Nacional

Contraloría exige anular contrato de Fenosa

La resolución se da por el incumpliendo en el contrato de concesión y por brindar un servicio ineficiente a la población.

Los contralores decidieron hoy, por unanimidad, emitir una resolución en la que denuncian de nulidad el contrato de concesión de distribución de energía a la transnacional española Unión Fenosa, por “incumplimientos” de lo establecido en el mismo, al concluir que la empresa brinda un servicio "ineficiente" a la población.
Guillermo Arguello Poessy, presidente de la Contraloría, dijo hoy que decidieron anular el contrato, “porque es evidente el incumplimiento del contrato por parte de Fenosa”. El contralor dijo que enviarán en las próximas horas la copia de su resolución al Procurador General, Alberto Novoa, para que sea aplicada.
Arguello Poessy dijo, sin embargo, que “estamos claros” que Novoa no va a emprender ningún juicio civil para hacer cumplir esta resolución, “porque el Gobierno responde a intereses distintos a los de la población”.
La disposición aprobada hoy por los contralores, se basa en lo establecido en el artículo 177 de la Ley Orgánica de la Contraloría, que faculta a esta institución a denunciar de nulidad cualquier contrato que haya suscrito el Estado y que afecta los intereses de la población, explicó el contralor.
Esta noticia se da días después que el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), emitiera una resolución en la que anunciaba un arbitraje contra Unión Fenosa, para establecer qué artículos del contrato de concesión han sido violados por la compañía y así implementar las sanciones pertinentes, que podrían hasta incluir la expulsión de la empresa del país.
Ayer INE nombró a Ruth Selma Herrera, coordinadora de la Red de Defensa de los Consumidores, como la encargada para dirigir el arbitraje por parte de la institución, que espera a que Fenosa nombre a su árbitro para iniciar el proceso.
Las presiones contra Fenosa se han recrudecido en las últimas dos semanas, por los constantes apagones que han afectado a la capital y el resto del país, y que la transnacional española dijo que no eran su responsabilidad.
En Managua, la gente ha salido a las calles en protesta, exigiendo la expulsión de Fenosa, mientras que en las principales capitales departamentales, se han registrado fuertes disturbios que han llevado incluso a la población a atentar contra las instalaciones de la empresa española.