Nacional

“Puro teatro y montaje de la Policía”

• Dice que sobreviviente Valderrama mintió y exageró para impresionar al jurado • Continúa asegurando que se está ocultado a los verdaderos autores materiales e intelectuales de la masacre de Bluefields

Heberto Jarquín

Bluefields/ RAAS
“Ana Estela Valderrama hizo gestos teatrales al mejor estilo de Jackie Chang para convencer al jurado de conciencia”, lamentó Miurel Bendaña Bodán, compañera de vida del ex agente antidroga Delvin Jirón Gutiérrez, quien fue condenado el martes en Bluefields por un jurado de conciencia por el asesinato de cuatro policías e intento de homicidio en perjuicio de otra uniformada.
Bendaña dijo que Valderrama fue preparada por sus jefes de la Policía para que hundiera a su consorte. “Desde que la estaban juramentando, bajó la cabeza porque sabía que iba a mentir.
Según la adolorida mujer, la oficial Valderrama, única sobreviviente y testigo de la masacre de los oficiales Juan José Fúnez, Ruth González, Johnny Dometz y Róger Villachica, exageró en su testimonio. “Dijo que estando herida logró golpear a los sicarios y escapar de ellos”.
¿Manipulación?
Miurel Bendaña fustigó al defensor público Juan de Dios Guevara, aduciendo que él no se esforzó en la defensa de Delvin, pues bien pudo pedir como testigo a la señora Ángela Marín, ya que ella denunció públicamente que la Policía le había ofrecido 20 mil dólares para que declarara que mi marido (Jirón) le alquiló su casa para albergar a los sicarios.
Bendaña se refirió al caso de Nelson Torres, quien fue presentado como principal testigo de la acusación en el juicio de los Reñazco, y terminó negando cualquier vínculo entre ellos, los sicarios y Jirón.
“Algunos jefes de la Policía están interesados en hundir a Delvin para enterrar el caso del asesinato de los oficiales y tapar la realidad”, insistió Bendaña.
Finalmente, la compañera de Jirón dijo que iban a recurrir a organismos de derechos humanos para denunciar la injusticia que según ella cometieron en contra de su consorte.
Al respecto, el jefe de la Secretaría Ejecutiva de la Policía de la RAAS, capitán Rolando Coulson, instó a la señora Bendaña a demostrar sus planteamientos. “Para nosotros serán bienvenidas todas la revelaciones que nos sirvan para esclarecer de forma definitiva la masacre de nuestros compañeros y para castigar a los culpables”, afirmó.