Nacional

“Idiotadas de la Policía”

*Fiscales a Peñas Blancas a investigar in situ millonaria incautación *Ministerio Público inicia hoy investigación a fondo *Procuraduría entra en contradicción con Fiscalía

Una comisión especial de la Fiscalía General de la República viajará hoy a Peñas Blancas a investigar in situ la denuncia del conductor Julio César González Peña, quien afirmó que eran más de cuatro millones de dólares --y no dos-- los que transportaba ilegalmente en un vehículo el pasado 25 de agosto.
“Para mañana (hoy) más o menos a la nueve va estar el equipo de investigadores nuestro siguiendo la ruta (del dinero). Así que va una comisión de gran confianza”, dijo el fiscal Julio Centeno Gómez.
En la investigación que inicia hoy serán entrevistados miembros de la Policía, Aduana, Banco de la Producción (Banpro) e incluso del Ejército, porque algunos militares acordonaron el lugar el día de los hechos, el pasado 25 de agosto, cuando González Peña conducía un furgón con 1,509 paquetes de detergente de la empresa Unilever con destino a Panamá. La Policía sospecha que el dinero es producto del narcotráfico.
“Todos tienen que desfilar por el Ministerio Público dando su testimonio de la acción que tuvieron. No tienen por qué asustarse ni atemorizarse. Ya se han hecho otras investigaciones autónomas, lo de la cocaína que se pagaba”, apuntó Delia Rosales, Secretaria Ejecutiva del Ministerio Público.
Sobre la posición de la Policía acerca de la estrategia que está utilizando el crimen organizado, pasando de “victimario a víctima”, el Fiscal no descartó esa posibilidad. “Es posible, y le ruego a Dios que así sea. Sería para mí una enorme tranquilidad, para ellos y para toda Nicaragua que eso fuera así”, señaló.
En cuanto a la confusión que ha generado la posible participación de la institución castrense en la investigación, el fiscal dijo que sería incapaz de proponer al Ejército una violación la Constitución.
“Lo aclaro porque ha habido tal vez una mala interpretación del apoyo del Ejército de conformidad con el artículo siete de nuestra ley institucional. Podemos pedirle a cualquier institución de la República la cooperación para una consulta, una investigación, una orientación. Lo estamos haciendo ahora casualmente con la Superintendencia de Bancos en el caso de los Cenis”, explicó.
Centeno consideró como “desafortunadas y erráticas” las declaraciones del comisionado Francisco Díaz, jefe de la Dirección de Investigaciones Económicas (DIE) de la Policía Nacional, quien afirmó que el fiscal estaría molesto con la Policía porque las fuerzas del orden habrían colaborado con la justicia norteamericana para retirarle la visa estadounidense.
“Siempre he mantenido una amistad legal y franca con el primer comisionado Edwin Cordero Ardila, inclusive con el propio comisionado Francisco Díaz, cuyas declaraciones, de ser ciertas, parecen una broma pesada”, dijo.
“Por el bienestar de nuestras instituciones y de la sociedad nicaragüense, dejen al Ministerio Público realizar la investigación del caso, con objetividad y transparencia, sin personalismo, como lo hemos hecho siempre en otras oportunidades. En cuanto al desvisado, ya olvidado por mí, toda Nicaragua conoce las razones políticas que lo motivaron”, dijo Centeno ayer domingo a EL NUEVO DIARIO.
“Trabajamos de continuidad, podríamos decir, ya que él (Díaz) es miembro de la Comisión de Análisis Financiero que yo presido, y hemos mantenido una relación muy calurosa, y es asombroso lo que dijo, que no se ajusta en nada a la realidad”, señaló.
Además: “Yo soy muy buen amigo del comisionado Cordero, nunca hemos tenido ningún problema. A pesar de que hemos pasado bastantes situaciones trascendentales: investigamos el crimen de los policías en Bluefields, hemos visto otras cuestiones de narcoactividad muy serias, el Plan Escoba de Matagalpa, las armas de Panamá y Nicaragua…, y siempre les hemos demostrado una posición muy objetiva, muy veraz”, agregó.
