Nacional

Tornadito afecta barrios pobres


María Mercedes Urroz

Doña Marta Ortiz se encontraba cosiendo un vestido para la hija de una vecina, cuando de repente sintió una corriente de aire, y observó por la ventana cómo el viento azotaba las casas de sus vecinos e inundaba de hojas la suya.
“Estaban mis sobrinos con mi hermana y le dije: ‘Parece que el diablo se estacionó aquí’, porque nunca en mis años sentí el miedo que me dio, uno se prepara para los huracanes, pero eso sin aviso y ver cómo levantaba el zinc, fueron minutos horribles”, relató aún nerviosa la señora Ortiz.
Afortunadamente para ella, en su hogar el tornado que se sintió en el barrio Batahola Sur, de la Embajada de EU cuatro cuadras al sur, tres y media abajo, solamente levantó tres hojas de zinc del porche.
En cambio a don Gerardo Gadea, otro vecino, el viento le llevó varias hojas de zinc, por lo que tuvo que solicitar ayuda. Por otro lado, doña Amparo Carvajal, habitante del barrio San José, ubicado frente al Instituto de Medicina Legal, se llevó tremendo susto cuando un frondoso árbol de laurel de la india cayó en el porche de su casa.
Trabajadores de la Alcaldía del plantel Los Cocos, llegaron a terminar de cortar el árbol, que cuando cayó quebró el medidor de energía eléctrica.