Nacional

No hay tal manual y asunto sexo es mucho más grave en colegios

* Hablar de sexo en clases es tabú y nunca han aplicado manual alguno del que habla el ministro * Valiosas opiniones de profesores desbordan la superficialidad del Ministerio de Educación sobre el tema

Tania Sirias

Las relaciones sexuales precoces no son el único problema que enfrentan los estudiantes de educación básica, pues además de no contar con un Manual de Educación de Sexual, las recientemente instaladas consejerías escolares han descubierto que los alumnos sufren de abusos físicos, sexuales y depresiones.
Incluso han concluido en que estos problemas los han llevado a pensar en el suicidio como medio de resolverlos. Josefa López, subdirectora del Instituto “Miguel de Cervantes”, dijo que dentro del proceso de transformación curricular, el MECD orientó a cada maestro, sin importar cuál sea la materia, que se incluyera el tema de educación para la vida en un capítulo. En él se abordan la sexualidad, los valores, el patriotismo, la honradez y otros temas que a los jóvenes les interesan.
En el caso de las charlas sobre sexualidad, se apoyan en organizaciones religiosas y sociales, como la Red de Mujeres contra la Violencia, y otros organismos interesados en la prevención de embarazos en adolescentes.
Se detectó abusos e intentos suicidas
La subdirectora López comentó que este centro cuenta, además, con cuatro consejeras escolares que brindan atención sicológica a los alumnos. A través de estas consultas se constató que un número importante de alumnas eran acosadas sexualmente por padrastros, padres, tíos, primos u otros parientes.
“Hay algunos casos donde como institución podemos ayudar, y otros extremos donde nos toca denunciar abusos, ya sean físicos o sexuales. Siempre le planteamos al niño o niña si está dispuesto a salir de este problema y si nos quiere acompañar a la Policía a poner la denuncia. Antes de esto le solicitamos que converse con sus padres, ya que esto es un tema de violencia intrafamiliar”, indicó López.
Yadira Centeno, jefa de área del “Miguel de Cervantes”, expresó que a través de las consejerías, se demuestra que muchos jóvenes sufren violencia doméstica y sexual, y que muchos de ellos han pensado en el suicidio como una solución errónea a sus problemas.
Hablar de sexo es un tabú
Centeno expresó que hablar de sexualidad siempre ha sido un tabú. “Desde en tiempos del ministro Humberto Belli, impartían charlas donde se prohibía a los estudiantes el uso de preservativo, pero los muchachos rechazaron esas charlas. Cualquier manual de educación sexual que se quiera implementar en los colegios es censurado, como pasó con el manual del ministro Silvio De Franco, que fue retirado antes de llegar a los colegios”, recordó.
Marina Martínez, Subdirectora del Instituto “Miguel Ramírez Goyena”, opinó que debido al deterioro de los valores en la sociedad, el tema de la educación no sólo compete a los maestros sino a los padres de familia.
No es fácil hablar de sexo con los alumnos, y pese a que ellos buscan respuestas en la Internet, casi siempre lo que reciben es desinformación. En una ocasión tuvimos que retirar a un organismo que vino a brindar una charla sobre sexualidad, pero terminaron hablando de los derechos de los homosexuales y las lesbianas. Nosotros respetamos las opciones sexuales de cada uno, pero los muchachos apenas se están formando”, dijo Martínez.
La subdirectora del “Miguel de Cervantes” expresó que si no se abordara el tema de sexualidad, los índices de deserción escolar producto de los embarazos no planificados fueran mayores. “En caso de que una estudiante quede embarazada, le pedimos que termine sus estudios, si ella lo prefiere en el mismo turno o se hace un traslado para la noche”, dijo López.
“En el colegio les enseñamos que ellos deben ir quemando cada etapa de su vida, que para todo hay tiempo, pero lo primero es su preparación para enfrentarse a la vida y luego podrán formar su familia”, comentó Martínez.
Las pedagogas coincidieron que no se puede negar que los jóvenes tengan prácticas sexuales, o sufran algún tipo de abuso, es por ello que los maestros tienen la obligación de abordar estos temas.