Nacional

Subasta misteriosa

*** Ni Inafor ni la Comisión Interinstitucional dan detalles de la venta, se bolean, desinforman y hasta agreden verbalmente a Corresponsal. Madereros nacionales indignados por lo que llaman precio de regalo, con una sensible pérdida en dólares de una madera tan preciada como la caoba. Se consideran engañados con el cuento de que lo incautado con el decreto de emergencia, sería para favorecer a la industria nacional

Managua / Bluefields
La primera subasta de madera incautada está rodeada de interrogantes, y es que se vendió a menor precio del que se encuentra en el mercado local. La información sobre el precio base y los oferentes no fueron hechos públicos por las instituciones a cargo de la actividad, y para colmo algunos señalan que la actividad fue “a puertas cerradas” para los medios de comunicación, pues quienes estuvieron en la “venta a martillo” son testaferros.
Aunque la subasta se dio el pasado 31 de julio, hasta la fecha se maneja como secreto de Estado la información, a pesar de que el director ejecutivo del Instituto Nacional Forestal (Inafor), doctor Indalecio Rodríguez, dio a conocer ayer que recaudaron por medio de la venta a martillo de caoba moto aserrada, 25 mil dólares que pasaron de inmediato a la caja única del Estado.
Sin embargo, el doctor Rodríguez no supo precisar la cantidad de madera que se subastó, cuál fue el precio base de la subasta, quiénes fueron los oferentes y menos aún el comprador, pues –destacó-- la subasta estuvo a cargo de representantes de la Comisión Interinstitucional.
Cabe recordar que dicha comisión se instituyó el pasado tres de mayo a raíz del decreto de emergencia económica que precedió a la Ley de Veda Forestal, y está presidida por el titular del Inafor y conformada por el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marena), Ejército de Nicaragua, Policía Nacional y Procuraduría Ambiental, entre otros.
El doctor Rodríguez se limitó a expresar que “esta madera se subastó, no recuerdo quién la compró. No participaron los dueños iniciales, se estableció una comisión interinstitucional con representantes del Gobierno Regional, ellos hicieron el anuncio y llamado a subasta donde se vendió al martillo al mejor postor”, dijo.
“Botaron el precio”
Fuentes ligadas a los exportadores de madera, señalaron que la subasta que se dio en Bluefields botó el precio en el mercado de la caoba, pues a quien el Estado consideró “el mejor postor” pagó entre 80 centavos y un dólar menos por el precio del pie tablar de esa madera.
Y es que según la fuente, el pie tablar --que mide unas 4.36 pulgadas-- se cotiza en el mercado nicaragüense entre los dos dólares y un dólar con 80 centavos, y el Estado lo vendió a 17 córdobas con 65 centavos que es, al cambio oficial, el precio de un dólar.
“Si alguien que ofreció un dólar menos por la compra fue el mejor postor, habría que analizar cuánta convocatoria hubo para esa subasta, quién puso el precio base para la madera, porque lo óptimo hubiese sido partir de un dólar e ir incrementando el precio hasta llegar al menos al precio en que se cotiza la caoba en el mercado nacional, y no fue así. A mi parecer regalaron la madera, y para eso no es necesario hacer una subasta”, destacó la fuente.
Una costarricense la compradora
La persona que compró los 24 mil 300 pies tablares de caoba aserrada en la subasta de Bluefields, fue la costarricense Liby Roiz, quien supuestamente la transformará para sacarla del país.
Esto trajo críticas de algunos microempresarios del sector madera-mueble, pues para ellos el que una extranjera haya comprado la madera deja de lado el discurso del gobierno, que juraba “por las mil cruces” que la madera incautada dotaría de recursos y favorecería a las micro, pequeñas y medianas empresas del país.
“Se suponía que esa madera la íbamos a trabajar nosotros los nicaragüenses, si van a darle ventaja a los extranjeros con nuestros recursos naturales, entonces estamos sólo haciendo de payasos, porque con la garantía de obtener materia prima le aseguro que muchos dueños de talleres de Guatemala, El Salvador y otros ticos con mayor capacidad económica que nosotros, vendrán a establecerse y nos ahogarán”, dijeron.
Ocultan información
EL NUEVO DIARIO trató de obtener el acta de la subasta en la cual aparece la información completa sobre la misma, pero a la hora de nuestro cierre ninguna de las instituciones que forman parte de la Comisión Interinstitucional la facilitó, pese a ser un documento público sobre la venta de recursos naturales propiedad de todos los nicaragüenses.
Por la mañana, la delegada del Marena en Bluefields, señora Ilenia García, se mostró accesible y confirmo que la subasta se realizó el 31 de julio, y que no se invitó a medios de comunicación. También ratificó que la compradora había sido una ciudadana costarricense, pero cuando se le solicitó mayor información la llamada se cortó y después no contestó su teléfono.
El corresponsal de EL NUEVO DIARIO en esa ciudad trató de forma infructuosa de comunicarse con los delegados de las instituciones, quienes lo “bolearon”, al punto que uno de ellos llegó hasta a afirmar que la subasta no se dio en Bluefields sino en El Rama, y que lo único que han hecho los miembros de la Comisión Interinstitucional local son inventarios sobre la madera incautada.
Hostilidad
El colmo de la censura y la prepotencia de las instancias estatales que se han esmerado en ocultar el destino que ha tomado esta madera incautada a la mafia maderera de la RAAS, alcanzó su máxima expresión la tarde de ayer (lunes), cuando nuestro corresponsal llegó al Palacio del Consejo Regional a buscar al primer secretario de la Junta Directiva del Parlamento costeño, Glenford Abraham, para conocer su versión sobre esta subasta forestal, y fue ofendido y amenazado por un celador que se limitó a decir que el acceso al edificio estaba restringido porque en ese momento se realizaba una reunión de la bancada del PLC.
“La actitud de este energúmeno es un simple reflejo de la obcecada decisión de las instituciones que regulan el aprovechamiento de la madera, de ocultar el destino de las trozas requisadas a los traficantes ilegales, y que sólo consiguen que el pueblo dude cada día más de la transparencia de estas entidades y funcionarios”, comentó el panguero Henry Pineda.
En las oficinas centrales, tanto de Inafor como del Marena manifestaron que “ese asunto” lo estaban trabajando las delegaciones y prometieron investigar al respecto para dar mayores detalles.

Anuncia la próxima
El titular del Inafor anunció que la próxima subasta de madera se realizará en El Rama, y se calcula que se pondrán a la venta alrededor de seis mil trozas, aunque no adelantó el precio base ni la especie.
El doctor Rodríguez manifestó que la madera que flotaba en el río Kum Kum fue trasladada a Bluefields, y que sólo falta por trasladar alrededor de 600 tucas de caoba que por la crecida del río se soltaron y quedaron atascadas en la maleza.
“Se ha retenido más madera en diversos sitios del país, sobre todo en Nueva Segovia, donde se tienen alrededor de 700 trozas de pino. La madera legal se devuelve, pero la ilegal o la que se tiene bajo sospecha se retiene, estamos aplicando la ley”, concluyó.