Nacional

Gemelitos asesinados y también torturados

• Padre de bebés dice que no volverá con sospechosa • La describe como a una joven “tranquila y aseada” • Especula que quizá la trastornó anestesia de cesárea

Máximo Rugama

ESTELI.
Los gemelos de Estelí, además de estrangulados para ser violentamente asesinados, sufrieron en sus cuerpecitos maltratos relacionados con la tortura, según el dictamen médico legal post mortem, que descubrió en la piel de la mujercita quemaduras de segundo grado “con objeto caliente, tipo cigarrillo”, y en ambos cadáveres, huellas de maltrato y descuido por desaseo.
Ayer fue entregado a las autoridades policiales el dictamen sobre los cuerpos de los gemelos de 17 días de nacidos, presuntamente asesinados por su madre biológica Meyling Karina Benavides Vásquez, de 18 años, en el barrio “Filemón Rivera”, de Estelí.
La doctora Ernestina Cuadra Rocha, del Instituto de Medicina Legal, tras realizar los estudios histopatológicos y autopsia de ambos cuerpos, determinó lo siguiente:
Cadáver sexo femenino:
Causa de la Muerte: Sofocación + Estrangulamiento Manual.
Estudios Complementarios: Focos de Edema Aguda de Pulmón y focos de hemorragia subpleural bilateral.
Conclusiones: Los hallazgos permiten determinar que la bebé presentó insuficiencia respiratoria (edema pulmonar) con Hipoxia (cianosis y relajación del esfínter anal con salida de heces).
Esta situación, sumada a las lesiones excoriativas en el cuello, permiten achacar la causa de la insuficiencia respiratoria (falta de aire) a oclusión de las vías aéreas superiores (nariz, boca y estructura del cuello por constricción, esto es ESTRANGULACION + SOFOCACION.
Según el dictamen del Instituto de Medicina Legal, en el cuerpo, los galenos encontraron además evidencias de lesiones por quemaduras de segundo grado con objeto caliente (tipo cigarrillo encendido) en la piel de la pared abdominal y pélvica, menor de 12 horas de evolución.
Desde el punto de vista médico-legal, se trata de una muerte Violenta de Etiología HOMICIDA.
Cadáver sexo masculino:
Causa de la Muerte: Sofocación + Estrangulamiento Manual.
Estudios Complementarios: Focos de edema agudo de pulmón y congestión vascular generalizada
Conclusiones: Los hallazgos permiten determinar que la bebé presentó insuficiencia respiratoria (edema pulmonar) con hipoxia (cianosis y relajación del esfínter anal con salida de heces).
La ausencia de procesos patológicos y estos hallazgos, sumados a las lesiones excoriativas en el cuello, permitieron a los médicos determinar la causa de la insuficiencia respiratoria (falta de aire) a oclusión de las vías aéreas superiores (Nariz, boca y estructura del cuello por constricción) esto es ESTRANGULACIÓN + SOFOCACIÓN.
En el cuerpo se encontraron evidencias de pañalitis aguda purulenta de doce horas de evolución, que evidencia descuido en el aseo personal, proceso infeccioso no relacionado con lesiones sexuales, que sólo ameritaba cuidados generales y tratamiento con antibiótico.
Desde el punto e vista médico-legal se trata de una muerte violenta de etiología (causa o razón) homicida.
Actualmente la presunta autora del hecho está enfrentando el caso en libertad, ya que el sábado doce de agosto fue puesta bajo arresto domiciliar por orden judicial, por el estado de salud de la misma.
También perdió a su amor
Pero además de a sus dos gemelitos, presuntamente estrangulados por ella, Meyling Karina Benavides Vásquez también perdió el amor de su vida, al que se entregó a los 17 años, y con el que pensó formar una familia estable y fuerte.
Esto es así porque Henry Jirón Rayo, consorte de Meyling Karina y padre de los infortunados bebitos, declaró tajantemente que no volverá a convivir con la sospechosa del terrible parricidio, la cual ha tratado de echarle culpa y de señalarlo como sospechoso del crimen. En esta labor, también la madre de la indiciada arroja sospechas sobre el yerno, pero la Policía, la Fiscalía y los jueces descartan esos señalamientos, e insisten en procesar a Meyling como principal sospechosa.
Meyling Karina, de 18 años, detenida desde el pasado siete de agosto, y quien supuestamente padece de trastornos psicológicos, enfrentó una niñez y adolescencia difíciles por las condiciones de pobreza en que vive su progenitora, Victoria Vásquez, único sostén de su casa.
La Policía pasó su caso al Ministerio Público y en audiencia inicial, el doctor Mauricio Matamoros Guzmán, Juez Suplente de Distrito Penal de Audiencias, encontró elementos contundentes en la querella presentada por la fiscal auxiliar Tania Vanessa Lara Rodríguez.

En prisión domiciliar
Tomando en cuenta los hechos y las pruebas en que fundamentó el Ministerio Público tal acusación, así como los elementos de convicción, el judicial Matamoros admitió la causa, y programó la primera audiencia publica para el viernes 18 de agosto, cuando se determinará si Meyling Karina va o no a juicio oral y público.
Actualmente la jovencita se encuentra en prisión domiciliar, ya que su estado de salud es vulnerable, pues fue sometida a una cesárea para poder dar a luz a sus gemelitos, una hembra y un varón.
En varias declaraciones que la muchacha dio a los periodistas, negó que ella haya matado a sus vástagos, quienes tenían 17 días de nacidos, y arrojó sospechas sobre Jirón Rayo, su ex cónyuge, y “unas amantes de él”.
Ella hace tales afirmaciones sobre la base de que supuestamente, el día en que los gemelos murieron por asfixia mecánica, es decir, que fueron estrangulados, salió de su dormitorio hacia la letrina donde estuvo unas tres horas, según externó.
No obstante las autoridades policiales y del Ministerio Público, no dieron credibilidad a esa versión, y detallaron que en el panorama de los hechos, sólo sale como sospechosa Meyling Karina.

