Nacional

Diario tico dice que nicas planificaban matar a Arias


Corresponsal Costa Rica
Un diario local publicó en su nota principal que existía un complot para asesinar al presidente Oscar Arias y otros funcionarios, y que en esas acciones estaban involucrados dos nicaragüenses de apellidos Obregón Cerda y Martínez Uriarte, que fueron capturados la semana pasada con varias cajas de municiones para fusil AK-47 y droga.
Según la información, los nicaragüenses eran “burros de las FARC”, pero que además del plan de asesinatos, la acción tenía como fin liberar a un colombiano detenido el pasado 10 de agosto en El Cocal de Puntarenas, el cual fue guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC) y se mantenía oculto en Costa Rica.
Sin embargo, la presidencia de Costa Rica, a través de un comunicado de prensa desestimó la información publicada por el Diario Extra.
“Con base en consultas al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Dirección de Inteligencia y Seguridad, la Presidencia de la República desmiente que exista una relación entre los dos nicaragüenses detenidos y un supuesto complot contra el presidente Arias y otros funcionarios”, reza la nota.
Se agrega que “el Ministerio de Seguridad desestimó categóricamente el supuesto complot contra el mandatario y otros funcionarios, denunciado en un diario de circulación nacional, toda vez que se comprobó que no se encontró ninguna evidencia en ese sentido”.
La información y la vinculación que hizo “Extra” se basa en que luego que los nicaragüenses fueron capturados en la cercanía del parque La Sabana, cuando transportaba varias cajas de tiros (seis mil tiros) y droga (50 gramos), las autoridades realizaron un allanamiento en la casa de los detenidos (San Antonio del Tejar en Alajuela), donde encontraron seis cartuchos de dinamita y 50,000 proyectiles de fusil AK-47.
Las autoridades, al parecer, también hallaron una lista y fotografías que indicaban el supuesto complot para matar al mandatario Arias, al ministro de Seguridad Pública, Fernando Berrocal, y al director de Inteligencia, Roberto Solórzano.
Pero de igual forma el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Jorge Rojas, desmintió el supuesto atentado contra el presidente y los funcionarios.
“Y es que una lista en la vivienda allanada en la provincia alajuelense la noche de viernes, con los nombres antes mencionados, alertó a las autoridades de seguridad nacional sobre las intenciones del grupo para el que al parecer trabajan los pinoleros.
“La lista estaba escrita en una hoja de cuaderno de resortes, en la que además se incluía las direcciones de las viviendas de dichos personajes. Asimismo, se encontraban recortes de periódicos de sus fotografías, así lo confirmaron a este periódico fuentes policiales cercanas a las pesquisas”, indica en su nota el rotativo.
Dice finalmente el artículo de Extra, que “además de querer acabar con la vida del mandatario y los jerarcas policiales, el objetivo principal era la liberación del colombiano detenido el pasado 10 de agosto en El Cocal de Puntarenas, donde se hizo pasar como pescador artesanal por más de seis años, cuando en realidad era un guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC). Se trata de Héctor Orlando Martínez Quinto, de 38 años, casado con una costarricense y sospechoso de asesinar a más de 130 personas en su tierra natal
leonelmen@gmail.com