Nacional

Persiste tensión en Alcaldía de Granada


Granada
En un ambiente de tensión, la administración de la Alcaldía de Granada y los líderes sindicales de esta institución, no se habían podido reunir aún la tarde de ayer, para renegociar el acuerdo colectivo que resuelva el problema al incumplimiento de liquidez y otras demandas que depara el convenio.
Los trabajadores de la Alcaldía amanecieron en paro el lunes de la semana pasada, no obstante, reanudaron sus labores con el compromiso que les hizo la administración de cancelar salarios a los trabajadores de base y administración a más tardar el dos de septiembre. A raíz de este incumplimiento, los líderes sindicales han convocado a los trabajadores y han citado nuevamente a una asamblea al alcalde, Álvaro Chamorro Mora, para encontrar una solución al problema.
Las posiciones de ambas partes, sin embargo, hasta el momento no parecen atinar hacia puntos de consenso. Por su parte, el sindicalista Carlos García, de la CTN, manifestó que su posición no era la de llegar a negociar, sino de que se cumpliese inmediatamente lo estipulado en el convenio.
Manuel Chávez, secretario general del sindicato CTNA, mantuvo una posición similar a la de García, al expresar que “haya o no acuerdo, vamos a un paro, hasta que nos den los reales”. Asimismo, dijo que mañana (hoy) llegará apoyo de las centrales nacionales desde la capital, para respaldar a los trabajadores en la exigencia de sus demandas.
Los sindicalistas hicieron hincapié en exigir que el alcalde les solvente el problema de su seguro social, ya que han durante la corriente administración la deuda con el INSS es de más de ocho millones de córdobas. Por su parte, Chamorro Mora afirma que esta deuda es acumulada de administraciones anteriores, y que la actual gestión está buscando una reprogramación de sus obligaciones, “no sólo la alcaldía de Granada las tiene, sino también muchas alcaldía del país,” justificó.
En relación con el paro que se le avecinaba, explicó: “Hubo una interrupción de labores que fue declarada ilícita, inclusive, el sindicato está en posiciones de fuerza, está irrespetando a las autoridades, ellos hablan de huelga. La huelga es un recurso de cesión que se utiliza si se han agotado los métodos racionales (…). En este caso hay una absoluta incomprensión, que no quieren ni oír ni pensar”, refirió sobre la posición de los sindicalistas.
Los trabajadores de esta institución se han reunido en reiteradas ocasiones en los últimos dos meses con el edil para dilucidar y exigir derechos referentes a la cancelación de pagos quincenales, pagos y reembolsos de medicinas, seguro social, viáticos, aguinaldo, equipos de protección, uniformes, y un mejoramiento a las condiciones laborales de los recolectores de basura.