Nacional

Construirán 300 km. de vías secundarias

* Serán caminos y carreteras en el Occidente del país, en cinco años

Cerca de 300 kilómetros de carreteras y caminos secundarios serán construidos en los departamentos de León y Chinandega, con el financiamiento del Programa Cuenta Reto del Milenio, que destinará 93 millones de dólares en un período de cinco años.
El director del Programa, Juan Sebastián Chamorro, presentó el plan de inversiones a los miembros de la Cámara Nicaragüense de la Construcción y a miembros de la Asociación de Arquitectos e Ingenieros, a quienes invitó a participar en el proceso de licitación del diseño de las carreteras a construir.
Según el programa Cuenta Reto del Milenio, el primer lote de vías diseñadas comprende unos 68 kilómetros de carretera a lo largo de Nejapa-Santa Rita-Izapa, y la sección entre el Empalme Puerto Sandino-Puerto Sandino.
El segundo lote se compone de 232 kilómetros de caminos secundarios priorizados, entre ellos Somotillo-Cinco Pinos, Cinco Pinos-San Pedro del Norte, Cinco Pinos-San Francisco del Norte, Villanueva-El Sauce, El Sauce-Achuapa, La Paz Centro-Malpaisillo, Malpaisillo-Villa 15 de Julio, Santa Teresa-Las Brisas y León-Las Peñitas.
Priorizarán rentabilidad y viabilidad ambiental
Chamorro explicó que aun cuando todos los tramos de caminos secundarios sean estudiados y diseñados, sólo los que cumplan con los criterios establecidos de rentabilidad y viabilidad ambiental social, serán rehabilitados con los fondos.
“Esperamos cumplir el programa en cinco años”, dijo Chamorro, para quien las firmas interesadas en participar en la licitación tienen hasta el 18 de septiembre próximo para presentar sus proyectos.
“Queremos hacer el diseño en menos de un año, la construcción tomará un tiempo mayor”, aseguró.
Según Chamorro, la construcción de los 300 kilómetros de carreteras y camiones secundarios está basada en un Plan Nacional de Transporte del Ministerio de Transporte e Infraestructura, que identificó las carreteras más importantes. “Pero también está basado sobre una serie de demandas de las comunidades”, indicó.
Puso, como ejemplo, el tramo de la carretera León-Poneloya, que tiene un término de vida útil de 60 años y que se encuentra en franco deterioro. Indicó que cada uno de los tramos seleccionados tiene una lógica. “La carretera vieja a León sirve de descongestionamiento a la carretera nueva a León, que tiene mucho tráfico internacional”, detalló.
Pero también existen tramos de carreteras con alto interés productivo como el tramo El Sauce-Villa Nueva, por su producción ganadera, señaló.
Los empresarios de la construcción se pronunciaron a favor de la formación de consorcios para poder enfrentar el reto y competir con calidad.