Nacional

Red insiste en revisión de clientes subsidiados

* “Son montos ridículos estos subsidios, y la gente lo puede comprobar revisando su factura”, denuncian

Oliver Gómez

Los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC) pidieron ayer al ministro de Hacienda, Mario Flores, y a los diputados liberales que revisen el verdadero impacto del subsidio que entrega el Estado en las facturas de Unión Fenosa.
Ruth Herrera, Coordinadora de la Red, presentó y puso a disposición de Flores y de los diputados liberales un estudio acerca del impacto de este subsidio que supuestamente beneficia a los clientes de Fenosa que consumen hasta 150 kilowatts (Kwh) cada mes.
Refirió que Fenosa determina que son 450 mil clientes subsidiados, pero resulta interesante este dato al dividir a estos consumidores en bloques. “Por ejemplo, existen unos 50 mil que consumen menos de 20 kilowatts, y sólo reciben cinco centavos de córdobas por cada día de consumo”, señaló.
Afirmó que eso representa un subsidio mensual en la factura de un córdoba con 50 centavos. De igual manera, explicó que los clientes que consumen entre 20 y 60 Kwh reciben un subsidio de nueve córdobas al mes.
“Son montos ridículos estos subsidios, y la gente lo puede comprobar revisando su factura. Esta gente apenas consume el 10 por ciento de toda la energía que ellos entregan, ya que los restantes son los grandes consumidores que se llevan el 90 por ciento de la electricidad”, señaló.
“Es decir, el negocio de Fenosa no son las zonas habitadas y menos los sectores pobres, sino los grandes consumidores, el sector industrial y comercial”, señaló.
Además, pidió al ministro de Hacienda, Mario Flores, y al diputado Wilfredo Navarro que en lugar de estar cabildeando para entregar los nueve millones que revisen el verdadero impacto del famoso subsi-
dio, porque ese dinero se pretende entregar por adelantado.
Siguen apagones
Herrera también alertó que la crisis energética no se ha superado, pues los apagones han incrementado desde el pasado lunes, cuando Fenosa anunció racionamientos del servicio de electricidad en cuatro bloques de cuatro horas diarias, lo que se está aplicando en todo el país.
David Castillo, Presidente del Consejo de Dirección del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), confirmó que la falta de energía está aumentando, y ayer por la mañana se fijó en 25 megavatios, sin embargo, en las horas de mayor consumo eso subió hasta los 30 megas.
Precisó que estos apagones están dejando fuertes pérdidas al sector industrial, y por eso sus representantes solicitaron un encuentro de urgencia que se celebró ayer en las instalaciones del INE.
Castillo se reunió con el presidente de la Cámara de Industria de Nicaragua (Cadín), Carlos Castro Moncada, “quien expresó sus inquietudes de que el sector productivo tiene grandes pérdidas cuando hay problemas de suministro eléctrico”.
Castro dijo haber solicitado esta reunión “porque nos preocupa la falta de energía y buscamos cómo disminuir el faltante”. Agregó que el INE ha hecho lo que la ley le ampara en sus actuaciones, pero ya es hora de buscar una solución sin acusar a nadie.
“Y quiero ser muy enfático, aquí no se trata de ver quién es el bueno y quién el malo. Aquí se trata de Nicaragua, todos estamos sufriendo esto. Aquí no debemos de señalar a ningún culpable y si hay que señalar a un culpable, somos todos los nicaragüenses que no hicimos nuestra tarea cuando debimos haberla hecho”, dijo Castro.
Este empresario se declaró “muy preocupado por la falta de energía eléctrica”, pero no presentó cifras de las pérdidas económicas o las afectaciones que han tenido los industriales con los apagones. “No le podría contestar esa pregunta”, dijo Castro, al ser consultado al respecto.