Nacional

Nuevo capítulo de crisis en Policlínica Oriental


Melvin Martínez

Una nueva protesta por el supuesto incumplimiento de las autoridades de la Policlínica Oriental preparan esta semana los trabajadores de esta Empresa Médica Provisional (EMP) adscrita al Ministerio de Salud.
Los trabajadores demandan el cumplimiento de los acuerdos suscritos en abril con las autoridades nacionales de la Federación de Trabajadores de la Salud, Fetsalud, organización sindical a la que están agremiados.
Juan Carlos Solís, secretario general del sindicato de trabajadores, denunció que aún no les han pagado el salario retroactivo del 16.25 por ciento de incremento correspondiente a junio, julio y agosto.
La Policlínica Oriental es una EMP adscrita al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), y es propiedad del Ministerio de Salud. Actualmente atiende a más de 19 mil afiliados.
Según Solís, el gerente de la empresa médica, Boris Gutiérrez, ha incumplido el acuerdo de terminar con unos 130 supernumerarios, entre allegados y familiares de Gutiérrez, que está haciendo que la empresa vaya a la quiebra”, denunció el dirigente sindical.
El sindicalista denunció que existe pago de asesores inexistentes y de supuestos trabajadores que se presentan a la empresa, pero que no ejercen ninguna función.
No somos parte del Minsa, dice Gutiérrez
Boris Gutiérrez, por su parte, afirmó que ya dieron aumento salarial a los trabajadores, pero no el 30 por ciento que éstos exigen, pues no pertenecen a la planilla del Ministerio de Salud, Minsa.
“Vamos a formar una comisión en la que participe el sindicato para ver de dónde sacamos esa plata, pero se están adelantando mucho. Nosotros tenemos que pagar agua, luz, teléfono, las EMP no somos parte del presupuesto de la república”, dijo.
El viceministro de Salud, Israel Kontorovsky, afirmó que hay una dependencia dentro del Ministerio que se encarga de supervisar las EMP del Minsa, pero como trabajadores no son parte del Ministerio.
Sin embargo, afirmó que se comunicará con Gutiérrez para conocer más detalles de la demanda de los trabajadores. “Conocía que el mismo Boris había solicitado una auditoría a la empresa, pero no conozco cuál fue el resultado de la misma”, indicó.