Nacional

“Cortan” a Fenosa

* Contrato afecta intereses de la nación, aparte del incumplimiento en al menos seis puntos, señalan colegiados * Ayer mismo Procuraduría fue notificada, Novoa está fuera del país y Argüello Poessy duda de que se impulse acción judicial * Procurador en funciones asegura que revisarán resolución del ente fiscalizador y “que están obligados a cumplir con la ley”

Luis Galeano

Los contralores colegiados denunciaron de nulidad el contrato de concesión de distribución de energía a la transnacional española Unión Fenosa, por incumplir sus compromisos relacionados a mejorar el servicio de energía eléctrica a la población.
Los colegiados informaron que notificarían ayer mismo de la resolución que tomaron, de manera unánime, al procurador Alberto Novoa para que inicie un juicio civil. Novoa se encuentra fuera del país participando en un evento internacional, según explicó el subprocurador General de la República y procurador en funciones por la ley, Víctor Manuel Talavera.
Sin embargo, afirmó que una vez que sean notificados de la resolución de la Contraloría, ordenarán que se revise a profundidad para determinar la manera en que procederán en este caso.
El presidente de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy, dijo en rueda de prensa que decidieron denunciar de nulidad el contrato en respuesta a una denuncia que interpusieron los miembros de la Red de Defensa del Consumidor el 7 de julio de 2005, en la cual señalaron varios incumplimientos de Unión Fenosa sobre los compromisos que adquirió al asumir la distribución de energía en junio de 2000.
Contrato afecta intereses de la nación
Agregó que la decisión la fundamentaron, en primer lugar, en lo que establece el artículo 177 de la Ley Orgánica del ente fiscalizador, que los faculta para pronunciarse sobre contratos que haya suscrito el Estado y que afectan los intereses de la nación.
“Las contrataciones en las que se hayan comprometido recursos públicos podrán anularse en los casos siguientes: cuando perjudiquen o puedan perjudicar al Estado o sus instituciones por ser contrarias de interés público”, leyó Argüello el referido artículo, para añadir que “todos hemos sido testigos de la zozobra que ha vivido el país por los famosos apagones”.
Los colegiados también fundamentaron su decisión en el incumplimiento en que incurrió Unión Fenosa en al menos seis puntos del contrato, que a criterio de los juristas de la Contraloría, son fundamentales para denunciar de nulidad dicho documento.
Esta decisión se tomó un día después de que el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) emitiera una resolución en la que anunciaba un arbitraje contra Unión Fenosa, para establecer qué artículos del contrato de concesión han sido violados por la compañía, y así implementar las sanciones pertinentes, que podrían hasta incluir la expulsión de la empresa del país.
El miércoles el INE nombró a Ruth Selma Herrera, coordinadora de la Red de Defensa de los Consumidores, como la encargada para dirigir el arbitraje por parte de la institución, que espera a que Fenosa nombre a su árbitro para iniciar el proceso.
Evidente abandono del servicio
Los colegiados dejaron consignado en la resolución, que en la actualidad “es evidente la existencia del abandono parcial del suministro de servicio eléctrico”, razón por la que al existir la suspensión del servicio eléctrico, incumple obligaciones señaladas en el contrato objeto de análisis, lo cual, de acuerdo a la cláusula 13 del contrato, se determina como causal de su cancelación.
“En virtud de lo antes expuesto, se concluye que es evidente que la concesionaria no ha cumplido con sus obligaciones contractuales”, señala uno de los considerandos de la resolución que determina denunciar la nulidad del contrato con Fenosa.
Argüello Poessy dijo que ayer mismo notificarían al procurador Alberto Novoa de su decisión, con copia al Presidente de la República y al Presidente de la Asamblea Nacional, aunque adelantó que están claros de que el representante del Estado no va a entablar el juicio civil que mandan como ente contralor.
“Estoy seguro de que (Novoa) no va a impulsar el juicio, no van a hacer nada porque este gobierno sirve sólo a intereses extraños y no a los intereses de las grandes mayorías de la nación, que tienen que aguantar los desmanes de estas empresas generadoras y distribuidoras”, dijo Argüello.
Consultado si eso significaba que la resolución iba a quedar sólo en papeles, el titular de los colegiados respondió que “a este gobierno le quedan escasos días, y estoy seguro de que un nuevo gobierno será responsable con los intereses del país, y por eso invito a los actores políticos a que desde ya se comprometan con los nicaragüenses a darle cumplimiento a nuestra resolución”.
El “divino” Bolaños
Argüello hizo énfasis en recordar cómo después de que en unos días el país sufría cortes de hasta ocho y 10 horas sin energía, de repente por órdenes del actual mandatario esa crisis fue resuelta como por un ser divino.
“Dios dijo hágase la luz y se hizo la luz, así don Enrique (Bolaños), como el Señor, ordenó hacerse la luz y se hizo la luz”, dijo sardónico el colegiado, quien afirmó que con esta resolución han cumplido con su deber, y respondieron a la denuncia de la Red de Defensa del Consumidor.
Talavera afirma que analizarán resolución
El procurador en funciones dijo que una vez que reciban la notificación oficial de la resolución de la Contraloría ordenarán un análisis tanto de la documentación, como de la decisión final para determinar los pasos a seguir.
A la vez, rechazó que no vayan a ejercer ninguna acción a como afirmó Argüello, porque están obligados a cumplir con las funciones que establece la ley.
“No hay que precipitarse en decir lo que vamos a hacer, porque hay que ver lo que decidieron los contralores y en base a qué, porque estamos hablando de dos partes: la del inversionista que cree en el país para venir a invertir, pero también está la colectividad de todos los nicaragüenses, porque nosotros no podemos cerrar los ojos ante una realidad como han sido los apagones”, dijo Talavera.
Caso omiso a resoluciones
La Contraloría denunció de nulidad en 2001 un contrato de la venta de cinco mil 500 acciones de Nicalit S.A., que la directiva de la Cementera hizo de manera ilegal en julio de 1999 a la compañía Plycem Holding S.A., y el año pasado denunció de nulidad la emisión de los Certificados Negociables de Inversión (Cenis).
Las dos resoluciones de la CGR en estos casos no se han cumplido, la primera porque fue recurrida de amparo y la Corte Suprema de Justicia (CSJ) no ha fallado, y la segunda porque el procurador Alberto Novoa dice estar a la espera de la decisión final que tome ese alto tribunal sobre un recurso de amparo que interpuso el Banco Central, aun cuando la Corte de Apelaciones no mandó a suspender el acto.

