Nacional

Nerviosismo político por resolución contra Fenosa

* Jarquín asegura que se han detenido exploraciones en Hoyo Monte Galán y Punta Chiltepe * Un Rizo cauteloso recomienda revisar también los contratos de empresas generadoras

Consuelo Sandoval

La resolución de la Contraloría, denunciando de nulidad el contrato de concesión de distribución de energía a la transnacional española Unión Fenosa por “incumplimientos” contractuales en el servicio a los usuarios, provocó nerviosismo e intranquilidad en la clase política.
El diputado Agustín Jarquín, ex contralor de la República y miembro de la Comisión de Infraestructura del Parlamento, se declaró sumamente preocupado por la situación energética que ha generado incertidumbre en el país porque ha puesto en riesgo la inversión de otras compañías.
“Esta situación obliga a acelerar el proceso de revisión del modelo del sector eléctrico, porque esto tiene un efecto negativo para el país debido a que es conocido que la empresa ENEL, de Italia, a la que se le extendió la licencia de exploración y posterior explotación para producir 110 megavatios, 25 por ciento de la demanda del país, en los sitios Hoyo Monte Galán y Punta Chiltepe, ha decidido suspender temporalmente sus actividades para esperar cómo se va a ordenar todo este asunto”, advirtió Jarquín.
Dijo que aunque Unión Fenosa fuese la responsable de la crisis energética, también debe culparse a los técnicos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) porque, según él, fueron los que diseñaron este modelo energético.
Recordó que el desempeño de la trasnacional española ha sido cuestionado por la ciudadanía, el Instituto Nicaragüense de Energía y el propio presidente Enrique Bolaños, quien el pasado 26 de mayo recomendó a los usuarios revisar cuidadosamente sus facturas porque la experiencia del Gobierno es que en los cobros que le aplica “les mete gato por liebre”.
“Viene siendo como las etapas de conclusión de un contrato que comenzó mal, porque comenzó con acuerdos oscuros debajo de la mesa por el presidente (Bolaños) cuando era candidato presidencial, y luego, decidiendo un monopolio, aunque el modelo establecía que no fuera un monopolio la distribución”, cuestionó Jarquín.
Por su parte, el ex vicepresidente de la República y candidato presidencial, José Rizo, fue más cauteloso con la declaración de nulidad, no obstante se pronunció porque se realice una revisión a los contratos de las compañías generadoras y distribuidoras de energía.
“Tendría mis reservas, creo que eso tendría que pasar a las autoridades correspondientes, a la Procuraduría; creo que hay buscar las diferentes vías, otros hablan de hacer una auditoría, lo importante es que se revise, yo he planteado la necesidad de revisión de esos contratos, que nadie conoce, con compañías generadoras y distribuidoras”, planteó Rizo.
El vocero presidencial, Lindolfo Monjarretz, informó que la resolución de la Contraloría estará siendo analizada por los organismos competentes, como la Comisión Nacional de Energía y la Procuraduría, “una vez que sea notificada, y obviamente el Gobierno sentará su posición”.