Lo más sorprendente para el fiscal es que se haya traído a colación el asunto del retiro de la visa americana.
“Sobre todo que saca la idiotada aquella del visado, que ya me olvidé y que todo el mundo sabe cuáles fueron las causas y el origen de eso: fue una orden presidencial, porque se pidió su desafuero y el de los muchachos de él (en el caso de los delitos electorales). Después vino el arreglo político y el fiscal quedó guindado de la brocha”, expresó.
El fiscal invito a la institución del orden público “a mantener una posición seria, porque el Ministerio Publico tiene un matrimonio prácticamente con la Policía, trabajamos todos los días las 24 horas”. “Es decir, nosotros investigamos a través de la Policía, pero en este caso no podíamos involucrarlos”, explicó.
Recordó que desde un principio conversó el jefe de la Dirección Antidroga, comisionado Clarence Silva, quien estuvo “totalmente de acuerdo” en que la Policía debería quedarse fuera por transparencia, objetivad y tranquilidad nacional.
“Nunca ha habido diferencia, jamás. La más grande armonía que dos instituciones han mantenido en este país ha sido la Policía y el Ministerio Público. Pero deberían tener confianza en nosotros, somos muy objetivos, muy pragmáticos”, aseguró.
Procuraduría: Policía no debe ser excluida de investigación
En tanto, el procurador Alberto Novoa rechazó la exclusión de las fuerzas del orden en la investigación del Ministerio Público.
“La denuncia hay que investigarla, pero la Policía no debe separarse de la investigación. Como institución puede separar a las personas involucradas en los hechos, pero por ley la Policía --un órgano del Estado de Nicaragua-- tiene la obligación de investigar, y, aún más, por deber ético moral debe de prevalecer”, dijo Novoa.
Según el funcionario, la posición de Centeno Gómez “es una fórmula de poner en contradicción a la Policía con el Ejército e inclusive con el Poder Judicial”. “Como institución, la Policía debe ser respetada, oída y creída hasta que no se demuestre lo contrario”, sentenció.
¿Está de acuerdo en la participación del Ejército en la investigación?
Imposible, como tampoco estoy de acuerdo en que se excluya a la Policía como institución.
Pese a las contradicciones, manifestó que la Procuraduría seguirá cualquier investigación policial o de la Fiscalía sobre el caso. “Estoy en contradicción con el señor fiscal cuando él dice que se excluye a la Policía, que no puede ser excluida, porque la Ley 228 le da sus facultades”, indicó.
Según la Procuraduría, la Policía Nacional ha sido reincidente en no informar inmediatamente a las autoridades de la Dirección General de Aduanas (DGA) sobre la incautación de dinero de contrabando, y es por ello que surgen dudas alrededor de su actuar.
“Una cosa es la reiteración de que la Policía no anuncia, y otra cosa es que no puede ser jamás juzgada como prebendaria. Algunos miembros de la institución han tenido situaciones anómalas, caso de la RAAS, pero no podemos juzgar a toda la institución. Le digo a la nueva directora de la Policía (comisionada Aminta Granera) que ponga su institución delante de las personas”, finalizó.
Experto: debilidades en administración de justicia
Aunque el fiscal Centeno sostiene que jamás ha habido diferencias entre el Ministerio Público y la Policía, y que más bien ha sido una de las relaciones más armoniosas a nivel institucional, Roberto Cajina, consultor en temas militares, considera los contrario.
“Lo que yo siento es que hay debilidades entre el sistema de administración de justicia, la Policía y la Fiscalía”, dijo.
Sobre la participación del Ejército coincidió con el resto de funcionarios que ha disentido de la idea: “No tiene ninguna facultad jurisdiccional. Sólo pueden apoyar en términos de información, de inteligencia”, finalizó.