Nacional

Multiplicación accionaria en el lapso quiebras-Cenis

* Presidente del Banco Central que adjudicaba bancos quebrados y ponía tasas a Cenis, elevó acciones de su esposa de 361 a 1,524, de junio de 2000 a la fecha * Igual sucedió con otros accionistas de Banpro, que al igual que Noel Ramírez operaron en flagrante conflicto de intereses * Todo está en la información de la SIB a la Contraloría

Luis Galeano

Las acciones que la esposa del ex presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN) Noel Ramírez Sánchez, Inelia Lovo Balladares, tiene en el Banco de la Producción (Banpro), crecieron cinco veces desde 2000 a 2006, al igual que el capital accionario de la mayoría de los accionistas de esa entidad financiera.
Información proporcionada por el superintendente de Bancos (SIB) Víctor Urcuyo, a la Contraloría, el pasado 3 de agosto, revela que el capital accionario del Banpro creció de 129,344 que tenían en 2000, a 546,000 a junio de este año. En 2000 el Banpro tenía 79 accionistas, y en junio de este año, 81.
Ramírez ha dicho que no encontraba ningún conflicto de intereses en el hecho de que siendo accionista de Banpro a través de su esposa, decidiera que ese banco se quedara con el Interbank y después con el Banic, los más grandes.
El diputado liberal estaba directamente vinculado a las decisiones que se tomaban en los bancos, pues además de Presidente del BCN y del Consejo de éste, donde se decidía si respaldaban o no los cierres, era miembro del Consejo Directivo de la SIB, o sea, doblemente involucrado.
En el caso específico de Lovo Balladares, tenía al 30 de junio de 2000 un total de 361 acciones en el Banpro, valoradas en libros en C$ 1,000 cada una. De acuerdo con la declaración de probidad de Ramírez, de 2002, en la Contraloría, las acciones de su esposa en Banpro se estimaban en US$ 20,000. Sin embargo, al 30 de junio de este año las acciones se aumentaron a 1,524.
El crecimiento del número de acciones de la esposa del actual diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) se dio después que el Banpro absorbió las carteras del Banco Intercontinental (Interbank), liquidado en 2000, y del Banco Nicaragüense de Industria y Comercio (Banic) en 2001.
Obtuvo más acciones de 2000 a 2006
El documento de la SIB, cuya copia rola en nuestras manos, detalla que Lovo Balladares inició su participación accionaria desde 1991, cuando se fundó el banco, sin embargo, no detalla la cantidad de acciones con las que comenzó, sino hasta 1997, cuando Ramírez rindió su primera declaración de probidad ante la Contraloría al asumir el cargo de titular del BCN. En ese entonces eran 361.
La información revela que, posteriormente, Lovo Balladares obtuvo “acciones varias” en 2000, 2002, 2003 y hasta en 2006.
La brecha entre activos y pasivos en el caso del Interbank fue de US$ 152.7 millones, los cuales recibió en Certificados Negociables de Inversión (Cenis). En el caso del Banic la brecha entre los activos y pasivos fue de US$ 61.3 millones, con tasas de intereses ponderadas de hasta 17% por el propio Ramírez desde el BCN, tasas que por exageradas fueron renegociadas por el gobierno de Enrique Bolaños en la “reingeniería financiera” de 2003.
Ramírez evasivo
“Yo creo que eso se le debe consultar a las autoridades del Banpro, porque mi esposa nunca ha sido funcionaria del Banpro ni miembro de la Junta Directiva”, dijo Ramírez ayer de manera escueta al ser consultado por END.
Pero su esposa sí debería saber, cómo y por qué han crecido tanto sus acciones, indicamos a Ramírez, y respondió: “No, porque nunca ha ido a ninguna de las asambleas de accionistas, pero como te digo, son las autoridades del Banpro las que tienen que responder”.
También le indicamos que muchas personas podrían ver que es muy coincidente el crecimiento del capital del banco y el de sus accionistas, con los años en que se ha obtenido el pago de los Cenis, y su respuesta fue: “A mí no me gusta especular y menos con las personas que trabajan en los medios de comunicación porque yo los respeto mucho, comuníquese con el Banpro, que ellos les pueden ayudar, gracias”.
Gilberto Cuadra da su versión
Otro de los que vio crecer sus acciones en Banpro fue el ex presidente del Cosep, Gilberto Cuadra Solórzano, ya que al 30 de junio de 2000 poseía 795 acciones, y a la misma fecha de este año se habían multiplicado a 3,357.
Cuadra también tenía conflicto de intereses al momento en que el Banpro absorbió el Interbank y el Banic, porque era miembro del Consejo Directivo del Banco Central, junto a Ramírez.
Sin embargo, al ser consultado por EL NUEVO DIARIO, Cuadra consideró que no hay nada irregular en su crecimiento accionario, porque incluso la misma Ley General de Bancos establece que un porcentaje de las utilidades de la entidad financiera debe ser invertido en acciones.
“La misma Ley dice que las ganancias que se obtengan se deben reinvertir en más acciones, es decir, que nuestro patrimonio crece, pero es un crecimiento que perfectamente me lo pude haber comido, sin embargo, se ha invertido porque es para proteger el mismo sistema bancario”, dijo Cuadra.
Cuadra rechazó que ese crecimiento en el capital accionario del Banpro tenga que ver con los réditos que han obtenido desde que se emitieron los Cenis.
“Se ha especulado mucho, y la verdad es que los que quebraron los bancos andan libres. No vamos a decir que los Cenis no nos han dado ganancias, porque sería mentir, pero no es lo que se cree, porque el Banpro obtuvo miles de clientes de los bancos que quebraron, esa es la mayor que hay, de los Cenis hay ganancias, pero no tanto”, señaló.
Otro accionista defiende crecimiento de capital
A la versión de Cuadra se sumó la de Migdonio Blandón Blandón, otro de los accionistas del Banpro que vio crecer su capital accionario de 801 acciones que tenía en al 30 de junio de 2000, a 3,835 a la misma fecha de este año.
“Yo he comprado acciones a varias personas, ahora no puedo recordar exactamente a quiénes, pero sí he comprado”, dijo Blandón, quien expresó tener más de 10 años de ser accionista de Banpro.
“Nosotros no hemos retirado dividendos porque se han convertido en acciones, además de las que hemos comprado. Yo creo que se ha explicado muy bien la operación de los Cenis y nada tiene que ver con el crecimiento de nuestras acciones”, concluyó.