Nacional

Barrios se levantan


Los piquetes de protesta que de forma espontánea organizaron pobladores de algunos barrios capitalinos por la falta de agua potable y energía eléctrica, se extendieron al entrar la tarde de ayer a buena parte de la zona Oriental de Managua y a otros sectores de la ciudad.
Los baldes vacíos, que fueron el símbolo que acompañó a los vecinos durante las protestas, cambiaron por las fogatas y barricadas de adoquines que se multiplicaron en lugares como el barrio “Francisco Meza Rojas”, “Jorge Dimitrov”, la Tenderí, Campo Bruce y el San José Oriental.
También hubo protestas en el municipio de Ciudad Sandino, frente a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, y en la Presidencia de la República, la que provocó la movilización inmediata de agentes de seguridad de la Policía Nacional.
“Presidente Bolaños, queremos agua y luz. Remánguese las mangas y busque una solución, pero no le dé nueve millones de dólares a esta empresa que usted dijo que es mafiosa”, repitieron una y otra vez los protestantes.
Claman agua
Mientras tanto, en el barrio San José Oriental un grupo de vecinos intentó infructuosamente asaltar a un camión distribuidor de agua de una empresa local. “Tenemos sed, no hay agua”, gritó la señora Juliana Guevara, habitante del barrio, que justificó la acción contra el camión distribuidor bajo el argumento que desde hace dos semanas no tienen agua potable.
“Cuando llamamos a Enacal justifican su mala administración culpando a Unión Fenosa porque hay cortes de energía eléctrica”, aseguró Guevara, quien acompañada de un grupo de vecinos se apostó en la esquina ubicada del Cine Salinas una cuadra al lago y una arriba, en donde levantaron una barricada con piedras, baldes y barriles vacíos.
Contra Unión Fenosa
Ignacio Mairena Altamirano relató a EL NUEVO DIARIO que tienen más de 10 días de no tener agua. “Ya no soportamos la sed, por eso decidimos protestar pacíficamente, pero vamos a aumentar la protesta hasta generalizarla en toda Managua”, aseguró, mientras impedía el paso de los vehículos en la zona.
María Isabel Velásquez explicó que la protesta surgió de forma espontánea ante la necesidad del agua y la energía eléctrica. “No tenemos agua por más de una semana y ahora resulta que tampoco tenemos luz eléctrica porque Unión Fenosa la corta por más de nueve horas”, indicó, tras asegurar que la protesta del barrio aumentará cada día más, hasta lograr que Unión Fenosa abandone el país.
Distribuyen agua
Socorristas de la Cruz Roja Nicaragüense llegaron al barrio San José Oriental y distribuyeron 10,000 galones de agua. Alejandro Morales, Director de Socorros, explicó que acudieron ante el llamado de los pobladores.
“Vinimos con cuatro cisternas, se trata de la primera operación de la Cruz Roja”, aseguró Morales, quien adelantó que esas acciones podrían repetirse ante la problemática de la falta de agua potable.
“Fue una petición de los vecinos y trajimos agua para paliar un poco la problemática”, aseguró.
En Campo Bruce, los pobladores también levantaron barricadas para impedir el tráfico vehicular, y encendieron fogatas que poco después fueron apagadas con agua que llevó personal de la Dirección General de Bomberos.
La reacción de los pobladores fue impedir que los bomberos desperdiciaran el agua, y salieron de sus casas portando todo tipo de recipientes para llenarlos.
La Policía Nacional se presentó a la zona donde se registró la protesta, pero no se registraron fricciones con los pobladores. Los agentes se limitaron a limpiar las calles y restablecer el tráfico vehicular.
En la colonia Tenderí, grupos de personas intentaron tomarse una sucursal de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, pero no lo lograron; a su vez, tras romper los candados de un portón de los pozos de suministro de líquido, penetraron con la intención de abastecerse de agua.
Ciudad Sandino
Mientras tanto, Ciudad Sandino entró ayer en su segundo día de protestas por los cortes de energía eléctrica, y los vecinos optaron por instalarse por más de cinco horas frente a los portones de la oficina de Unión Fenosa, ubicada en la entrada del municipio.
“Estamos hartos de los cortes, el mal servicio y las tarifas elevadas de energía eléctrica”, gritaban los pobladores, quienes culparon a los cortes de energía por las enfermedades que empezaron a manifestar los vecinos, principalmente los niños. “Por los apagones ni en el Centro de Salud nos pueden atender”, aseguró Henry Guevara, representante de la Asociación de Autodefensa de los Consumidores de Ciudad Sandino, organismo que dirigió las protestas populares.
El problema, según Guevara, es que por la falta de energía no funcionan las bombas succionadoras de agua, “ni un poquito de agua llega, los niños y las personas adultas se están enfermando y no se ha podido hacer nada por los apagones”, señaló Guevara.
En la Presidencia
Un grupo de pobladores organizados en la Red Nacional de Defensa de los Consumidores, logró ingresar hasta el portón peatonal de la Casa de Gobierno y gritar consignas exigiendo solución a la falta de agua potable y de energía eléctrica.
La protesta se produjo en el preciso momento que en el interior de la Casa Presidencial se realizaba una reunión del gabinete de gobierno, directivos del INE, la Comisión Nacional de Energía y una delegación de diputados, analizando supuestamente la crisis del servicio de energía eléctrica.