Nacional

Brote de rabia fue controlado

* Lo malo del asunto es que también perecen los murciélagos benéficos para la agricultura

El brote de rabia bovina localizado en El Cua, Jinotega, que ya fue controlado por técnicos del Ministerio Agropecuario y Forestal, es el tercero en producirse en los últimos dos años, tras un período de cinco en que no se produjo ningún ataque de murciélagos en todo el territorio.
El planteamiento fue hecho por el doctor Roberto Dangla, Director Nacional de Salud Animal, quien recordó que el primer brote se registró en el departamento de Boaco, en el municipio de Tecolostote, donde se dio una alta incidencia de vampiros.
Dangla manifestó que, sin embargo, sólo hay un caso verificado de rabia bovina en Tecolostote, y se controló por medio de la captura de vampiros en la zona, que es la forma más efectiva de combatirlos, ya que se puede bajar la incidencia de estos quirópteros hasta en un 80 por ciento.
De acuerdo con el doctor Dangla, el brote de El Cua provocó la muerte de hasta 18 reses, de las cuales cuatro dieron positivo de rabia, lo cual se determinó en laboratorios. Los otros casos, dice, pudieron morir por otros factores que pueden estar relacionados a los ataques de los vampiros.
Influye invasión a hábitat de quirópteros
La mordedura de los vampiros en el ganado, afirma el experto, se incrementa cuando el ganado es trasladado al hábitat de los quirópteros, por ejemplo, al bosque en busca de mejor comida, y es ahí donde el ganado se ve expuesto al ataque de los alados.
La enfermedad que provocan al morder a sus víctimas puede incubarse entre 10 a 150 días, lo que depende de los niveles de salud de las reses o de cualquier otro animal. Los ataques pueden ser realizados también a humanos.
Síntomas de animales con rabia
Asegura que las víctimas, al serles transmitida la rabia por la mordedura de vampiros, comienzan a aislarse, a babear, tienen problemas con su sistema nervioso, pueden caerse de repente, paran las orejas ante cualquier bulla, pedalean como si anduvieran en bicicleta y buscan la oscuridad porque les afecta la luz.
De acuerdo con el especialista, la mordedura de un vampiro se siente levemente, no sólo por lo fino de sus colmillos, sino porque antes de atacar lamen el lugar donde morderán y la saliva tiene un anestésico que reduce la sensibilidad.
El Director de Sanidad Animal dijo que desde el seis de agosto se encuentra en la zona del brote, en El Cua, un equipo de técnicos del Ministerio Agropecuario y forestal, donde han capturado 46 vampiros que tras ser soltados vuelan hasta sus madrigueras donde infectan a los demás; en ese sentido la medida causa un problema ecológico, pero es necesario.
De acuerdo con el experto, los vampiros son cazados con redes, y luego el técnico, que se encuentra con guantes de cuero, toma al animal, le unta una pomada denominada Difenadrona y luego lo suelta para que regresa a su cueva, donde a su vez contamina con el veneno a los otros quirópteros.
Vampiros son muy aseados
De acuerdo con el doctor Dangla, eso se produce porque los vampiros y murciélagos con animales muy aseados, y el resto comienza a lamer al que llega con la pomada encima de su cuerpo en un intento por limpiarlo, pero lo que ocurre es que todos se llenan y el veneno actúa, causando una mortandad en la cueva.
Aseguró que en ese sentido el método es terriblemente efectivo, pero mata no sólo a los vampiros que se alimentan de sangre, sino también a los murciélagos que son animales beneficiosos para la agricultura, porque además de trasladar polen en sus patas al buscar frutas que comer, también devoran insectos nocivos.
El Director de Sanidad Animal alertó también en que hay que tener cuidado, porque si los vampiros habitan en pozos, pueden contaminar las aguas si caen muertos en ellas, pero también aconsejó a las personas no meterse en las cuevas en donde están estos animales, porque las heces que se encuentran en el piso, sueltan esporas que pueden afectar la salud.