Nacional

Nicaragua es caso de estudio por corrupción


Luis Galeano

Nicaragua es vista a nivel mundial como un país “emblemático” en cuanto al tema de la corrupción por la forma en que se constituyó una red desde el poder que ejercía el ex presidente Arnoldo Alemán, los privilegios que tiene como reo, pero además de eso por ser un ex mandatario que está siendo juzgado por lavado de dinero en un país ajeno al suyo.
Así lo afirmó el procurador general Alberto Novoa, quien participó en el IV Encuentro de la Red Mundial contra la Corrupción que se celebró en Ciudad del Cabo, en África del Sur, del 21 al 23 de agosto pasado.
En el encuentro se abordaron temas relacionados con la prevención del establecimiento de redes de corrupción a nivel gubernamental, cómo evitar el lavado de dinero desde el Estado, sectorizar el flagelo y el apoyo que se deben prestar los países cuando han firmado tratados de asistencia legal.
Indicó que en la actividad en la que participaron representantes de países del continente europeo, Asia, África y América Latina, se encontró con grandes sorpresas porque la lucha contra la corrupción cada vez cobra mayores desafíos, “y por tanto las personas que cometen actos de corrupción se vuelven más finas en su trabajo, son más artífices y más científicos en su ingeniería de cometer actos ilícitos”.
¿Qué fue lo que más le sorprendió de la información que recibió en esta actividad?
Hay varias cosas, pero una de las que más me llamó la atención es que, por ejemplo, en las Islas Vírgenes Británicas y en Las Bahamas existen un millón 500 mil empresas de papel dedicadas únicamente “ingenierías financieras”, a como le llaman ellos al proceso de lavar el dinero sucio del mundo.
¿Quiénes constituyen esas empresas?
Existen personas de todo tipo, desde grandes empresarios y funcionarios públicos, hasta personas humildes que a veces prestan sus nombres para que se establezcan las empresas, y otras que ni siquiera se dan cuenta que sus nombres aparecen como dueños de empresas en las cuales circulan grandes cantidades de dinero.
¿Qué pasa con el dinero una vez que se lavó en esos paraísos fiscales?
Lo que nos informaron los expertos es que los lavadores no tienen sólo esos paraísos fiscales, sino que también tienen depósitos que están en Suiza, el Reino Unido, Francia y Estados Unidos.
¿Y no hay manera de detectar la procedencia del dinero?
Es muy difícil, porque en el proceso de lavado se pierde el rastro del origen del dinero, y cuando llega a los paraísos de depósitos llega limpio.
¿Y qué visión tienen sobre Nicaragua en esos foros?
Nos tienen como un país emblemático por la organización del crimen desde el poder, porque ellos consideran la corrupción como una arista más del crimen organizado, y en el caso de lavado de dinero de Arnoldo Alemán es emblemático por la forma en que fue sustraído ese dinero, por la pobreza del país y por la lucha que se ha dado interna y externamente para poder repatriar los intereses económicos de Nicaragua, y por la culpabilidad de las personas que han defraudado al país.
También les llama la atención el régimen carcelario que tiene el doctor Alemán, porque les parece que tiene un trato muy particular, y otra cosa que les causa interés es que se trata de un ex gobernante que está siendo juzgado en otro país por lavado de dinero.
Sin embargo, ha habido en otros países latinoamericanos sonados casos de corrupción, como el caso de Fujimori y Montesinos en Perú, los ex presidentes de Costa Rica que han sido procesados también, ¿cómo nos paramos nosotros frente a eso?
Lo que pasa es que el caso de Alemán en Nicaragua ha trascendido por lo pobres que somos, la lucha que ha hecho la sociedad en su conjunto, los medios de comunicación que en su mayoría han enfilado un esfuerzo para ayudar a desentrañar todo, en cambio en Costa Rica, como no hay una sentencia firme contra los ex presidentes procesados, como que se ha disipado, y en el caso de Fujimori, la repatriación del dinero ha sido grande, se calcula que se han logrado recuperar US$ 180 millones de los
US$ 230 millones que se llevó, pero en Nicaragua la dificultad que tenemos es que no contamos con los recursos suficientes para repatriar el dinero, y eso nos hace más difícil todo.
¿Qué otros temas de Nicaragua relacionados a la corrupción se tocaron?
Las quiebras de los bancos. Se abordó ese tema y la trascendencia que han tenido los medios de comunicación en asuntos como éste, sobre todo EL NUEVO DIARIO con investigaciones de relevancia.
Los medios de comunicación de Nicaragua son muy respetados a nivel internacional, porque en su mayoría han cerrado filas para no formar parte de las redes de corrupción que existen en otros países, en donde los poderosos compran las voluntades de quienes manejan la opinión pública, eso también destaca.
¿Y del sistema judicial qué piensan?
Ese es otro de los aspectos que les llama la atención, porque ven la falta de credibilidad que tiene la ciudadanía nicaragüense en su Poder Judicial, porque lo que ven es un actuar irregular de algunos funcionarios con resoluciones que dejan mucho que desear.
¿Cómo explicó usted ese fenómeno?
Pues les dije que se trata de fallas graves, pero que no queda más que seguir haciendo el esfuerzo por superar esas cosas.
¿Qué debilidades encuentran en la lucha contra la corrupción en Nicaragua?
Pues lo principal es que en todo este devenir todavía no se ha diseñado, no se ha creado, una política estratégica para combatir la corrupción, y la muestra es que todo este proceso (de Alemán) lo hemos hecho en el tiempo, contra el tiempo, sobre el camino.
¿Qué sería lo ideal, según ellos?
Lo ideal es medir la corrupción, sectorizarla y hacer un análisis para fortalecer los sectores anticorrupción, porque todo eso es una materia pendiente, porque todo lo que hemos hecho hasta ahora ha sido sobre la jugada, abriéndonos brecha dado que también la lucha contra la corrupción en Nicaragua es inédita, no existen antecedentes, y entonces estamos naciendo en ese sentido a la vez que vamos creciendo, a como diría Manuel Machado: ‘caminante no hay camino, se hace camino al andar’

