Nacional

Desastre carcelario favorece a forajidos

* 537 individuos sobre los que penden órdenes de captura, deambulan por calles y comarcas del Atlántico Sur, por falta de instalaciones carcelarias donde encerrarlos * Muchos reclusos padecen distintas enfermedades, pero ningún judicial se preocupa por ellos

Heberto Jarquín

Bluefields / RAAS
La impunidad campea por los cuatro puntos cardinales de la Región Autónoma Atlántico Sur, por el déficit de instalaciones carcelarias para recluir a las personas que enfrentan órdenes de captura.
El jefe de la Policía en la Región Autónoma Atlántico Sur, comisionado mayor Gregorio Aburto Ortiz, informó que desde 1998 hasta la fecha se contabilizan 537 órdenes de detención para igual número de personas, que no se han ejecutado porque las celdas preventivas ya no soportan más hacinamiento.
“Lo peor de todo es que entre los delincuentes que deberían estar tras las rejas se encuentran asesinos, homicidas, violadores, asaltantes y autores de lesiones”, deploró Aburto.
Fuentes policiales indican que en las celdas preventivas de la Policía de Bluefields existe espacio para 40 reclusos, sin embargo, se aglomeran en ellas unos 130 reos.
Insólito
El comisionado Aburto explicó que en las celdas preventivas dan cabida a 93 presos que tienen condenas, pero no pueden enviarlos al Sistema Penitenciario de Bluefields porque también hay allí problemas de hacinamiento.
“Nos encontramos ante un problema serio, porque los condenados en los juzgados deberían estar en un sistema penitenciario y no en las celdas de la Policía”, indicó Aburto.
Precariedad
Mientras tanto, el jefe del Sistema Penitenciario de Bluefields, alcaide Carlos Manuel Muñoz Basilio, expresó que uno de los mayores problemas que enfrentan los 100 reclusos y reclusas que tiene bajo su custodia, son las enfermedades.
“Tenemos 12 internos con problemas de hipertensión, enfermedades coronarias y valetudinarios que son atendidos por un médico, también contamos con el apoyo del forense y tenemos un botiquín”, informó Muñoz.
“Sin embargo, necesitamos mejorar las condiciones para los reos que se someten a cirugías menores, porque en las celdas no pueden reestablecerse”, añadió Muñoz.