Nacional

Floja acusación favorece a 6 capturados en el mar


Fermín López

PUERTO CABEZAS, RAAN
Los cuatro jamaiquinos y las dos mískitas de la comunidad de Kaukira que fueron capturados el miércoles por la Fuerza Naval, en Cabo Gracias a Dios, podrían quedar libres, porque el fiscal Boanerges Fornos Escoto no ha sustentado fehacientemente su acusación.
El juez de audiencia Ronald Fullerton dio cinco días de plazo al Ministerio Público para readecuar la acusación, o, de lo contrario, la acusación podría resultar improcedente.
Los acusados son Andrew Antonio Williams de 25 años; Hevor Evans, de 29; Max Samuel Campbell, de 32, y Tearon Discosta William de 34 años. Junto con los cuatro jamaiquinos fueron detenidas las hermanas Luz Celina Méndez Flores, de 34 años, y Delina Méndez Flores, de 35, ambas de la etnia mískita, quienes viven en la comunidad de Kaukira, unas veinte millas al norte de Cabo Gracias a Dios en territorio hondureño.
Los argumentos principales del abogado defensor, José Dolores Talavera, que fueron considerados por el juez de audiencia, indican que según La Gaceta número 183, del 27 de septiembre de 1996, el límite fronterizo con Honduras es el punto marcado en 14 grados 39 minutos y 56 segundos, mientras que en la acusación, el Ministerio Público plantea que la detención ocurrió en los 14 grados 55 minutos, lo que significa que los ahora detenidos se encontraban en aguas hondureñas.
La defensa considera que los juzgados de Puerto Cabezas no tienen competencia para conocer del caso por estar fuera de circunscripción, y el otro argumento fuerte es que la acusación fue hecha de forma general, y no existe detalle de las ocupaciones de forma individual, respecto de los 575 gramos de marihuana, 132 lempiras, 150 dólares jamaiquinos y 17 mil 980 dólares americanos.
El artículo 77 en su inciso cinco establece que en la acusación se debe describir de forma objetiva, clara y precisa de qué te acusan, para que el acusado pueda defenderse de las acusaciones.
Según la defensa de los acusados, el problema es que la evacuación del fiscal está basada en una amplia subjetividad, y así pasa en la mayoría de los casos. “El problema no son los jueces, en parte, sino los fiscales, a través del Ministerio Público, que no soportan debidamente su acusación” dijo.
EL NUEVO DIARIO conoció que existen gestiones a nivel de las cancillerías de Honduras y Nicaragua para esclarecer la detención de estas personas y el traslado de las mismas, ya que en el caso específico de las mujeres, regresaban de los ver a sus maridos que trabajan en un barco de pesca, y los jamaiquinos tienen varios años de radicar en la comunidad de Kaukira, donde ya se han establecido y se dedican al trabajo del mar.
La próxima audiencia para que el Ministerio Público presente más elementos que ameriten la admisión o no de la acusación está prevista para el 6 de septiembre a las diez de la mañana.