Alemán tendría que pagar pena que imponga Panamá
El procurador Novoa ratificó su confianza en que las autoridades judiciales panameñas encuentren culpable del delito de lavado de dinero al ex presidente Alemán, su esposa, María Fernanda Flores, su suegro, José Antonio Flores, y su ex mano fuerte, Byron Jerez, porque a su criterio existen suficientes elementos que comprueban los cargos en su contra.
El embajador de Panamá, Miguel Lecaro, afirmó que no existe manera de que Alemán escape de la justicia de su país, ¿qué cree usted que pasará al final de este juicio?
Me parece que adelantarnos a decir qué va a ocurrir es difícil, pero me parece que hay suficientes elementos que determinan la culpabilidad de Alemán y los otros acusados.
Desde el año 2002 las autoridades panameñas le empezaron a poner cojo a las actividades de Alemán y Byron Jerez, y desde entonces han venido recopilando información y soy testigo que en el año 2004, cuando fui por primera vez a Panamá, vi la ponderación, la precaución necesaria para entablar un juicio, porque no podían arriesgarse a acusar a un ex presidente de una nación hermana sin las pruebas que sustenten los cargos, para no exponerse a perder, y es evidente que eso no va a pasar.
¿Qué puede pasar con una posible pena que le impongan a Alemán en Panamá? ¿De qué manera se podría aplicar en Nicaragua?
Nuestro Código Penal establece que si a vos te establecen una pena de presidio y prisión, primero cumplís la de presidio y después la de prisión, así son las reglas, es decir que si te ponen primero una pena en Nicaragua y luego otra en Panamá, primero cumplís la de Nicaragua y después la de Panamá.