Nacional

“Los 9 millones o las tinieblas”

* Ortega anuncia que su bancada vuelve por propuesta de gravar a las petroleras * Los PLC se manejan y decidirán después de “escuchar exposiciones”

Redacción Central

El presidente Enrique Bolaños ayer advirtió que si la Asamblea Nacional hoy no aprueba los nueve millones de dólares en letras redimibles a favor de las cuentas de Unión Fenosa, “vamos a seguir en las mismas tinieblas”, o sea, más apagones. Anoche los diputados todavía no respaldaban esta iniciativa. Los sandinistas descartaron esta posibilidad presentando otra propuesta y los PLC anunciaron que quieren examinarla antes de pronunciarse.
Bolaños instó a que los diputados aprueben los 9 millones en letras del Tesoro que su gobierno ha solicitado con carácter de urgencia a la Asamblea, “porque si no, vamos a volver a las mismas”.
Critica a generadoras
El Presidente dijo que es la única solución a esta crisis de apagones y criticó la actitud de las empresas generadoras, porque, según él, se están aprovechando del déficit energético para pedir que se les pague por adelantado, de lo contrario, amenazan con “no abrir la llave”.
“Como la producción de electricidad está ‘tana-catana’ con lo que la demanda pide, entonces se aprovecha el que la está generando, pero si tuviéramos 150 o unos 200 megas de sobra, estuvieran peleándose para venderlos”, señaló el mandatario.
El jefe de Estado hizo estos comentarios tras participar en la inauguración de la rehabilitación del tramo Chinandega-Corinto, con una longitud de 20 kilómetros a un costo de 9.7 millones de dólares.
“El metro de carpintería”
El mandatario arremetió contra el gobierno sandinista señalando que en su época, dejó al país más quebrado que “un metro de carpintero”, y recordó que los actuales legisladores se han sumado a esta crisis, bloqueando la inversión para la producción de energía hidroeléctrica. “Ojalá y que algún día haya diputados que salgan de estas elecciones y se dediquen a trabajar”, señaló.
También dijo que sería “formidable” que los empresarios privados inviertan en la producción de energía, porque ya Nicaragua debería tener un excedente de al menos 300 megas. “La gracia es que tengamos competencia, si nosotros tuviéramos cien megas de sobra no habría problemas si paramos otra planta de igual potencia, porque hay que repararla”, comentó el mandatario.
Ortega retoma propuesta
El secretario general del Frente Sandinista, Daniel Ortega, ayer descartó el respaldo de la bancada sandinista a esta propuesta, y retomó la iniciativa presentada en el Diálogo Nacional para gravar las utilidades de las compañías petroleras, cuyos recursos servirían para paliar la crisis energética que atraviesa el país.
“Allí mismo (impuesto a petroleras) se podría sacar el dinero para subsidiar al transporte, y que la tarifa que están pagando los managuas en tres córdobas regrese a los 2.50 córdobas. Nosotros invitamos a todas las fuerzas políticas en la Asamblea Nacional a que respalden esta iniciativa, y que gravemos a las petroleras que tienen enormes utilidades”, expresó.
Ortega no pudo definir el porcentaje sobre las utilidades que se aplicaría a las petroleras, ni el monto de dinero que generaría en recaudaciones al Estado, pero rechazó de entrada la iniciativa del gobierno para que la Asamblea apruebe los nueve millones de dólares.
Estimó conveniente que además de aprobarse el nuevo impuesto a las petroleras, simultáneamente se promueva un arbitraje con la empresa distribuidora de energía, pues debe practicarse una auditoría para determinar si ha cumplido con su compromiso de inversión en Nicaragua.
“Está claro que Unión Fenosa no fue la solución, es decir, haber privatizado la energía no es la solución. Estuvimos en contra de que se privatizara. Lo más saludable sería que se fueran”, manifestó Ortega.
El candidato sandinista, tras reunirse con el cardenal Miguel Obando, cuestionó al gobierno porque nunca quiso revelar el monto de las utilidades que obtienen las transnacionales del petróleo, que según él, son millonarias.
Los del PLC “se manejan”
La bancada del PLC ayer anunció que fijará su posición hasta hoy, luego que las partes involucradas en este tema expongan sus puntos de vista en el hemiciclo de ese Poder del Estado.
Wilfredo Navarro, diputado del PLC, expresó que primero escucharán a los diversos sectores lo que tengan que decir al respecto, pero enfatizó que si algo tiene claro la bancada, es que el principal responsable de la crisis es el Gobierno, porque no hizo una adecuada planificación en torno a este tema durante los últimos años.
Navarro sostuvo que la posición inicial de la bancada está por el apoyo a la aprobación de los nueve millones, si ese dinero servirá para paliar la crisis energética, pero todo dependerá de las exposiciones que hagan en la Asamblea los sectores involucrados.
PLC y Fenosa en encerrona
“En el caso de Unión Fenosa, en una reunión que tuve con ellos hoy (ayer) a mediodía, me manifestaron que no quieren subsidio para nada, que aquí hay una equivocación, que ellos no están demandando que se les subsidie, sino que quieren que el Gobierno les pague las sumas de dinero que están atrasadas, y en todo caso, esas letras del Tesoro sería para subsidiar al Gobierno y no a la empresa española, puesto que estos últimos están simplemente cobrando lo que se les debe”, subrayó.
Apagones continúan
En tanto, los apagones ayer siguieron dejando a oscuras la periferia capitalina y las cabeceras departamentales. Los vecinos de varios barrios ubicados sobre la Carretera Sur y Carretera a Masaya, reportaron la falta de energía por tres horas, igual que en San José Oriental, San Judas y diversos sectores ubicados en Ciudad Sandino.
Los directivos de Fenosa informaron que eso se debe a un déficit de 30 megavatios de energía, que todavía se mantiene. Eso fue confirmado más tarde por los técnicos del Centro Nacional de Despacho de Carga, quienes revelaron que el fin de semana este déficit subió hasta 53 porque varias plantas térmicas de los generadores reportaron fallas.
El fin de semana los vecinos de los barrios occidentales de Managua también reportaron desabastecimiento de agua potable, y según las operadoras de Enacal, esa situación se debe a los apagones de Fenosa, que dejan sin electricidad las plantas de bombeo.
No obstante, cabe destacar que la mayoría de estos clientes recibe el líquido desde las estaciones de bombeo de la Laguna de Asososca, cuyo servicio de energía no depende de Fenosa sino directamente de las generadoras, algo que no han querido aclarar los directivos de Enacal.

(Con la colaboración de Consuelo Sandoval, Esteban Solís, Sergio Aguirre y Oliver Gómez).