Las fallas que la CGR encontró de Fenosa
Entre los puntos incumplidos por la transnacional española, según la Contraloría, destacan que sus inversiones en el mejoramiento del servicio son menores a las pactadas en el contrato, que del 63 por ciento de las inversiones netas reportadas --23,875 dólares-- no se dispone de soportes físicos, y no tienen la documentación que define la propiedad de las obras que reportan en el informe de inversiones.
Asimismo, los jurídicos del ente fiscalizador señalan que Fenosa no ha contribuido a reducir el nivel de pérdidas de distribución que mantienen de alrededor del 30 por ciento, es decir, el doble de lo que el ente regulador INE permite trasladar a la tarifa, que es el 15 por ciento.
Otra de las fallas de Fenosa es que tiene 17 por ciento de luminarias apagadas, lo que excede en un 12 por ciento, al 5 por ciento de luminarias inhabilitadas establecido en la normativa de alumbrado público.
Que el concesionario obtuvo utilidades y se pagaron dividendos a sus accionistas con capital negativo, y que en 2003 obtuvieron pérdidas hasta por C$ 181,000,000.
Fenosa no cumplió con mantener la suficiente potencia y energía a través de contratos con generadoras, a fin de garantizar y suplir la demanda en su área de concesión con una previsión de 24 meses.