Nacional

Alemán tranquilo por falta de extradición

* Además tiene un recurso de amparo interpuesto ante el Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) * Presidente dijo que su gobierno no había recibido ninguna notificación oficial sobre la orden de detención

Los abogados defensores en Nicaragua del ex presidente Arnoldo Alemán y de Byron Jerez Solís aseguraron que sus clientes se sienten despreocupados por el efecto que pueda tener una resolución judicial panameña, que ordena su captura por blanquear 56 millones de dólares del erario público de Nicaragua, en el sistema financiero de Panamá.
Escudados en el artículo 43 de la Constitución Política de Nicaragua, que impide la extradición de nacionales a otros países por delitos políticos y delitos conexos con éstos, Mauricio Martínez, abogado de Alemán, y Mario Rey Delgado, abogado de Jerez, coincidieron en que cualquier intento de apresarlos desde fuera, será en vano.
Esta misma suerte corren María Fernanda Flores, esposa de Alemán, y José Flores Lovo, su padre, acusados por la justicia panameña por el mismo delito.
Por su parte, tanto Alberto Novoa, Procurador General de la República, como el mismo presidente Enrique Bolaños, apelan a tratados internacionales para encausarlos, aunque ambos reconocieron que los acusados no pueden ser extraditados.
Los acusados se mantienen seguros, además, por recursos de amparo interpuestos ante el Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM).
“Él fue amparado por la Sala Civil que mandó a suspender el acto y por la Sala Penal, y mandaron a anular todo eso, es decir, que no tiene ninguna validez aquí”, declaró Mauricio Martínez, abogado de Arnoldo Alemán.
“(El ambiente familiar) es tranquilísimo, porque para eso se hizo el trabajo, para evitar esa arbitrariedad, porque eso no puede ejecutarse en Nicaragua, definitivamente. Tal vez ellos no conocían el recurso de amparo que había aquí; estamos en otro país, allá pueden hacer lo que quieran, aquí no”, aseveró.
Martínez sostuvo que para extraditarlo “tiene que pasar por encima de la Constitución, eso no puede ser posible”.
Mario Rey Delgado, abogado de Byron Jerez, dijo que el amparo que interpuso su cliente en la Sala Penal del TAM, “les previene a las autoridades que cesen de realizar cualquier actividad que sea violatoria al derecho a la libre circulación, y los beneficios que tiene mi cliente al día de hoy”.
Por otro lado, señaló “que en nuestro país nuestra ley tiene primacía sobre las leyes internacionales y los tratados. Hay un orden jerárquico de leyes, y en eso está en primer lugar nuestra Constitución política”.
Delgado sostuvo que el artículo 43 de la Constitución prevalece sobre cualquier tratado “que nuestro país haya consignado con otras repúblicas, para efectos de realizar la extradición, que conste que con Panamá no existe tratado de extradición”.
El presidente Enrique Bolaños dijo que hasta ayer sábado su gobierno no había recibido ninguna notificación oficial sobre la orden de detención emitida por un juez panameño contra el ex mandatario Arnoldo Alemán, su esposa María Fernanda Flores, su suegro José Antonio Flores Lovo y Byron Jerez.
A pesar de que el gobierno no tiene una comunicación oficial sobre el caso, afirmó que una cosa es segura, que todo lleva al indicio de que hay un delito. “Nosotros vamos a hacer lo que la ley y los acuerdos y tratados internacionales nos obliguen”, precisó.
El jefe de Estado dejó claro que Alemán no puede ser extraditado. El Presidente no quiso comentar los procedimientos legales alrededor de ese caso.
Por su parte, el legislador Jaime Morales Carazo opinó que la orden de detención contra Alemán tiene efecto, porque “somos parte de una comunidad internacional civilizada, donde se respetan las leyes, los convenios y las resoluciones de diferentes tribunales”.
El procurador Alberto Novoa señaló que el juicio “independiente de la extradición no se puede detener, porque él tiene defensores en Panamá, no pueden alegar indefensión”.
“La responsabilidad de los magistrados es de orden ético moral, porque legalmente tienen todas las posibilidades para comunicárselo y hacer efectivas en Nicaragua la aprehensión provisional del señor Alemán”, dijo Novoa.
El viernes pasado, Adolfo Mejía, Juez Tercero Penal de Circuito de Panamá, ordenó la captura de Arnoldo Alemán, su esposa María Fernanda Flores, el padre de ésta, José Flores Lovo, y de Byron Jerez, por el delito de blanqueo de 56 millones de dólares, utilizando el sistema financiero panameño.
El artículo 43 de la Constitución reza: “En Nicaragua no existe extradición por delitos políticos o comunes conexos con ellos, según calificación nicaragüense. La extradición por delitos comunes está regulada por la ley y los tratados internacionales”.