Nacional

“Verano podría ser peor”

* Dice que tomó una “decisión riesgosa” y profundiza sobre los 9 millones de dólares * “Si había esa opción, ¿por qué esperó a tomarla hasta que ya se había causado graves daños y la gente estaba en la calle?, riposta la Red * Castillo pregunta por el seguro de Fenosa, y asegura que tiene ganado el arbitraje

El presidente Enrique Bolaños dijo ayer que la crisis de los apagones será peor en verano próximo si es que el lago de Apanás no rellena antes su nivel de aguas con las próximas lluvias, pues Hidrogesa ahora está agotando las reservas de este período para generar energía y solucionar la actual crisis.
Bolaños destacó que el gobierno tenía dos opciones para paliar la crisis energética, esperar que subieran los niveles de agua en el lago porque no ha llovido lo suficiente, o esperar que quemaran Managua u otras zonas del país.
Refirió que Apanás no ha alcanzado sus niveles óptimos de agua correspondientes a esta temporada del año, pero era la única solución, y por eso se dio la orden de bombear para abastecer a las plantas hidroeléctricas que generaron la electricidad.
Decisión riesgosa
Sin embargo, el propio mandatario admite que la decisión es riesgosa porque en estos momentos deberíamos estar almacenando agua. “El problema está en que si no llueve para que el lago recupere sus niveles, en verano la situación podría ser más que crítica, porque esas hidroeléctricas no funcionarían”, explicó.
Confirmó lo que EL NUEVO DIARIO publicó ayer citando los registros de Ineter, que desde hace varias semanas no llueve en esa zona del país y mucho menos en los sectores aledaños, pero Bolaños señaló que eso se debe a la tala indiscriminada de los bosques.
Durante un acto de celebración del 50 aniversario del centro juvenil Don Bosco, el mandatario precisó que otra de las causas de los apagones fue un desperfecto técnico en una de las máquinas de la Planta Managua, y otro inconveniente ha sido que Guatemala sólo está vendiendo a Nicaragua la mitad de energía de lo que abastecía.
Reiteró que el sistema energético está débil y se requiere una inyección económica, y por eso Unión Fenosa está dispuesta a invertir dinero para comprar el combustible necesario para generar la energía.
Los 9 millones de dólares
“Los banqueros dicen que los prestan, siempre y cuando el Estado garantice que lo que debe pagarle a Fenosa en concepto de subsidio, se le dé directo a los bancos”, indicó. Bolaños anunció que no tiene ninguna objeción que los nueve millones de dólares que solicitó la semana pasada para subsidiar a Unión Fenosa, los administre ENEL.
“Si ENEL es el que va a comprar el combustible, no tengo objeción, cualquiera que sea”, dijo el mandatario, porque quien va a pagar ese dinero es la empresa española, porque el dinero va a ir a parar directamente al banco que hará el préstamo.
El mandatario asegura que esta crisis está superada al menos por el momento pero, al parecer, está mal asesorado, porque según los técnicos del Centro Nacional de Despacho de Carga (CNDC), aunque Hidrogesa está aportando energía y Fenosa está comprando en el extranjero, persiste un déficit de 30 megavatios.
Los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC) se mostraron indignados con la explicación del presidente, pues “no hay una salida de fondo, sino coyuntural, y aquí se está jugando con los ingresos de la gente, con las pérdidas que están teniendo las familias, los pulperos, comerciantes y demás”.
Al menos eso dijo Ruth Selma Herrera, coordinadora de la Red, quien explicó que lo único que está demostrando Bolaños es que le gusta trabajar bajo presión, porque esa “solución de parches” siempre estuvo allí, pero la usó hasta que vio a la gente en las calles protestando.
“Dice que el gobierno está usando las reservas del verano de Hidrogesa, y entonces eso quiere decir que está tapando un hoyo de agosto destapando otro en el verano próximo. No solucionó el problema, sólo lo movió de fecha, de temporada; y si esa era la única solución, pues, la hubiera tomado desde hace dos semanas”, indicó.
Lo que marcó la diferencia en esta crisis, según Herrera, “fue la presión de la gente, que aprendió y demostró que se trataba no solamente una mentira sino de un contubernio entre el gobierno y Fenosa. Y ahora, ¿quién le paga a la gente que tiene pérdidas? ¿Por qué se juega con la dignidad de la gente?”
Sobre el arbitraje
Los miembros de la Red calificaron de positivo el arbitraje impulsado por el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) con Fenosa, pero aclararon que se trata de un proceso lento que podría terminar en medio de candelas, mientras se deteriora el servicio de energía, por eso anunciaron que pedirán formalmente a la Asamblea Nacional la cancelación de contrato de concesión de esta empresa.
