Nacional

Obreros se toman portones del MTI


Ningún funcionario del Ministerio de Transporte e Infraestructura se dignó recibir a un centenar de trabajadores que ayer se tomaron los portones de ese ministerio, para reclamar les paguen los salarios retrasados hasta por más de siete meses.
Qué casualidad, que a la hora que llegaron los reclamantes a protestar, en el Ministerio no había ningún funcionario. Ni el ministro ni su viceministro, ni los asesores ni el relacionista público. Es decir, no había nadie que pudiera recibir a los trabajadores, quienes cansados de tanto esperar optaron por obstaculizar el ingreso y salida de las personas al Ministerio.
Los reclamantes son socios de 36 cooperativas de trabajadores cuya función es la de dar mantenimiento a la red vial de todo el país, que son contratados por el Ministerio de Transporte a través de la Dirección de Microempresas.
La única funcionaria que pudo recibir a los demandantes fue Marlene Duarte, Directora de Microempresas del MTI, quien claramente se declaró incapaz de dar respuesta a las demandas de los trabajadores.
Según Duarte, la única información que tenía que comunicar a los trabajadores es que el Ministerio ya tenía agotado sus fondos, y que no había forma para pagar los salarios retenidos desde hace siete meses.
Fondos agotados
“Yo quiero ayudarles a resolver ese problema, pero no tengo la facultad para tomar decisiones”, dijo Duarte, poco después de que, según ella, se reunió con los directores financieros y de proyectos que financia el Banco Mundial, quienes le ordenaron que hablara con los reclamantes.
“Todo hace indicar que los contratos con ustedes serán cancelados, yo no tengo facultad para resolver problemas financieros, yo soy un soldado, y un soldado no puede resolver un problema de esa magnitud”, expresó Duarte.
Representantes de los trabajadores aseguraron que el Ministerio de Transporte e Infraestructura les debe cerca de 10 millones de córdobas en salarios retenidos desde hace siete meses.
“Ese dinero lo hemos ganado con el sudor de nuestra frente y ahora no quieren pagarnos”, aseguró Mario José Hernández, presidente de la Cooperativa Tierra Azul, en Boaco. Según Hernández, el MTI está en la obligación de buscarles una alternativa financiera para pagarles los salarios.
Proponen fondos alternativos
Pero Duarte reiteró que los fondos locales para el programa de mantenimiento vial de las carreteras estaban agotados. “Yo lo que les propuse es que se busque un fondo alternativo de unos dos millones de córdobas para pagar de forma parcial”, dijo Duarte, quien señaló que ella no tenía la facultad de resolver problemas de esa naturaleza.
El problema con las cooperativas de trabajadores de mantenimiento vial es más grave aún, porque según Hernández, el Ministerio de Transporte e Infraestructura les retenía el 15 por ciento para la Dirección General de Ingresos, pero ese dinero nunca fue reportado a la DGI.
“Ahora, cuando queremos hacer el cierre fiscal y pedimos la solvencia, nos dicen que estamos morosos, lo que nos indica que el Ministerio jamás reportó el dinero retenido”, señaló Hernández.
Manuel Cano, dirigente de la Cooperativa Gracias a Dios, pidió a la Contraloría General de la República que inicie una investigación sobre lo que hace el Ministerio de Transporte con el dinero que les quitó como retención para la DGI, y que ahora no aparece por ningún lado.
Los trabajadores anunciaron que arreciarán sus protestas si el ministro de Transporte no da repuesta a sus exigencias.