Nacional

Delvin Jirón culpable

*** Por colaboración necesaria en el asesinato de cuatro oficiales y homicidio frustrado en perjuicio de otra uniformada *** Testimonio clave de única sobreviviente hundió a ex policía *** “Le miré hasta los grados que portaba en el uniforme”, declara Valderrama

Bluefields / Managua
Un jurado de conciencia declaró culpable ayer al ex agente antidroga Delvin Jirón Gutiérrez, acusado de colaborador necesario en la masacre de cuatro policías ocurrida en mayo de 2004 en la Jefatura de la Policía de Bluefields.
Jirón fue procesado por el asesinato atroz de los oficiales Juan José Fúnez, Ruth González, Johnny Dometz y Róger Villachica, quienes fueron masacrados a puñaladas. También fue enjuiciado por homicidio frustrado en perjuicio de la oficial Ana Estela Valderrama, única sobreviviente y testigo de la matanza de los uniformados.
Según la acusación de la Fiscalía, Delvin Jirón fue el enlace de cinco sicarios dirigidos por el colombiano Robert Wilson, conocido como “Calidad”, y Juan José Padilla Oporta, Marcos Reñazco Oporta, José Ángel Padilla Oporta y Miguel Ángel Reñazco Padilla, quienes presuntamente sirvieron de apoyo a los asesinos de los uniformados.
El veredicto del jurado de conciencia tomó por sorpresa a moros y cristianos, porque se esperaba que saliera airoso, tal como ocurrió con los Reñazco y Padilla.
Tras conocer el veredicto de culpable, el fiscal Javier Morazán Chavarría solicitó a la juez de Distrito Penal de Bluefields, Hellen Lewin, la pena de 30 años por el asesinato de los cuatro oficiales, y siete por el homicidio frustrado en perjuicio de Ana Estela Valderrama, la uniformada que sobrevivió a la masacre y cuyo testimonio fue clave en este juicio.
Testimonio desgarrador
Al momento de comparecer como testigo de la Fiscalía, Ana Estela Valderrama dijo con firmeza que había reconocido a Delvin Jirón cuando participó en la masacre. “Le miré hasta los grados que portaba en el uniforme”, sentenció.
Valderrama reiteró que Jirón la amenazó para que no dijera lo ocurrido el día de la matanza, en una ocasión que se encontraron en el Laboratorio Central de Criminalística.
En tanto, Jirón, abatido, insistió en su inocencia, y dijo no entender por qué lo declararon culpable; aunque no hizo lo que muchos esperaban: que abriera una caja de Pandora involucrando a otros agentes.
La juez Lewin anunció que probablemente el viernes dará a conocer la condena que le aplicará a Jirón.
Policía satisfecha con “reservas”
El comisionado general Horacio Rocha, Subdirector de la Policía Nacional, aplaudió la decisión del jurado de conciencia. “Después de todo lo que ha pasado tenemos nuestras reservas, pero ya que eso sucedió nos satisface por el esfuerzo del caso, lo que implicó, y el impacto, tanto en la Policía como afuera”, dijo.
“Estamos satisfechos, ya estaban apostando a que quedaría libre y fue parte de la estrategia de la defensa, pero se demostró lo contrario, y se está mandando un mensaje a la sociedad caribeña, y, en general, de no a la impunidad”, dijo.
Por su parte, el comisionado mayor Clarence Silva, jefe de la División Antidroga de la Policía Nacional, compartió la posición de Rocha.
“Creo que se aportaron suficientes evidencias, se refleja que había pruebas del trabajo realizado, y que había indicios y evidencias para que el jurado se formara un criterio claro de la situación”, manifestó.
Sin embargo, el oficial recordó que hay otros sospechosos de la masacre que actualmente gozan de libertad: “Estamos satisfechos, pero no totalmente, porque hay otras personas involucradas que deberían estar pagando por este crimen atroz. Me refiero a los autores intelectuales y a otros”.
Silva recordó que en el caso de jurados de conciencia hay elementos que escapan de las investigaciones policiales. “Acordate que el jurado de conciencia está compuesto por civiles, ciudadanos locales, que no tienen un dominio de la valoración de la prueba, del derecho…”
Fiscalía: investigaciones no han concluido
El fiscal general, Julio Centeno Gómez, tomó con beneplácito el resultado del juicio efectuado en contra del ex oficial de Policía Delvin Jirón, a quien un jurado de conciencia declaró culpable por el delito de cooperador necesario en el asesinato atroz de cuatro policías de Bluefields.
“Completamente satisfecho porque logramos demostrar no sólo el interés que el Ministerio Público le pone a la causa, sino la eficiencia de nuestros fiscales especiales en uno de los crímenes más grandes y difíciles que se han llevado en este país”, dijo.
Centeno informó que el Ministerio Público solicitará de 20 a 30 años de cárcel contra Jirón.
El fiscal lamentó una vez más que el resto de los implicados en el crimen haya sido puesto en libertad por un juez de derecho, razón por la cual alabó el actuar del jurado de conciencia en este caso.
“Ojalá que en las otras causas los jurados pongan el mismo interés y decisión de terminar con los crímenes en este país, que pusieron esta vez los ciudadanos de Bluefields”, agregó.
No obstante, indicó que las investigaciones no han concluido, y recordó que Jirón era miembro de la Policía Nacional y que está vinculado al tráfico de estupefacientes. “Nosotros seguimos investigando porque vamos a ver qué otras cosas más hay allá”, señaló.