Nacional

Crecen marchas y “calientan motores” para el martes

* Por todo el país se extiende la grita por los graves problemas de luz y agua

Las manifestaciones populares exigiendo el fin del contrato de concesión de Unión Fenosa continuaron ayer en Managua y varios departamentos del país, en preparación a la marcha nacional organizada para el próximo martes, cuando la Asamblea Nacional discuta la aprobación del proyecto de Ley sobre los nueve millones de dólares para Fenosa.
Por quinto día consecutivo, los habitantes del municipio de Ciudad Sandino continuaron sus protestas contra Unión Fenosa, las que estuvieron matizadas por ligeros roces entre manifestantes y policías; y el cierre por pequeños períodos de la carretera nueva a León, en la entrada al municipio.
Los manifestantes marcharon desde el mercado municipal hasta las instalaciones de Unión Fenosa, donde a pesar de los esfuerzos que hicieron para romper los portones y tomarse el local, no pudieron lograrlo, debido a las fuertes cadenas que de previo habían colocado vigilantes de la empresa y oficiales de Policía que rodearon el edificio.
“Calentando motores”
Según los organizadores del evento, la actividad pretendía calentar los motores para la marcha nacional que las organizaciones defensoras de los consumidores planifican para el próximo martes.
La primera parada de los marchistas fue frente a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, donde exigieron la normalización del abastecimiento de agua potable, interrumpido desde que se incrementó el periodo de los cortes de energía eléctrica.
La falta de agua potable, según los reclamantes, provocó un fuerte impacto en el sector educativo al verse afectados los estudiantes de primaria y secundaria que se vieron obligados a dejar de asistir a la escuela.
Los caminantes luego continuaron hasta las instalaciones de Unión Fenosa, donde forzaron los portones para tomarse el local sin tener éxito. Mientras los manifestantes forzaban los portones de Unión Fenosa, por el lugar pasó la patrulla 0981 y le fue impedido el paso, lo que molestó a varios agentes que forcejearon con los manifestantes haciendo que el ambiente se tensara por varios minutos.
Luego, la marcha continuó hasta la entrada del municipio, y a pesar de los esfuerzos que hicieron varios oficiales de la Policía de Tránsito para evitar la toma de la carretera, no les quedó más remedio que hacerse a un lado ante la presión de los marchistas.
Una trampa
Mientras tanto, la Red Nacional de Defensa de los Consumidores consideró un engaño la orden del presidente de la Republica, Enrique Bolaños, de mandar a que se pusiera en marcha la Generadora Hidroeléctrica S.A.
“No había llovido, y ahora resulta que de un momento a otro había suficiente agua para la generación de energía”, comentó Ricardo Osejo, de la Red de Consumidores. “Con ello pretendían engañar a la población, buscando supuestas alternativas que no son una solución al problema energético”, afirmó Osejo.
Reacción molesta
María Teresa Velásquez Rivera reaccionó molesta por lo que consideró el cobro injusto de la energía eléctrica. Relató que el año pasado pagaba 80 córdobas como promedio, pero en la actualidad el recibo llega a los 720 córdobas. “Me están cobrando una energía no registrada, si yo tengo un medidor, ¿cómo me pueden decir que no registran mi consumo?, se interrogó molesta.
Otra pobladora que reclamó molesta por la facturación de Unión Fenosa fue la señora Adilia González Ramírez, a quien en la factura actual le llegó el cobro por reconexión sin que le hayan cortado la luz. “Me dicen que reconectaron cuando nunca me han cortado la energía”, argumentó.
El vicealcalde de Ciudad Sandino, Guillermo Antonio González, se refirió al cobro del uno por ciento del impuesto para el municipio. Según González, Unión Fenosa nunca ha reportado a las municipalidades el uno por ciento que ellos recaudan en la factura.
“Con ese dinero nosotros hubiéramos hecho importantes proyectos para mejorar los servicios básicos a la población”, aseguró el vicealcalde.
En el resto de los barrios de la capital, las protestas también continuaron. En el barrio San José Oriental, los manifestantes quemaron llantas y obstaculizaron el tráfico en algunas calles. Mientras en el sector del barrio Quinta Nina, también hubo quema de llantas.
Más protestas en León
Las protestas contra la empresa española Unión Fenosa continuaron en otros departamentos del país. En León, miembros de la Asociación de Consumidores de esa ciudad, realizaron un plantón en las afueras del edificio de Unión Fenosa, impidiendo que la población entrara a pagar sus facturas.
“Si ellos no quieren negociar con el pueblo, menos nosotros, queremos que se larguen pero sin un centavo”, afirmó Vida Larios, dirigente de la asociación de consumidores leoneses.
Durante la concentración, invitaron a la población a no pagar las facturas principalmente aquellos ciudadanos cuyas tarifas fueron alteradas pese a los cortes y anunciaron que reconectarán a las personas a quienes Unión Fenosa les suspendió el servicio.
También en Carazo
En el departamento de Carazo también se registraron pequeños brotes de protesta contra Unión Fenosa y la falta de agua potable haciendo que buena parte de los grandes negocios colocaran sus propios sistemas de generación de energía.
En el Hospital Regional, debido al gasto de combustible para las plantas generadoras de energía, se consumió parte del presupuesto provocando cuantiosas pérdidas económicas.
CHINANDEGA
Con pancartas, candiles y candelas en mano, pobladores de diferentes barrios y comerciantes chinandeganos marcharon por las calles de esta ciudad demandando el cese de los apagones y el retiro de Unión Fenosa de Nicaragua.
En la marcha que salió del costado norte de la parroquia El Calvario también participaron taxistas y tricicleros, culminó en las oficinas departamentales de Unión Fenosa, donde una delegación de los reclamantes entregó un escrito exigiendo la solución inmediata de la crisis energética.
Inversionistas huyen
En San Juan del Sur, los cortes de energía eléctrica provocaron que la propietaria del hotel Iguana Bar, optara por cerrar el local que estaba sobre el malecón, se trata de una empresaria holandesa que se fue desmotivada por los problemas energéticos.
Randal Granja, presidente de la Cámara de Turismo en San Juan del Sur, afirmó que el problema de la luz “está dando una imagen negativa al sector turístico, principalmente por la falta de seguridad de los turistas. “Los extranjeros temes ser asaltados o perderse”, afirmó Granja.
Con la colaboración de Marianela Flores Vergara, Alberto Cano, Lésber Quintero y Róger Olivas.