Nacional

Racionamiento de gas se recrudece


Los ejecutivos de Tropigás de Nicaragua han dejado en el ridículo a las autoridades del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), pues en la última semana le han prometido tres veces solucionar el abastecimiento de gas licuado y en ninguna han cumplido, aunque existe una amonestación firme del ente regulador. El producto ahora se vende racionado y los más afectados son los consumidores.
Donald Espinoza, Director de Hidrocarburos del INE, prometió que el abastecimiento de Tropigás sería mejorado desde ayer, pues él mismo verificó la entrada de varias cisternas a las instalaciones de la empresa, pero, por el contrario, la situación ayer empeoró, según verificaron los técnicos del ente regulador.
Estos técnicos ayer visitaron las instalaciones de la empresa, cerca de la Refinería, pero ni siquiera les permitieron la entrada, y sólo pudieron conversar con los dueños de varios camiones cargados de cilindros vacíos, quienes se mantienen en las afueras resistiendo el desabastecimiento.
“Son camiones que llegan desde los departamentos, y están parqueados allí porque les sale más barato dormir en Managua que estar viajando diariamente para ver si logran comprar la demanda necesaria en sus poblados”, dijo uno de ellos.
Los especialistas del INE revelaron que Tropigás ha mostrado una posición rebelde en cuanto a la vigilancia de este producto, que es regulado por las leyes del Estado, y hasta se han negado a enviar un informe del problema al ente regulador, un documento que le fue solicitado desde el miércoles pasado, cuando le fue notificada la amonestación.
Espinoza ayer evitó brindar declaraciones a EL NUEVO DIARIO, igual que el titular de INE, David Castillo, quienes conocen el problema que está generando el desabastecimiento de Tropigás, pero se niegan a imponer una multa, pues aseguran que es una situación “de fuerza mayor”, aunque no tengan un informe del caso.