Nacional

Confirman ganglio y “las malas vibras”

* Le harán biopsia a la “pelotita” que le salió en la garganta, dice su hija María Dolores * Sus más cercanos lo ven “muy bien” y sólo hablan de una amigdalitis

Esteban Solís

Los exámenes médicos de laringe y faringe practicados ayer al ex presidente Arnoldo Alemán en el Hospital Metropolitano, detectaron una “pelotita”, o sea, un ganglio, según confirmó a EL NUEVO DIARIO su hija María Dolores Alemán, quien asegura que posiblemente se efectúe una biopsia para descartar elementos cancerígenos.
“Mi papá tiene como un mes de estar afectado de la garganta, y por las tardes, a veces, se le va la voz, y en los exámenes se le descubrió una pelotita y le dijeron que era un ganglio”, aseguró la hija mayor del ex mandatario.
El doctor Alemán fue contactado ayer por END, pero la comunicación telefónica fue pésima y sólo pudimos captar que todo lo que se ha dicho alrededor de su supuesta enfermedad no hace más que alimentar su figura política. “Así se hacen los caudillos”, nos dijo en medio de risas el ex presidente liberal.
“Las malas vibras”
Sin embargo, numerosas versiones se difundieron alrededor del estado de salud de Alemán, y hay quienes aseguran que padece un cáncer linfático. Dirigentes políticos y allegados al ex gobernante dijeron a END que el líder del PLC se encuentra en inmejorables condiciones, y que la tarde de ayer recorría su finca como todos los días.
“Para descartar las malas vibras, mejor que se haga ese examen”, dijo en tono irónico la diputada Alemán.
El magistrado del Consejo Supremo Electoral (CSE) René Herrera, uno de los más cercanos al ex presidente, dijo a END que había conversado con él y le manifestó que estaba “pijudo”, en buen estado y con mucho ánimo.
El subprocurador de Derechos Humanos Adolfo Jarquín, otra de las personas cercanas a Alemán, dijo que éste padece una amigdalitis y no es cierto que tiene cáncer. “Yo hablé con el doctor Alemán hace poco, y me dijo que estaba bien, que era una simple amigdalitis”.
Por su parte, el primer vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro, confirmó que también había conversado con el ex mandatario y éste hizo sorna de su supuesta enfermedad, porque le causaba gracia que algunos hayan gozado creyendo que padecía una mortal enfermedad.
“El doctor Alemán está en perfectas condiciones, y según me dijo, se encuentra tan sano como un niño de seis meses” dijo Navarro.