Nacional

Dejan abandonada a niña en Peñas Blancas

* Menor dice que vivía con su hermana en Liberia y que ésta la fue a dejar al complejo aduanero en la frontera sur

Lesber Quintero

Rivas -Una niña nica que vivía en Liberia, Costa Rica, fue trasladada el pasado 20 de agosto al complejo aduanero de Peñas Blancas, donde extrañamente fue abandonada por su propia hermana, quien la dejó a merced de buenos samaritanos como doña Cándida Solís, la cual desde ese día se convirtió en la protectora de la menor de once años.
Para conocer más a profundidad el caso, EL NUEVO DIARIO conversó en exclusiva con doña Cándida, quien se gana la vida vendiendo rosquillas en Peñas Blancas. Ella nos reveló que el día en que dejaron abandonada a la menor Anielka de los Ángeles Mayorga, se encontró a eso de las 1:30 de la tarde con una mujer que dijo ser la hermana de la niña, y quien le pidió que le hiciera el favor de pasarle dejando a la menor en la rotonda de Rivas.
Según doña Cándida, la hermana de la niña --que dijo llamarse Jessenia Trinidad Mayorga--se hizo humo del lugar en cuanto le pidió el favor, y se enrumbó hacia Costa Rica, por lo que ella (doña Cándida) optó por pasar dejando a la menor por la rotonda, tal como se lo habían pedido. No obstante, para su sorpresa, en dicho lugar nadie estaba esperando a la menor, a la cual vio totalmente desorientada, por lo que por humanidad decidió llevársela a su casa ubicada en el barrio Palos Negros, de esta ciudad.
Versiones falsas
Una vez que llegaron a la casa, la pequeña Anielka le manifestó a doña Cándida que su papá --al cual identificó sólo como Genaro--, vivía en San Jorge, pero según la señora, al llegar a este pueblo no dieron con el padre de la niña, y las personas le manifestaron que nunca antes habían visto a la menor por ese lugar.
Posteriormente, la niña salió con la versión de que antes de irse a Costa Rica, vivía en Villa Venezuela, Managua, con su abuela materna y su tía, a las cuales sólo identificó con los nombres de Melania y Dina. A la vez, detalló que su mamá murió cuando ella tenía tres años.
Anielka también comentó que desde hace cuatro meses residía en Liberia, Costa Rica, en la casa de su hermana, quien la abandonó en Peñas Blancas. No obstante, su tiempo de residencia en el vecino país del sur podría ser mayor, ya que habla con acento tico.
La única pista con la que fue abandonada Anielka es un papel en el que anda apuntado el nombre de una supuesta tía y su número telefónico. En este caso el nombre que anda anotado es el de María Benita García Mairena y el número es 837-7548.
Pero según doña Cándida, en su afán por dar con el paradero de los familiares de Anielka ha marcado en reiteradas ocasiones dicho número telefónico y nunca le contestan, por lo que sin querer ha tenido bajo su protección a la menor durante nueve días, y según ella la pequeña Anielka se ha hallado en ese nuevo ambiente.
Sin embargo, doña Cándida, comentó que lo que más quiere es que aparezcan
los familiares de la menor para evitarse problemas como el de “Panchito”, y por eso hasta señaló que pueden llamarla a los teléfonos 898-3353 y 898-9424.