Nacional

Testaferros en la subasta de caoba

*** Imposible evitarlo”, expresa Indalecio Rodríguez *** Pymes no fueron tomadas en cuenta para la venta al martillo

Melvin Martínez

Madereros ilegales y testaferros de grupos económicos internacionales vinculados a la llamada mafia maderera que opera en Nicaragua, participaron de la primera subasta de la madera incautada por el Ejército de Nicaragua, desde que el presidente Enrique Bolaños emitió el decreto de Emergencia Económica en las regiones autónomas del Atlántico Norte y Sur, así como Río San Juan y Nueva Segovia.
Lo anterior fue confirmado ayer por el doctor Indalecio Rodríguez, Director del Instituto Nacional Forestal, Inafor, quien esgrimió que la legislación forestal no les permitió excluirlos de la subasta al martillo.
Uno de ellos es Cándido Miranda, quien declaró ser el propietario de la madera y la maquinaria que fue retenida por el Ejército en el río Kum Kum.
“A Cándido Miranda yo lo he mencionado, pero cuando se le investigó aquí, lo único que le encontramos fue que es el dueño de la maquinaria que estaba haciendo los trabajos”, justificó Rodríguez.
Miranda fue mencionado por Inafor como el principal responsable de la depredación que se ocasionó en el Kum Kum, donde se decomisaron 10 mil tucas de caoba valoradas en 400 mil dólares. La madera incautada a nivel nacional sobrepasa los 6 millones de dólares.
“La nueva ley sí mandaría al decomiso de la madera, pero esta ley no dice nada para la maquinaria utilizada en el transporte. Nosotros ya lo teníamos ‘cocinado’ (a Miranda), la Ley de Delitos Ambientales apareció hasta el 21 de mayo, es posterior, estoy de acuerdo con vos en eso, se le debió haber hecho proceso por la madera, pero en ese momento no pudimos hacer nada”, afirmó.
Rodríguez habría mencionado entre otros nombres, que operaban como testaferros y/o depredadores del recurso bosque, a supuestos madereros como: Cándido Miranda, Nicolás Báez y Xiomara Peralta.
El funcionario de gobierno habría afirmado que no permitiría la participación de estos explotadores en la subasta.
A pesar de que se conformó una comisión interinstitucional integrada por Inafor y otras instituciones del gobierno, con la participación de la Policía y el Ejército de Nicaragua, éstos han sido incapaces de identificar a los involucrados en la llamada “mafia maderera” que opera en las regiones en las que se decretó la emergencia.
El funcionario adelantó que será en El Rama donde se llevará a cabo la subasta al martillo de las 10 mil tucas de madera preciosa incautadas en el río Kum Kum, y que se realizará en los primeros 10 días del próximo mes.
Pymes no fueron tomadas en cuenta
Las autoridades de Inafor se habían comprometido con las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) para subastar pequeños lotes de la madera incautada, sin embargo el compromiso no fue cumplido. Rodríguez afirmó que será en la próxima subasta que las Pymes serán tomadas en cuenta.
El funcionario dijo que el primer lote de madera no tiene nada que ver con la madera incautada en el río Kum Kum, a pocos metros de la reserva.
Rodríguez cuestionó las declaraciones vertidas por el procurador Ambiental, Lisandro D’León, ya que carece de información suficiente para opinar acerca del tema. “No entiendo por qué salió afirmando esto”, dijo.
El total recaudado en esta primera subasta fue de 26 mil 600 dólares que pasaron al Ministerio de Hacienda, el cual deberá distribuirlos entre el Consejo Regional de la Raas, las municipalidades y comunidades en las que se extrajo la madera.