Nacional

Contraloría auditará la extraña subasta de caoba


Luis Galeano

Los contralores colegiados decidieron el pasado jueves realizar una auditoría especial en la subasta de madera que se celebró el 31 de julio en Bluefields y que ha dejado muchas inquietudes en la población, informó el vicepresidente del ente fiscalizador, Luis Ángel Montenegro.
“Hay muchas interrogantes en el caso de esa subasta y hay denuncias específicas de personas que han dicho a la Contraloría que ha habido un mal manejo en la subasta de esos recursos, y por eso es que dispusimos hacer una auditoría especial en todo el proceso y determinar si se ha violado o no la Ley de Contrataciones del Estado”, dijo Montenegro.
Aunque el procurador del Medio Ambiente, Lisandro D’ León, dijo que todo el proceso se hizo ajustado a la ley, las dudas en la población y ahora en los contralores persiste, y será a través de la auditoría que se conocerá lo que ocurrió con certeza.
“Queremos ver si en realidad no se dieron anomalías porque se hizo todo como en una encerrona, sin los medios de comunicación, y por eso es que aprobamos hacer este trabajo para llegar al fondo y determinar responsabilidades, si es que las hubieran”, dijo Montenegro.
Ya hay antecedentes
El vicepresidente de la entidad fiscalizadora recordó que en el pasado ya impusieron presunciones de responsabilidad penal para los delegados del Instituto Nacional Forestal (Inafor) de Rivas, Granada y uno de los municipios de la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS) que no identificó.
“Creemos que se debe investigar los procedimientos legales porque hay muchos recursos económicos de por medio, son cifras millonarias que corresponden en el caso de esta operación a por lo menos 20 millones de dólares”, dijo Montenegro.
La subasta se dio el pasado 31 de julio en Bluefields y el director ejecutivo de Inafor, Indalecio Rodríguez, dio a conocer que recaudaron por medio de la venta a martillo de caoba motoaserrada 25 mil dólares que pasaron de inmediato a la caja única del Estado.
El procurador del Medio Ambiente D’ León reconoció que hubo algunas fallas en cuanto a la convocatoria para la primera subasta de madera de Bluefields, y destacó que por esa razón se está insistiendo ante el resto de los miembros de la Comisión Interinstitucional para que en la próxima subasta a realizarse en El Rama estén presentes todos los medios de comunicación.
El precio base para el pie tablar de madera durante la subasta fue de 17 córdobas, y el supuesto mejor postor fue la señora Libby Roiz, que pagó 18 córdobas con 60 centavos.
El perito Noel Castillo, del Instituto Nacional Forestal, destacó el doctor D’León se encargó de determinar cuál era el estado de la madera, y el precio base se estableció de acuerdo a las resoluciones del Ministerio Agroforestal (Mag-For) número 001 y 002 del año 2005, publicadas en La Gaceta números 12 y 42 de enero y marzo de 2005
De acuerdo con el precio establecido por el Mag-For, el pie tablar de caoba es de 92 centavos dólar, es decir, 16 córdobas con 20 centavos, cuando en el mercado local el precio oscila entre un dólar con ochenta centavos y dos dólares.
El precio base que se le dio a la caoba motoaserrada en la subasta fue de 17 córdobas, dijo el doctor D’León; “reconozco que fue un precio menor al del mercado, pero el Mag-For, de acuerdo a ley, sólo puede modificar estos precios cada dos años, es decir, que le corresponde cambiarlos hasta en enero de 2007”.
D’León señaló que las subastas de madera incautada son legales, pero no justas, pues será muy difícil que los micro, pequeños y medianos empresarios del sector madera-mueble puedan participar y obtener los lotes, porque compiten con personas adineradas que ofrecen mejores precios que ellos.
“Todo eso es lo que queremos averiguar, cómo la subastaron, por cuánto la subastaron y en qué se basó legalmente para hacerlo”, dijo el contralor Montenegro.