anunció el ministro Virgilio Gurdián. Se abordarán temas como jefaturas laborales, flujos y estadísticas migratorias actualizadas, y se realizará una intermediación de empleo entre los países participantes.
El ministro del Trabajo afirmó que se sostendrá una reunión bilateral con Costa Rica, donde se revisará los convenios suscritos por ambos países en materia laboral.
La representante de la Red de Migrantes de Nicaragua, Martha Cranshaw, dijo que el punto más importante de la reunión con el Ministro del Trabajo de Costa Rica serán las nuevas leyes migratorias y la necesidad de que los trabajadores migrantes, temporales y permanentes en el vecino país, obtengan un estatus legal.
“Se espera que el proceso de reclutamiento de mano de obra nicaragüense sea a través del Ministerio del Trabajo, y para ello es importante crear las Unidades de Migración Laboral. Esta oficina debe contar con un personal capacitado, presupuesto, accesorios, información y recursos, para que este acuerdo bilateral funcione”, señaló Cranshaw.
Indicó que no basta tener una voluntad política, sino legalizar a la población nicaragüense que está en Costa Rica o El Salvador.
Remesas no subirán
La representante de la Red de Migrantes de Nicaragua, afirmó que este año el ingreso por remesas no subirá, ya que se verán afectadas por la nueva Ley migratoria costarricense. “Debemos considerarnos dichosos si el ingreso que entra al Producto Interno Bruto es igual al del año pasado, equivalente a 600 millones de dólares”, dijo.
Cranshaw indicó que según datos del Banco Central de Costa Rica, el dinero que se envía a Nicaragua desde Costa Rica en concepto de remesas corresponde a 300 millones de dólares, la mitad del capital que envían los migrantes que están en Estados Unidos y otros países.
Hizo referencia a un estudio realizado en Costa Rica por estudiantes de Economía de la Universidad Nacional Autónoma, donde realizaron 253 encuestas en dos comunidades que tienen fuerte presencia de nicas: La Carpio y La Sagrada Familia.
Se conoció que a la fecha, el envío de remesas no es lo que se enviaba en años anteriores, debido a que muchos compatriotas se han asentado con toda su familia en el vecino país. Sólo el 20% envía la mayor parte de sus ingresos, ya que son madres y jefas de hogares que dejaron a sus hijos en Nicaragua.
El estudio indicó que el 60% de las remesas se emplea para la alimentación, el 16% en educación, 13% para atender las enfermedades y el 11% para pagar las deudas.
El 40% de los envíos son menos de 30 dólares, las remesas de 35 a 60 dólares el 40% y sólo el 20% correspondió a más de 61 dólares, tomando en cuenta que éstas se envían quincenal o mensualemente.
Cranshaw comentó que para la economía nicaragüense las remesas son una válvula de escape, pues en las condiciones en que viven miles de nicaragüenses, ya se habría llegado a un estallido social.