Nacional

Fenosa se siente amenazada

*** Señala la sede en León como blanco de “pequeños sectores que quieren llevar al sector eléctrico a una mayor crisis” *** Organizaciones de Defensa del Consumidor piden concreción en las acusaciones, al tiempo que señalan avalancha de quejas por cobros más altos, a pesar de apagones

Oliver Gómez

Los ejecutivos de Unión Fenosa denunciaron ayer la planificación de acciones violentas en contra del personal y las instalaciones de esta empresa en León, donde los altos mandos de la Policía Nacional tienen conocimiento del caso, pues “pequeños sectores” buscan impedir que los clientes ingresen a las oficinas comerciales. Las organizaciones de consumidores respondieron invitando a la empresa a revelar detalles de este caso.
La alerta fue divulgada ayer por Fenosa en un comunicado, donde aseguran que “es preocupante que algunos pequeños sectores estén tratando de llevar al sector eléctrico a una mayor crisis”.
La compañía española asegura que se trata de una campaña que ha dejado como consecuencia esta amenaza que está confirmada, pues “las autoridades policiales de la ciudad de León han recibido información que indica la planificación de acciones violentas e injustificadas contra nuestro personal e instalaciones físicas”, señalan.
Según Fenosa, este plan incluye “impedir que nuestros clientes puedan ingresar a nuestras Oficinas Comerciales”.
León no responde
EL NUEVO DIARIO intentó comunicarse con Basilio Zapata, Gerente de Occidente de Fenosa, para conocer los detalles del caso, pero no contestó su teléfono celular. Sin embargo, el oficial de turno de la Policía de León dijo desconocer esta situación, y descartó que haya sido atendida alguna denuncia al respecto.
Pero Fenosa insiste en su comunicado: “La ciudadanía y nuestros clientes deben estar claros que ninguna de estas acciones de violencia apuntan positivamente a los esfuerzos por revertir la crisis de generación, más bien tienen como objetivo agudizar la crisis con propósitos desconocidos por esta empresa”.
También reiteran su compromiso de “servir y cumplir nuestras responsabilidades con nuestros clientes”, los que ya alcanzaron la cantidad de 600 mil, a quienes se busca garantizar el servicio de energía eléctrica con ‘grandes esfuerzos’, los que van desde la compra de energía en el limitado mercado centroamericano, hasta garantizar pagos a generadoras locales para generar electricidad con plantas de diesel.
La sede de Fenosa en Madrid emitió una nota este fin de semana negando que los cortes en el suministro eléctrico en nuestro país se deban a la falta de inversión, y reitera que la causa de los apagones “es por la carencia de generación de electricidad”.
Los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC) ayer invitaron a los directivos de Fenosa para que revelen el nombre del grupo que pretende cometer violencia en contra de su personal e instalaciones, e incluso extendieron esta invitación a los altos mandos de la Policía en León.
Avalancha de quejas
Gonzalo Salgado, directivo de la Red, subrayó que ellos desconocen este plan, “pero sería interesante conocerlo para tomar medidas en caso de que la situación afecte el servicio de energía eléctrica en Occidente”.
Desestimó que la RNDC haya planeado alguna acción en esta zona del país, pero no descartó que los mismos clientes de Fenosa quieran emprender acciones vandálicas, pues han llegado muy enardecidos hasta la sede central de la Red, “pidiendo acompañamiento en sus reclamos”.
Salgado reveló que este organismo está recibiendo una avalancha de quejas, especialmente de Occidente, Matagalpa y Jinotega; pues los clientes están recibiendo sus facturas por el consumo de electricidad en los últimos 30 días, “y el monto les llega por encima del mes anterior”.
Recordó que Fenosa dejó de entregar un 30 por ciento de la energía mensual debido a los últimos apagones, “y estas tres zonas fueron las más golpeadas del país. Ese debe ser el enojo de estas personas, que consumieron 30 por ciento menos de energía y la factura les llega con un monto por encima del mes anterior”, indicó.
“Pero no me asusta que Unión Fenosa esté trabajando de cerca con la Policía Nacional, porque estos empresarios mandaron a militarizar todas sus oficinas durante la crisis de los apagones para evitar acciones de protesta, y eso lo sabe David Castillo”, agregó Salgado.
Los miembros de la Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de Nicaragua (Unacun), también descartaron que ellos estén preparando alguna acción en León. Gustavo Ortega, directivo de este grupo, dijo que desconocen a quiénes se refiere Fenosa con ese comunicado.
Ortega también invitó a los funcionarios de Fenosa y la Policía Nacional para que revelen más información de este supuesto plan, porque esas acciones podrían afectar a los consumidores leoneses.
Sin embargo, agregó que los miembros de la Asociación de Consumidores de León (Adeconle), organización que integra Unacun, “están recibiendo una avalancha de reclamos por las últimas facturas, porque Fenosa les está cobrando más que el mes anterior”.
Dijo que los miembros de Unacun, lejos de planes violentos, están concentrados en organizar un plantón este próximo 6 de septiembre en las afueras de la Asamblea Nacional, para que no se apruebe la iniciativa entregarle los nueve millones de dólares a Fenosa. “Ese día les vamos a llevar esa avalancha de reclamos que hay ahora”, prometió.