Nacional

“Narcoimpunidad”

* Jefe del Ejército solicita “actualizar” las leyes, pero sostiene que seguirán con su trabajo * Especialista en Seguridad y Defensa: “‘Narcoliberaciones’ confirman lo corrupto que es el Poder Judicial”

El Poder Judicial de Nicaragua requiere de una revisión inmediata y efectiva en cada uno de sus componentes, para ponerle fin a la serie de liberaciones a personas capturadas por narcotráfico, ya que se atenta contra la seguridad nacional y ocasionan graves pérdidas económicas para el país, coincidieron autoridades militares, policiales, y especialistas en materia de seguridad.
El comisionado mayor Clarence Silva, jefe de la Dirección Nacional Antidrogas, admitió sentirse preocupado por la facilidad en que sujetos capturados por las fuerzas policiales y/o militares son liberados por los jueces, a pesar de que a éstos se les presentan todas las pruebas recogidas.
“En ninguno de los casos se ha puesto en tela de duda de que fueron capturados sin pruebas o sin que se cometiera el delito. Siempre, en todos los casos, se han encontrado evidencias, y se han puesto a la orden de los tribunales con las evidencias”, declaró a EL NUEVO DIARIO el jefe policial.
“En primer lugar --comentó--, demuestra que hay impunidad y debilidad en el sistema de justicia”. Según el jefe antidrogas, otros miembros del organizado pueden tomar en cuenta el antecedente que dejan las “narcoliberaciones”, para seguir operando en nuestro país, lo que pone en riesgo la seguridad nacional.
Aunque reconoció que la mayoría de los casos de narcotráfico --sobre todo en el tráfico interno-- termina con una sentencia condenatoria, “lo que más nos preocupa, es que los casos relevantes de personas del crimen organizado que son capturadas con grandes cantidades de droga o de dinero, esos salen”.
“En lo personal, como jefe de la Dirección Nacional de la Policía, nos sentimos preocupados y creemos que el Poder Judicial debe revisar a profundidad cada uno de los casos en particular que ha habido”, señaló el comisionado Clarence Silva.
Por su parte, el general Omar Halleslevens, jefe del Ejército de Nicaragua, enfatizó el trabajo que realizan los efectivos de la Fuerza Naval para detectar y detener a los narcotraficantes que operan en aguas jurisdiccionales del país.
“Sin embargo --expresó el general--, yo diría que en la parte jurídico-legal, por ser estos delitos emergentes, las leyes necesitan estarse actualizando constantemente, y hay muchos preceptos posiblemente jurídicos legales, que no están escritos en letra pequeña, con el objetivo de sancionar a este tipo de delitos con la mayor rigurosidad posible”, expresó el general Omar Halleslevens.
“Y por eso vemos, a lo mejor, que algún señor que debería estar guardado, bajo esas argucias, o bajo los posibles portillos que tienen las leyes, los jueces los dejan salir”, dijo el jefe del Ejército.
Por otro lado, aseguró que las operaciones militares por frenar el narcotráfico en Nicaragua continuarán como hasta ahora, “y vamos a seguir actuando, amén de que el sistema jurídico tenga algunos huecos por donde los abogados defensores logren obtener la libertad de estos presuntos delincuentes”.
El presidente Enrique Bolaños, durante su discurso en la celebración del 26 aniversario de la Fuerza Naval, acusó al pacto entre liberales y sandinistas, por las irregularidades en el sistema judicial.
“No creo, sin embargo, más que unirme al clamor generalizado que conduce a la decepción por el actuar irresponsable y prebendario que promueven algunos sujetos, para favorecer a los que se benefician de algunas debilidades de las instituciones, que son el resultado de “cuchubaleo” y pacto, mientras los valientes soldados arriesgan su vida”, declaró el mandatario.
Avil Ramírez, titular de Defensa, calificó de “actitudes irresponsables” las decisiones de algunos jueces que dejan libres a sujetos señalados por narcotráfico, que ponen en riesgo la seguridad de los ciudadanos.
“En la medida en que se sigan presentando resoluciones que permiten que quienes han violentado la ley, han sido agarrados con droga y con enormes cantidades de dinero, hayan sido liberados por quien supuestamente imparte justicia, tenemos que preguntarnos los nicaragüenses, si eso conlleva o no al riesgo de la seguridad de la nación”, dijo Ramírez a END.
A finales de esta semana, se dio a conocer que el narcotraficante hondureño Francisco Ruiz Murillo, quien fue capturado en septiembre del año pasado el Little Corn Island con más de mil kilos de cocaína, fue puesto en libertad hace unos días por José Díaz Lanuza, juez suplente de Ejecución de Sentencias y Vigilancia Penitenciaria en la RAAS, por motivos de salud.
Apenas unos días antes, magistrados de la Sala Penal Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua anuló un juicio a tres guatemaltecos señalados por delitos de narcotráfico, y ordenaron la devolución de los bienes que se les incautó, sin que sus abogados defensores lo solicitaran. A los guatemaltecos se les encontró 163 kilos de cocaína, dinero y joyas en el cabezal de un camión, en el año 2004, en el puesto fronterizo Las Manos.

Señala especialista en temas de seguridad y defensa

“Corrupción” en el Poder Judicial es producto del Pacto
Para Roberto Cajina, consultor civil en seguridad y defensa, la corrupción que existe en el Poder Judicial, que conlleva a decisiones judiciales como las “narcoliberaciones”, es producto del Pacto entre liberales y sandinistas.
“La corrupción en el sistema de administración de justicia es producto del Pacto, porque ni los jueces ni los magistrados han sido nombrados según sus capacidades, sino por lealtades partidarias”, dijo Cajina.
Según éste, la “narcocorrupción” que se ha apoderado del Poder Judicial, “coloca al Estado en una situación de vulnerabilidad increíble, y siendo el Estado tan vulnerable, aquí nadie sabe para dónde recurrir”.
“Me parece que es absurdo que la Policía y el Ejército estén poniendo todos sus recursos, todas sus capacidades, para que el Poder Judicial venga a destrozar todo ese trabajo. Me parece que es grosero”, señaló.
Según él, la responsabilidad debe recaer sobre los jueces que dictan las sentencias absolutorias, y sobre los magistrados que los nombran.
“Todos los que trabajamos en esta área tenemos que hacer esfuerzos personales, familiares e institucionales grandes, para lograr estas capturas; arriesgar las vidas de los funcionarios de la Policía y de los que trabajamos en esta área, para combatir a estos grupos. Este esfuerzo se mira en vano, producto de estas liberaciones”, expresó el comisionado Clarece Silva, jefe de la Dirección Nacional Antidrogas.