Nacional

Madre discapacitada recupera a su bebé


Eloisa Ibarra

Bildiar Alejandra Saintclair Calero, la joven con capacidades diferentes que había perdido arbitrariamente la tutela de su hija, recuperó a la menor de catorce meses, ayer, gracias a la ayuda de las autoridades de la Defensoría Pública.
“Gracias a Dios que me la regresaron. Me siento feliz porque tengo a mi princesita que me hizo volver a la vida, y ahora tengo por quién vivir”, expresó Calero, después de que su ex compañero, Edgard Rafael Avendaño, le entregó a la niña.
La entrega se efectuó en el Juzgado Quinto Civil de Distrito a cargo de la jueza Ligia Rivas. En presencia de Calero, la niña fue recibida por Marina Calero, abuela de la menor, ya que su mamá no tiene brazos.
Esta lucha no fue fácil, ya que la niña pudo regresar a su hogar materno hasta que se hizo efectivo el apremio corporal girado por Rivas en contra de Avendaño, el pasado 18 de agosto.
Calero agradeció a Dios y al defensor público, Milton Zeledón, a la Dirección de la Defensoría Pública y a la Red de Mujeres Contra la Violencia, por ayudarle a recuperar a su hija.
Agradece apoyo
“Valió la pena esperar, pienso que se hizo justicia, sobre todo a los que no tenemos cómo pagar un abogado. La Defensoría me ayudó mucho y sin cobrarme ni un centavo, ahora sí puedo decir que los pobres tenemos acceso a la justicia”, expresó.
Por su parte, el defensor público Milton Zeledón explicó que fue un caso complejo, debido a que los familiares del padre de la niña alegan tener dinero y que todo lo podían.
“Me siento satisfecho, considero que la jueza actuó apegada a la ley y a los principios del Derecho de Familia. Esto demuestra que hay avance en el sistema judicial, ya que la Defensoría es la voz de personas que no pueden pagar un abogado privado, y muchos veces estos casos quedan en la impunidad”, opinó.
Avendaño le arrebató la tutela a Calero a través de actuaciones irregulares de las autoridades judiciales de Catarina, que le entregaron a la menor en calidad de guardador especial.
Las autoridades de la Defensoría Pública explicaron en su momento que la juez de Catarina no era competente para conocer del caso, porque la jurisdicción la tiene la juez Quinto Civil de Distrito de Managua, donde el padre de la niña promovió una demanda para obtener la guarda y tutela de la menor, con base en un testimonio, donde supuestamente bajo engaños, Saintclair había cedido la tutela de la niña al padre de ésta.
Zeledón, en representación de Calero, promovió tres “amparitos” para que la niña volviera con su madre, quien finalmente ayer recibió a su hija, mientras el juicio llega a su final.