Nacional

Marcha parece ir con “todos los fierros”

* Ya hay manifestaciones de violencia en algunos barrios, entre pobladores y empleados de Unión Fenosa * Concentración será en Estadio Nacional y de allí saldrán para la Asamblea Nacional

Organizaciones populares y de defensa de los consumidores realizarán hoy una marcha para exigir el retiro de Unión Fenosa del país; y anunciaron el inicio de un ayuno que podría prolongarse hasta tanto no se cancele el contrato de concesión en la generación y distribución de energía eléctrica con Unión Fenosa.
El ayuno iniciará hoy, luego que finalice la marcha para rechazar la entrega del aval de nueve millones de dólares para la empresa española.
Ermis Morales, Presidente de la Asociación de Panificadores del país iniciará el ayuno, y será acompañado en su abstinencia alimenticia por la presidenta de Mujeres Panificadoras de Masaya, Claudia Valdivia, pero tienen la esperanza de que la cantidad de huelguistas aumentará.
Los panaderos se sumarán junto al Bloque de Unidad Popular, a la marcha organizada por el Movimiento Comunal Nicaragüense y las organizaciones defensoras de los Derechos del Consumidor.
Enrique Picado, del Movimiento Comunal, confirmó que la marcha que llegará hasta la sede del Parlamento nicaragüense saldrá del Estadio Nacional “Denis Martínez”, donde se concentrarán delegaciones de diferentes departamentos.
El otro punto de concentración será en el barrio San Judas, de donde saldrá Morales con los panaderos de Masaya, Granada y otras ciudades del Oriente del país.
Según los organizadores de la manifestación, la idea es no dar tregua hasta sacar a la empresa española del país. Previo a la manifestación, pobladores de diferentes barrios capitalinos realizaron desde la noche de ayer diferentes actividades preparatorias, según lo explicó el señor David Narváez, dirigente comunal del Distrito II, quien anunció una sorpresa durante la marcha.
Denuncian maniobras
Orlando Ortega, dirigente comunal de los barrios del Distrito Cuatro, denunció que brigadas de Unión Fenosa llegaron al barrio “Hilario Sánchez” y pretendieron quitar los medidores de energía, bajo el argumento de cambiarlos para prestar un mejor servicio.
La acción fue rechazada por los vecinos, quienes forcejearon con los empleados de Unión Fenosa, y lograron impedir que continuaran con su acción.
También en el barrio “Rigoberto López Pérez” varias brigadas de Unión Fenosa fueron expulsadas cuando llegaron a cambiar medidores que los vecinos habían manchado con pintura.
Arruinados
Ermis Morales explicó que el sector de panificadores del país está en la quiebra, luego que la crisis energética les ha dejado millones de córdobas en pérdidas. “Estamos en la quiebra, toda la pequeña industria está en crisis por culpa de Unión Fenosa”, señaló.
Desde que se aplicaron los cortes de energía, los panaderos trabajan en un 45 por ciento de capacidad, las pérdidas son cuantiosas y representan más de un millones de córdobas por día, según explicó Morales.
“El problema es que el sector panadero tiene que responder a las microfinancieras, a las hay que pagar independientemente de que se trabaje o no”, señaló. Morales es del criterio que la huelga de hambre que iniciará hoy, persigue sensibilizar al Estado a que se pronuncie a favor de terminar con el contrato que tienen con Unión Fenosa.
Según Morales, después de la marcha levantará una champa y se instalará sin consumir alimentos. “Lo mejor es que la población, si puede, nos acompañe en ayunos por cortos períodos o bien, ofrezca su solidaridad”, detalló.
“El ayuno va hasta el final, significa que levantaré el ayuno hasta que se vaya Unión Fenosa o al menos, se vea una respuesta al compromiso”, explicó Morales.
También Jalapa
Alrededor de 5 mil jalapeños tomaron la palabra a la Red de Defensa de los Consumidores y al Movimiento Comunal Nicaragüense (MCN), y salieron a las calles a manifestarse contra Unión Fenosa, la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillado (Enacal) y la empresa local Cable Visión Jalapa (CVJ).
La marcha fue encabezada por el alcalde Humberto Pérez Largaespada; concejales del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), y engrosada por miles de usuarios que portaron pancartas con leyendas de reprobación contra las empresas de servicios públicos.
Por distintos puntos de esta localidad de 20 mil habitantes, amanecieron ayer fogatas atizadas con llantas descartadas, estallido de pólvora y altavoces que convocaban a los usuarios a salir a las calles para protestar de manera más fuerte contra la empresa distribuidora de energía.
Ante la agitación social, las escuelas de primaria y secundaria optaron por cancelar las clases, en tanto algunos docentes y estudiantes se sumaron a la multitudinaria marcha con el sonar de tambores.
Contra televisión local
Los jalapeños también protestaron contra Cable Visión Jalapa, por los malos servicios que presta a la ciudadanía. Según los usuarios del canal local, el servicio tiene un costo de 140 córdobas por 10 canales, pero es deficiente.
La marcha inició en la parte noreste de la población, y mientras recorría las calles rumbo hacia las oficinas locales de Enacal y Unión Fenosa, los manifestantes se mostraron más enardecidos al conocer de un nuevo apagón.

(Con la colaboración de Leoncio Vanegas, corresponsal de Jalapa, Nueva Segovia)