Nacional

Nica se declara culpable de matar a policías


Diario Extra de Costa Rica

Las horas que han pasado desde la mañana del martes, cuando asesinó de 12 balazos a los policías Johnny Hidalgo y Cristian Zamora, le han permitido recapacitar.
Mientras se cura las heridas de bala en las piernas y un brazo, dentro de la Unidad de Admisión de San Sebastián, hoy Rolando Antonio Ortega Ortega se declara culpable. Tanto así que no pedirá ningún abogado para que lo defienda.
Eso se lo comunicó a su familia, según declaró a DIARIO EXTRA su hermana Victoria Alba Ortega Ortega desde su casa en Calle El Achiote, en Grecia.
Victoria habló abiertamente. “Él acepta lo que hizo, acepta la culpa, pero no es un delincuente. Dijo que mejor no iba a gastar plata en un abogado. No venía de robar, iba en el bus y unos hombres que se habían robado unas computadoras lo iban a asaltar con una cuchilla”, manifestó.
De por qué su hermano les descargó 12 balas a los policías, la mayoría en la espalda, mientras estaban en el suelo, dijo que no se explica. “Él dice que lo que hizo fue en su defensa, creyó que los policías lo iban a matar y se asustó”, explicó.
Nunca en el ejército
La hermana de Rolando habló muy fuerte en contra de quienes han dicho que su hermano era un guerrillero.
“Él nunca estuvo en el ejército, me dijo que había trabajado de policía en Nicaragua pero nada más. Lo que otros publicaron es mentira, lo inventaron, yo nunca dije eso”, comentó.
Las familias de Johnny y Cristian están consternadas por la muerte de ellos, mientras que Victoria y los allegados de Ortega no se explican por qué se comportó así.
“Me extraña de él, se volvió loco, se sintió acorralado.
A la familias de los policías yo les digo que lo siento demasiado, jamás pensé que esto iba a pasar”, finalizó.