Estas declaraciones las brindaron mientras las brigadas de reconexión organizadas por la Red, se desplazaban a los barrios San José Oriental, Domitila Lugo, Villa Libertad y San Judas; adonde ayer se dedicaron a reconectar el servicio a varios pobladores que recibieron el “alicate” de Fenosa por deudas o reclamos.
Fenosa ayer divulgó un comunicado donde informa a sus clientes que las brigadas de reparaciones, “han visto entorpecidas sus labores diarias por falta de seguridad”.
Estas cuadrillas son las responsables de atender las averías en las redes de electricidad y “actualmente, más de 400 solicitudes de servicios en diferentes zonas de Managua y otras ciudades del país, no han podido ser atendidas debido a que personas que se dicen “defensoras de los consumidores” no dejan hacer las reparaciones en las redes, causando un perjuicio serio a los ciudadanos”, reza el escrito.
Castillo sigue desinformado
Nicaragua no ha podido conocer en detalle lo que establece el seguro de riesgo político de 115 millones de dólares contraído por Fenosa con una aseguradora multilateral por sus inversiones en Nicaragua, al menos eso informó ayer el titular de INE, David Castillo.
Este funcionario señaló que ese seguro es un inminente riesgo para el país de rescindirse el contrato del Estado con la transnacional española, máximo cuando no se conocen los pormenores de lo que se manifiesta en ese documento.
“Para saber qué terreno pisa el país, le pedí a la agencia del Banco Mundial que administra ese seguro, que si me daban las condiciones por las cuales Nicaragua podría ser afectada en ese cobro, y me dijo que no me lo podía enseñar porque esa es una relación totalmente privada entre ellos y Fenosa”, dijo Castillo.
Agregó que ante la negativa de esta aseguradora de facilitarles el documento, le pidió al ministro de Hacienda Mario Flores que como gobernador ante el Banco Mundial que lo obtuviera y también me respondió que se trata de una relación privada.
No obstante, explicó que para que Fenosa haga efectivo ese seguro el Estado tiene que haber fallado en el cumplimiento de la ley y en este caso el INE ha sido muy cuidadoso en lo que establece las normas.
EL NUEVO DIARIO quiso conversar con el representante del Banco Mundial en Nicaragua Humberto Arbulú, pero no fue posible localizarlo.
“Por eso es que nosotros estamos actuando de manera muy cuidadosa, porque cualquier actuación imprudente o impulsiva del Estado a través del INE como ente regulador puede afectar al país con esos cobros, por eso es que vamos paso a paso”, dijo Castillo.
Está seguro de ganar arbitraje
Sobre el arbitraje que han demandado, el titular del INE señaló que es fundamental para ayudarle al país para lograr no sólo una sanción contra Unión Fenosa, sino para identificar de manera clara los puntos en los que el concepto que se le vendió al país en inversiones que se iban a dar, se cumplan.
A la vez, señaló que Nicaragua tienen todos los elementos para salir airosa en el arbitraje, porque existen suficientes elementos que prueban fallas en la prestación del servicio como los descuentos tarifarios, la falta de inversión, la manera en que se cobran los desvíos y la no devolución del cobro de alumbrado público indebido.
Manifestó que hasta antes de junio se había acumulado el tres por ciento de descuento tarifario, y el contrato señala que si se llegara a alcanzar el 10 por ciento ameritaría una suspensión de la concesión.
El INE, en un informe que envió a la Contraloría, detalló que Fenosa ha alcanzado la segunda fase del contrato de distribución de energía y ahora comete 16 faltas graves a los compromisos asumidos.
“Una vez que el laudo arbitral salga y le de la razón al INE porque en los últimos seis meses nos hemos dedicado a construir un expediente para poder defender los derechos de los usuarios, pues vendrían las sanciones en contra de ellos”, dijo Castillo.
Sobre “los milagros”
Sobre la forma en que se restableció el servicio de energía en la mayor parte del país “como por arte de magia”, Castillo dijo que el presidente Enrique Bolaños ordenó que se generara el triple de la capacidad que tenía Hidrogesa, aun cuando significa agotar las reservas de agua del próximo verano.
“También le apareció dinero a Frank Kelly y echó a andar sus plantas que también están generando, y en cuanto a las importaciones del mercado regional, mejoraron las ofertas, hubo plata para comprar, y entonces de 130 megavatios que habían racionado, ahora solamente hay 30 megavatios”, dijo Castillo.