Nacional

Bush admite que "Katrina" develó gran pobreza en EU


Washington / EFE -El presidente estadounidense, George W. Bush, respondió a los críticos que sostienen que la Casa Blanca actuó a ritmo de tortuga durante la tragedia del "Katrina", al reconocer que su gobierno no estaba preparado para el huracán.
Casi un año después de que el "Katrina" provocase una grave crisis humanitaria y política, Bush señaló que el huracán agarró al gobierno desprevenido.
"Desafortunadamente, el ‘Katrina’ reveló que los gobiernos federal, estatal y local no estaban preparados para responder a un desastre tan extraordinario", indicó el inquilino de la Casa Blanca durante su mensaje radiofónico semanal.
Añadió que las inundaciones pusieron al descubierto una "profunda pobreza que ha dejado a gente al margen de las oportunidades" que ofrece EU, y se comprometió a seguir apoyando la reconstrucción de las zonas afectadas.
Ese mensaje autocrítico se sitúa en línea con el tono elegido por la oposición demócrata en vísperas del aniversario del "Katrina", que tendrá lugar el 29 de agosto.
Barrios siguen como si el huracán fue ayer
"Innumerables barrios están como si el huracán hubiese sido ayer, y son un duro recordatorio de lo poco preparada que estaba nuestra nación", señaló la senadora por Luisiana Mary Landrieu, en la respuesta demócrata al discurso radiofónico de Bush.
Añadió que, en gran medida, EU sigue sin estar preparado para grandes desastres, ya sean huracanes, terremotos o atentados terroristas.
Lenta reconstrucción
Criticó también el lento proceso de reconstrucción, que, dijo, "no ha hecho más que empezar en muchas comunidades".
Los demócratas, que esperan hacerse con el control de al menos una cámara del Congreso --ahora en manos republicanas-- en las elecciones legislativas de noviembre, han lanzado una agresiva campaña para recordar a los votantes la actuación de la Casa Blanca ante los problemas causados por "Katrina".
En ese sentido, la senadora demócrata indicó que ha llegado la hora de exigir responsabilidades al gobierno.
Sensible a un tema que ha hecho mella en su popularidad, como demuestra el 67 por ciento de personas que no aprueban la gestión de Bush en lo que se refiere al "Katrina, según un sondeo publicado este mes por el instituto Ipsos, el inquilino de la Casa Blanca se apresuró hoy a hacer frente a las críticas.
"Un año después de la tormenta, la Costa del Golfo continúa en el largo camino de la recuperación", dijo Bush, quien aseguró que se pueden ver "muchas señales alentadoras de recuperación y renovación" en Misisipi y Luisiana, así como "muchos recordatorios de que queda un duro trabajo por delante".
Recordó que el Gobierno Federal juega "un papel vital" en la reconstrucción, pero insistió en que es responsabilidad de los gobiernos estatales y locales el asumir el liderazgo de ese proceso.
Tira la pelota
"El Gobierno Federal seguirá haciendo su parte, pero una Costa del Golfo renacida debe reflejar las necesidades, la visión y las aspiraciones de la gente de Misisipi y Luisiana", sentenció Bush.
Añadió que los responsables estatales y locales "tienen la responsabilidad de establecer prioridades y adoptar difíciles decisiones, de forma que la gente pueda planear su futuro con confianza".
Otros altos funcionarios del Gobierno también echaron esta semana una mano al "jefe", en un esfuerzo por demostrar que ha habido una mejoría en los estados afectados por el "Katrina", que se cobró más de 1,600 vidas y causó daños estimados en unos 100,000 millones de dólares.
Así, la secretaria de Educación, Margaret Spellings, viajó a Nueva Orleans el jueves para anunciar más de 60,000 millones de dólares de ayuda internacional para las escuelas y universidades del Golfo de México.
El secretario de Comercio, Carlos Gutiérrez, visitó Nueva Orleans el viernes, donde presentó a la ciudad como un lugar "abierto para los negocios".
Según un artículo publicado esta semana por el diario "San Francisco Chronicle", sólo el 16 por ciento de los entre 220,000 y 235,000 habitantes de Nueva Orleans --470,000 antes del "Katrina"-- dice que su vida ha vuelto a la normalidad.
Bush tiene previsto pasar el lunes y el martes en el Golfo de México para conmemorar el primer aniversario del "Katrina".
La tormenta tropical "Ernesto", que amenaza con convertirse en huracán en los próximos días, llegará al Golfo de México si no hay cambios en su actual trayectoria, de acuerdo con un boletín divulgado hoy por el Centro Nacional de Huracanes.