Nacional

Falla atentado contra procurador ambiental

* Bache de la carretera Acoyapa-San Carlos salvó al funcionario encargado de Río San Juan * Procurador General afirma que se han producido otros atentados, y que están ligados a las disputas con los madereros

María Haydée Brenes

Un movimiento brusco producto de un bache de los miles que hay en el camino de San Carlos a Acoyapa, evitó la muerte del procurador del Medio Ambiente de Río San Juan, licenciado Julio Gómez García, a quien le dirigieron un disparo al rostro que pasó --gracias al movimiento del bus-- a escasas pulgadas de su humanidad.
Así lo denunció ayer el procurador general de Medio Ambiente, doctor Lisandro D’León, quien manifestó que es preocupante que de las amenazas y agresiones se haya pasado a un homicidio frustrado.
De acuerdo con la denuncia presentada ante la Policía Nacional de San Miguelito, el procurador abordó el autobús de nombre “Santa Mónica”, que hace la ruta San Carlos- Acoyapa-Managua, y una hora después tres sujetos armados y ebrios, incluida una mujer, abordaron el automotor, y un hombre de nombre Francisco Jarquín, alias “El Brujo”, originario de Acoyapa, sin mediar palabra desenfundó un revólver, apuntó al rostro del procurador y haló el gatillo.
Un bache evitó que la bala acabara con la vida de Julio Gómez García, dijo el procurador general de Medio Ambiente, Lisandro D’León. El procurador Gómez se armó de valor y reclamó al sujeto su acción, entonces otro de los acompañantes de “El Brujo” sacó un arma, apuntó al pecho al procurador y le dijo que se quedara en silencio, ya que si no lo hacía no volvería a hablar jamás.
“El procurador Gómez García se quedó en silencio mientras el conductor del bus, sus ayudantes y demás pasajeros se mostraron apáticos ante la situación, lo que yo atribuyo a miedo. La bala se incrustó en uno de los extremos del bus, y el viernes la Policía Nacional realizó la inspección in situ, para pasar posteriormente a la Fiscalía la denuncia, y que se proceda a un juicio en contra de este señor”, declaró el doctor D’León.
Muchas amenazas
También el doctor D’León dijo que presumen que la acción haya sido motivada por la labor en contra de los madereros de la zona, y que ésta es la primera denuncia documentada que tienen, pero que los procuradores de Bluefields y El Rama han sido amenazados y casi agredidos en diversas ocasiones.
“Nosotros no tenemos miedo porque estamos cumpliendo con nuestro trabajo amparados en la ley, si las personas no están de acuerdo con eso pueden ir a los juzgados y defenderse como manda la ley, pero, sinceramente, el que atenten contra la vida de estas personas es un delito, si creen tener la razón que lo prueben apegados a derecho, no enviando a gente a apuntar con pistolas a los procuradores”, enfatizó D’León.
Subasta acomodada
En referencia a la subasta de madera de El Rama, el procurador D’León expresó que han solicitado apoyo a la Contraloría General de la República para que vigile la misma, y a la vez han sugerido a la Comisión Interinstitucional que se haga apegada no sólo al reglamento de la Ley 462, sino también al Código Procesal Civil, que es más exigente, pues en la subasta de madera en Bluefields el pasado 31 de julio, tres de los cuatro postores pertenecían a una misma empresa.
“Estamos claros de que los postores son personas ligadas a la mafia maderera y están trabajando coordinados para acomodar la subasta a su beneficio, dejando sin participar en la competencia a otros que no sean ellos. Esa es una debilidad de la ley, como lo es también que participen como postores personas como la señora Libby Roig, a quien se le han hecho decomisos y se le han impuesto multas, sin embargo, en este caso, como la madera no se le decomisó a ella no la inhibe de pujar. Lo hemos dicho: hay que tratar de erradicar estas debilidades por medio de una reforma”, expresó el procurador D’León.
Tres atentados en dos años
El procurador De León expresó que el atentado contra la vida del procurador del Medio Ambiente de Río San Juan es el tercero que se da en los últimos dos años, pues el primero se dio contra la procuradora de Siuna, cuando pasaron rafagueando la casa donde se hospedaba, y contra él mismo en las cercanías de la Clínica Santa María, cuando sujetos desconocidos a bordo de un vehículo le dispararon.
“Curiosamente, las veces que hemos sufrido atentados hemos estado inmersos en investigaciones contra madereros”, concluyó D’León.