Nadie ha pedido valoración sicológica
A pesar de que hay afirmaciones de que la muchacha tiene problemas psicológicos, hasta ahora, según la doctora Tania Vanessa Lara Rodríguez, fiscal auxiliar designada para tal caso, expresó que nadie se ha personado ante las autoridades del Ministerio Público a solicitar que se le haga un peritaje psiquiátrico para profundizar sobre sus actitudes.
Algunos vecinos de la familia de la señora Victoria Vásquez, donde vive Meyling, aseguran que quizá Henry no era un padre maravilloso, pero que siempre estuvo pendiente de los niños.
Pero la madre de la muchacha dijo que Henry Jirón, se desobligó de la Meyling Karina, desde el veinte de julio, cuando dio a luz a sus bebitos, e inclusive indicó que le mandó a decir con un vecino a eso de las cuatro de la madrugada que la joven estaba con los dolores de parto y no se dignó en acompañarla al hospital.
La mañana del día en que los niños fueron estrangulados, dice la señora Vásquez que ella le mandó a decir a Henry con un hermano de él que necesitaba dinero para comprar unos medicamentos para Meyling Karina y la leche para los gemelos, pero éste no mandó nada.
Pero hay quienes indican que Henry llegó a eso de las diez de la mañana del domingo seis de agosto, y le preguntó a su ex cónyuge que si los niños tenían leche, y ésta le contestó afirmativamente.
Habla padre de gemelitos
El ciudadano Henry Jirón Rayo, quien es el padre de los gemelos que a primeras horas de la noche del domingo siete de agosto perecieron estrangulados, en el barrio “Filemón Rivera”, desvirtuó varios señalamientos que en su contra lanzó públicamente la progenitora de los bebés, la que indicó que la Policía lo debe investigar como sospechoso.
Henry, quien labora en un taller de enderezado y pintura de automotores ubicado en el barrio “Filemón Rivera”, dijo a este redactor que ese día, efectivamente, fue a mirar a los niños a eso de las tres de la tarde.
“Los niños estaban dormidos y ni los acaricié porque no quería que se despertaran, yo sí los miré bien”, explicó. Destacó que luego se fue de la casa de su suegra porque tenía que cumplir un compromiso en el estadio de fútbol, y que horas más tarde le comunicaron lo sucedido
Dijo que anduvo buscando cosas para la vela y esa noche amaneció en la casa de su suegra. Pero ella hizo acusaciones serias, le comentamos. No, yo nada tengo que ver en eso. Está de testigo toda le gente que se encontraba en el estadio que allí permanecí hasta que me informaron sobre la muerte de los niños, dijo.

Era bien centrada y aseada
Detalló que como padre de los gemelos, siempre tuvo una buena relación con Meyling Karina, ya que él estuvo pendiente de todo. Los vecinos de ella y los míos saben que yo le ayudaba. Por lo menos no me queda ese remordimiento.
Dijo que tiene 26 años y que los gemelitos fueron producto de un año y medio de relación estable con Meyling Karina. Explicó que inclusive él se separó de su primera cónyuge por Meyling Karina. De esa relación tuvieron dos niños y cuando se dio la separación, cada uno se llevó a su casa a un hijo, y no hubo discusiones.
La primera ex cónyuge de Henry, vive actualmente en el barrio “Augusto C. Sandino” de esta ciudad, y asegura que quedaron como amigos. Sobre su ex suegra, Victoria Vásquez, señala que está molesta con él porque en las informaciones que dio la Policía a los periodistas sale como la persona que interpuso la denuncia oficialmente.
Ella ha expresado en el barrio que no va a descansar hasta mirarme en la cárcel, pero las autoridades son justas y creo que van a investigar primero, y allí se van a dar cuenta que soy inocente de todo, acotó.
Aclaró que quizás el problema que tuvo Meyling al dar a luz a los niños, y la anestesia, la afectaron emocional y psicológicamente, pero hasta antes del embarazo observó a Meyling Karina como una persona normal y tranquila.
Era bien centrada y aseada, y tenía buenas relaciones con su suegra también, indicó. Dijo que debido al problema creado por doña Victoria, ahora aunque Meyling Karina esté interesada en entablar una nueva relación con él, difícilmente volverá con ella.
Ex cónyuge quiso perjudicarlo
Expresó que su ex cónyuge también quiso perjudicarlo al señalarlo como presunto autor de la muerte por estrangulamiento de los niños. Ya Medicina Legal confirmó que hubo mano criminal, es decir, que fueron estrangulados por alguien. Hasta ahora la única detenida y procesada por haber cometido el hecho es la joven Meyling Karina.
Varias organizaciones de la sociedad civil, como la Comisión Municipal de la Niñez, y el Instituto de Promoción Humana (Inprhu) de Estelí, condenaron la muerte de los bebitos. En sendos pronunciamientos, demandan de las autoridades competentes que apliquen todo el rigor de la ley a quien resulte responsable de ese hecho, aunque sea la misma madre.
La licenciada Ileana González, coordinadora del Inprhu, en Estelí, señaló que la muerte de los recién nacidos es a todas luces condenable. La docente y abogada señaló que las autoridades no deben tener compasión para ese tipo de personas que se ensañan con niños inocentes e indefensos.
Las autoridades Medicina Legal, cuando el pasado ocho de agosto emitieron un dictamen preliminar sobre las causas de la muerte de los gemelos, asumieron el reto de dar un dictamen definitivo en un término de diez días, y lo hicieron en siete.