Nacional

Paraíso sin hospital y con muchos turistas

* En la isla chiquita sólo hay un médico * Cinco galenos para 10 mil habitantes

Tania Sirias

Corn Island es uno de los destinos turísticos con mayor potencial en el Caribe nicaragüense, pero carece de infraestructura para atender al turista nacional y extranjero, y entre otras cosas le hace falta un hospital, ya que sólo cuentan con un centro de salud que no cumple con las condiciones, ni siquiera para atender a los lugareños.
El director del centro de salud, Donald Torres, comentó que éste fue construido hace 15 años, y desde entonces no se le ha dado mantenimiento, a tal punto que el cielo raso está a punto de caerle encima a los pacientes. “Existen grandes limitantes, primero se necesita ampliar este recinto y elevarlo a la categoría de hospital, y contar con un quirófano, ya que la mayoría de los pacientes son trasladados a Bluefields, y el transporte hacia allá es caro”, señaló el galeno.
El centro cuenta con la lista básica que les proporciona el Ministerio de Salud principalmente para las enfermedades respiratorias y diarreicas que son las comunes en la isla. También se brinda medicamento a los pacientes crónicos en caso de diabetes y otros padecimientos, pero la población se queja de que ellos tienen que comprar el medicamento y el dinero no alcanza.
Cinco médicos atienden a diez mil pobladores
Este centro de salud atiende cien consultas al día, aparte de las emergencias nocturnas que en su mayoría se deben a enfermedades respiratorias y pacientes descompensados. Torres afirmó que el centro asistencial necesita de un quirófano y un gineco obstetra para atender las cesáreas y otras urgencias que tienen que ser trasladas a Bluefields, poniendo en peligro la vida de los pacientes durante el trasladado.
Actualmente tienen 13 camas, cuatro médicos de base, cuatro enfermeras profesionales, tres auxiliares y un dentista. Además, en Litle Corn Island cuentan con un galeno y una enfermera, quienes atienden a unos diez mil habitantes.
“A algunos de los médicos se les termina su contrato en octubre y esperamos que sean renovados por el Minsa, ya que al no hacerlo se movería al médico de la islita y nos quedaríamos con tres médicos”, dijo Torres.
El médico lamentó el incremento de las enfermedades de transmisión sexual, incluyendo casos de Sida, debido al aumento de turistas en la isla. “Esto es común en ciudades que son destinos turísticos, es por ello que estamos alertando a la población sobre el uso de métodos de protección”, dijo el doctor Torres.