Nacional

Depreciación vs. inversiones en el edificio de la Fiscalía

* Propiedad fue adquirida en la subasta de 2003 de los bancos quebrados

Eloisa Ibarra

Las autoridades del Banco Centroamericano (Bancentro) reportaron ante las autoridades de la Contraloría General de la República (CGR), pérdidas por depreciación por 3.7 millones de córdobas, en tres edificios donde funciona la Fiscalía General de la República y que fueron adquiridos por el banco en la cuestionada subasta de 2003.
Bancentro reporta depreciación, pese a que las autoridades de la Fiscalía alegan haber invertido más de siete millones de córdobas, incluyendo tres millones aportados por el gobierno del Japón, dentro del Programa de Fortalecimiento institucional.
Según el informe de Bancentro, remitido a petición de la CGR, dentro del proceso de investigación de los Certificados Negociables de Inversión (Cenis), las tres propiedades ubicadas en el kilómetro cuatro de la carretera a Masaya, fueron adquiridas en 1.7 millones de dólares en la subasta efectuada por el Banco Central de Nicaragua (BCN).
Una fuente de la Fiscalía, indicó que Bancentro más bien en algún momento tendrá que reconocer al Estado, las mejoras efectuadas.
El funcionario de la Fiscalía recordó que tanto el presidente del BCN en 2003, Mario Alonso, como los accionistas de Bancentro, sabían que existía un contrato de arriendo entre la Fiscalía y el BCN firmado en diciembre de 2001.
En el contrato firmado con Mario Flores, entonces gerente general del BCN, la Fiscalía se comprometió a pagar de una vez el arriendo por diez años de las instalaciones, con mejoras por el orden de 1.4 millones de córdobas.
Además, previo a la subasta, el fiscal general de la República, Julio Centeno Gómez, pidió a las autoridades del BCN y del Ministerio de Hacienda, el respeto del contrato con la institución.
El Ministerio Público trató de que el Estado, a través del BCN, asignara el edificio a la Fiscalía, sin embargo, fue vendido a un precio menor al de su valor en libros, al igual que una instalación contigua donde funciona el Banpro, que arrienda a Bancentro la propiedad.
La fuente del Ministerio Público lamentó que el BCN haya vendido así las propiedades, mientras la Fiscalía y la Procuraduría siguen sin instalaciones propias.