Nacional

“De victimarios a víctimas”

*DIE: “Fiscal cree que lo ‘quemamos’ con la DEA cuando lo desvisaron” *“Ejército no tiene facultades para investigar a la Policía” *Corte Suprema de Justicia rechaza investigación militar

El comisionado mayor Francisco Díaz, jefe de la Dirección de Investigaciones Económicas (DIE), declaró que el fiscal general Julio Centeno Gómez cree que el director de la Policía Nacional, Edwin Cordero, colaboró con la justicia norteamericana para retirarle la visa estadounidense.
“El Fiscal General siempre la ha tenido contra Cordero. Acordate que el Fiscal General fue desvisado por los Estados Unidos. Él cree y sostiene que Cordero lo ‘quemó’ ante las autoridades norteamericanas por la relación de trabajo que tenemos con las agencias federales de ellos, fundamentalmente con la DEA”, declaró Díaz.
Centeno fue “desvisado” por el gobierno de Estados Unidos en 2005 el mismo día que revocó la visa a dos hijos del ex presidente Arnoldo Alemán.
El nicaragüense Julio César González Peña admitió el delito de contrabando aduanero por transportar ilegalmente dos millones 219 mil 400 dólares, pero reveló que esa no fue la cantidad ocupada, ya que originalmente fueron más de 4 millones de dólares. Las fuerzas del orden sostienen que dicho dinero es presuntamente producto del narcotráfico.
Las declaraciones de González Peña han provocado dudas sobre el actuar de la Policía, institución que no informó inmediatamente a Aduanas de que se trataba de contrabando.
El hecho ocurrió el pasado 25 de agosto, cuando el detenido conducía el furgón con 1,509 paquetes de detergentes de la empresa Unilever con destino a Panamá. Según la Procuraduría, la Policía Nacional ha sido reincidente en no informar inmediatamente a las autoridades de la Dirección General de Aduanas (DGA) sobre la incautación de dinero de contrabando, y es por ello que surgen dudas alrededor de su actuar.
“No sé de dónde agarran eso ellos. Se cumplieron todos los procedimientos establecidos. A la hora del conteo se hizo delante de la Fiscalía, la gente de los bancos”, dijo Díaz.
“Ésa es una estrategia de la defensa de los narcotraficantes y el crimen organizado, los que están relacionados con el lavado de dinero y drogas. Últimamente se les ha golpeado duro: quieren pasar de victimarios a víctimas, y tener amarrado sobre todo a la Policía, que no los golpee, porque se les ha ocupado mucha droga. En cualquier país del mundo ésa es la estrategia de los narcotraficantes”, agregó.
Según el jefe de la DIE, la ocupación y conteo del dinero se realizó según “las normas establecidas”. Rechazó el involucramiento de los militares en la investigación que la Fiscalía abrió el viernes pasado.
“El Ejército no tiene facultades, la ley es clara: las facultades de investigar las tiene la Policía”, destacó.
“El furgón salió y venía escoltado. Llegó después de las nueve de la noche a Auxilio Judicial. En la noche no te vas a poner a contar dinero y esas cosas”.
Díaz declaró que el vehículo fue trasladado a Managua porque en la capital existen “mejores condiciones desde el punto de vista técnico”. “Además, tenía que verlo también aquí directamente con gente de la Fiscalía, de la Aduana, y sobre todo, a esa hora no todo estaba claro. Estaba claro que había dinero, pero no se había hecho la inspección, no sabíamos si venía droga”, dijo.
No obstante, la directora en funciones de la DGA, Celia Montenegro, manifestó a EL NUEVO DIARIO que Díaz la llamó el día del quiebre en dos ocasiones, la primera vez le indicó que el dinero sería contado a la una de la mañana, y en la segunda llamada le planteó que mejor se haría al día siguiente.
Por su parte, el magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Rafael Solís, se unió ayer a la lista de personas que han respaldado la idea de que se realice una investigación a fondo en el caso de la incautación millonaria.
“Lo único que te puedo decir es que hay que investigar eso”, dijo.
Pese a que en las últimas semanas algunos jefes policiales han criticado al Poder Judicial por las “narcoliberaciones”, el magistrado Solís no tomó partido entre las diferencias que existen entre la Fiscalía y Policía en este caso.
“Yo no estoy ni a favor ni en contra de la Fiscalía o de la Policía, yo respaldo que se investigue, ya sea que lo haga la Fiscalía, que ha estado señalando, o cualquier otra instancia. Pero si es la Fiscalía la que va investigar, está bien”, agregó.
Sobre la idea del fiscal Julio Centeno de pedir apoyo a las fuerzas castrenses, Solís expresó: “No estoy claro de si el Ejército puede o no intervenir, si tiene o no facultades, pero a simple vista creo que no, porque no es un asunto militar”.