Nacional

Hospital capitalino a punto de colapsar

* En medio de las limitaciones, hacen lo mejor que pueden * Convierten sector privado en sala para enfermos de cáncer * SOS: Todos los hospitales del país necesitan más enfermeras

Melvin Martínez

El Hospital “Roberto Calderón” está a punto de colapsar. Fue inaugurado en 1975, con capacidad para atender a un poco más de 100 mil personas, pero ahora atiende a 800 mil.
“Tenemos un déficit de camas, quirófanos, y, sobre todo, falta de personal, pues necesitamos más enfermeras, médicos, personal de apoyo y de limpieza. Nos falta de todo un poco”, se lamentó ayer el director del centro, doctor Rafael Díaz.
Hace 30 años, sus instalaciones cómodas y frescas eran todo un lujo. Ahora se quedan cortas para dar abasto a la demanda de atención médica para los centenares de pacientes que “visitan” el hospital, también conocido como “Manolo Morales”. El crecimiento del hospital no se ha correspondido con el crecimiento poblacional.
Ésta es una de las principales unidades de salud de Managua. Hoy en día es utilizado como de referencia nacional, pues recibe pacientes de todos los departamentos otros departamentos del país.
Crean espacio para hemato-oncología
Las pésimas condiciones de higiene e infraestructura en las que se encuentran los hospitales son un reflejo de las deplorables condiciones en las que se encuentra la salud pública de Nicaragua.
Ante tantas limitaciones existentes, lo que antes eran las instalaciones del hospital privado las van a convertir en el servicio de hemato-oncología, como una pronta salida a la demanda existente.
“El hospital tiene más de 30 años, y el área de afluencia de la población que era de unas 150 mil personas, hoy supera las 800 mil. El personal está atendiendo a la población heroicamente, por la limitación de recursos que tiene en relación con la demanda”, indicó el galeno.
“No hay cama para tanta gente”
Sin encontrar atención médica, decenas de enfermos acompañados de sus familiares, deambulan diariamente en las afueras de esta unidad de salud. A Elena Gómez le tocó ayer vivir esa penuria.
Ella esperó por más de seis horas para que un médico atendiera a su tía, aquejada por la amargura que le ocasiona la diabetes. Para el doctor Díaz, la madre de todos los atrasos es la falta de camas y de personal médico.
“Los atrasos que tenemos en la lista de espera quirúrgica y en la consulta externa no obedecen a la falta de organización en el cuerpo médico y de enfermería, sino que tenemos una avalancha de emergencias que llegan de pronto, que nos llenan las camas de recuperación, las camas de cirugía, y entonces, ya no podemos meter más gente”, justificó.
Siguen los cobros
A pesar de que en los recientes acuerdos firmados entre los trabajadores de la salud y representantes del gobierno se estableció que no continuarían los cobros en las unidades de salud, los pacientes insisten en que éstos no han terminado.
“Cualquier examen que te mandan a hacer tenés que pagarlo, y todo medicamento te mandan a comprarlo”, relató Marcos Padilla, quien acudió al hospital por una dolencia de su pequeño.
Además, dentro del mismo hospital, hasta hace un mes se mantuvo funcionando un laboratorio privado, por lo que ahí todas las pruebas debían ser asumidas por los pacientes. En la farmacia nunca hay nada, se quejó Padilla.
Se necesitan nuevas unidades
Díaz recomendó la construcción en el corto plazo de dos nuevas unidades de salud. “Como director de hospital, creo que se deben construir dos hospitales importantes en el país: uno para el cáncer y otro para traumas. Son imperativos y es una necesidad absoluta en el país”, dijo.
Se buscan enfermeras
María Elena Mendoza, jefa de enfermería del centro, aprovechó para hacer un llamado a diez enfermeras para que se presenten con sus documentos al hospital, ya que requieren contratar con urgencia personal de enfermería.
Actualmente cuentan con 60 enfermeras que tienen que realizar “trabajo de hormigas” para poder satisfacer la demanda. “Hicimos la petición al Ministerio de Salud, y ellos nos dieron el aval para contratar más personal”, indicó.
Donan equipos
El consejo consultivo y el equipo de dirección del “Roberto Calderón” recibieron un donativo de equipos médicos valorados en más de medio millón de dólares. Entre los equipos recibidos se encuentran: un amplificador de imágenes, un mamógrafo, equipos de electrocardiogramas, defilidadores y sillas de ruedas.
El donativo fue realizado por un hospital estadounidense y servirá para paliar algunas necesidades del hospital.