Nacional

Apagones se multiplican en todo el país

* Crisis sigue agravándose y proyecto de Bolaños para “oxigenar” a Fenosa no tiene mucho ambiente en la Asamblea Nacional

Los apagones de Unión Fenosa ayer se multiplicaron por distintos puntos del país. La demanda insatisfecha de energía superó los 100 megavatios hora desde las seis de la mañana, cuando la Generadora Eléctrica de Occidente S.A. (Geosa) decidió reducir a la mitad su capacidad por falta de pago. En la Asamblea Nacional dos directivos dijeron desconocer la propuesta del presidente Enrique Bolaños, y esta crisis “pica y se extiende” el fin de semana.
El país ayer amaneció oscuro, especialmente en las arterias capitalinas, donde los semáforos sin electricidad ocasionaron varias colisiones. Los reportes de apagones llegaron a EL NUEVO DIARIO desde distintos puntos y nadie daba una explicación en horas de la mañana, cuando se conoció en la Asamblea Nacional que los diputados hasta ahora desconocen la propuesta que el miércoles envió el presidente Enrique Bolaños.
Técnicos del Centro Nacional de Despacho de Carga (CNDC) informaron que ayer hicieron falta más de 100 megavatios de energía en todo el país, y además, el parque de generación eléctrica se redujo porque Geosa apagó una de sus máquinas. “Teníamos buen tiempo de no tener un problema tan grande”, dijeron los especialistas.
Fenosa confirma
Eso fue confirmado por Jorge Katín, Gerente de Comunicación de Fenosa, quien reveló que Geosa decidió apagar una máquina de la Planta Nicaragua que genera 50 megavatios, y todavía no se habían cubierto los 35 megavatios que dejó de entregar la Planta Las Brisas, la semana pasada.
Precisó que en los últimos días Geosa está exigiendo que diariamente se le pague la energía entregada y eso está causando algunos inconvenientes para Fenosa y los demás generadores, “pero finalmente ayer apagó la máquina y ahora estamos negociando con ellos”, indicó.
Katín reveló que desde hace varias semanas todas las generadoras están entregando menos energía de la capacidad instalada, y detalló el déficit total.
Indicó que Gecsa no está entregando 20 megavatios, Corinto Power se suma con otros 17, Censa Anfels llegó a los 35, pero la más importante, Hidrogesa, no está generando 75 megavatios por el bajo nivel de agua del lago de Apanás.
“Es decir, que las generadoras no están entregando 142 megavatios y tenemos una demanda real insatisfecha que supera los 100 megavatios. Es un problema realmente grande”, reveló.
Al cierre de esta edición, Katín se comunicó vía telefónica para informar que esta situación se mantendrá durante el fin de semana, pero este lunes, Fenosa comprará 40 megavatios a Honduras, mientras que una máquina de la Planta Las Brisas aportará otros 35 megas; “lo que garantiza que se va a cubrir la mitad del déficit que ahora tenemos”, subrayó.
Afectaciones mayores
El titular de Fenosa indicó que el plan de racionamiento programado el pasado lunes, ayer entró en vigencia por esta misma situación, aunque estimó que las afectaciones en todo el país son mayores, porque se había planeado afectar sólo la mitad de las zonas, ya que la falta de energía era menor.
Manifestó que se trata de una cuestión de dinero porque Fenosa no ha podido recuperar 19 millones de dólares que le debe el gobierno por el alza en los precios internacionales del petróleo, los subsidios a los consumidores menores, jubilados y clientes exentos de IVA.
“Ni siquiera es dinero que nos va a quedar a nosotros, porque va a pasar directamente a los generadores por deudas que viene arrastrando Unión Fenosa con ellos, pero los generadores nos están cobrando diario para no hacer más grande esta mora y necesitan también esa plata”, señaló.
Katín se mostró confiado en que la propuesta del presidente Enrique Bolaños será aprobada por los diputados. El Ejecutivo espera que el Legislativo apruebe la emisión de 9 millones de dólares en letras del Tesoro para “oxigenar” a Fenosa antes del 15 de agosto, cuando los legisladores inician su receso de medio año.
Monjarretz: es compensación
El vocero de la Presidencia, Lindolfo Monjarretz, dijo que esta solicitud es una “especie de compensación” del Estado a la empresa española por el subsidio que da a los usuarios que consumen menos de 150 kilowatts. “Pero, definitivamente, no es un subsidio. El gobierno sólo apoya el subsidio a las familias desprotegidas, que son las que consumen menos de 150 kilowatts”, remarcó el portavoz.
Monjarretz confirmó que la propuesta fue entregada el miércoles pasado a la Asamblea Nacional, pero no detalló si a la Secretaría o la Presidencia de este Poder del Estado. Sin embargo, dos directivos del Parlamento ayer dijeron que la desconocen.
Agustín Jarquín, miembro de la Comisión de Energía de la Asamblea, dijo que esa estructura parlamentaria desconoce el contenido de ese documento, “y mi primera reacción es de rechazo, porque no podemos estar financiando la ineficiencia e incapacidad”.
“Es una grita general de la población por el mal servicio que da Unión Fenosa, y además, esto se ha documentado ante el INE. La distribuidora ha sido incapaz, incluso, de reducir las pérdidas técnicas, y por eso se está agravando más de un 30 por ciento la facturación de todos los usuarios”, dijo el legislador.
Jarquín demandó al presidente Bolaños agilizar la obtención de petróleo venezolano, tomando en consideración que hay dos acuerdos: uno suscrito por el mismo presidente Bolaños cuando era vicepresidente de Nicaragua, y el reciente acuerdo entre Albanic y la empresa venezolana.
“El gobierno debiera orientarse por esa vía y las dificultades de financiamiento que tiene Unión Fenosa, en este caso, resolverlas por esta vía, porque se va a obtener un crédito y así no vamos a estar gastando los recursos de los nicaragüenses”, dijo.
Opiniones de otros diputados
Eduardo Mena, tercer secretario de la Asamblea, dijo que tampoco conoce la propuesta de Bolaños, “pero si esto nos va a venir a aliviar el problema que tenemos en la demanda de energía, pues no lo vería malo”.
“Aquí estamos llegando a una situación insostenible. Conversando con el director del INE, David Castillo, me decía que la situación cada vez se va a ir empeorando y hay que buscar qué hacer en Nicaragua, porque la alternativa de tener una planta de emergencia ya no va a ser viable, porque si siguen los incrementos en los costos del combustible, tampoco va a seguir siendo rentable tener esas plantas térmicas”, refirió.
Mena no descartó que pueda haber una sesión especial de los diputados para abordar este tema, pero hasta ahora se desconoce.
Wálmaro Gutiérrez, Vicepresidente de la Comisión Económica, dijo que “hay que ser cauteloso sobre la aprobación de determinado subsidio a sectores, que si no lo justifican correctamente, prácticamente se convertiría en una carga adicional para el erario”.
“Cuando estamos hablando de un subsidio a una empresa privada, nosotros inmediatamente tenemos que revisar si en efecto ese subsidio viene a mejorar la posición económica de la empresa o solamente viene a garantizar se pueda llegar a obtener energía eléctrica con un fluido estable y barato”, dijo.
El legislador agregó que los diputados “queremos ver la iniciativa presentada por el Ejecutivo, porque si es una simple financiación a una empresa privada, entonces comencemos a financiarles los déficit a otras empresas que también son de carácter privado”.
Dijo que “si ese financiamiento me viene a garantizar primero que el fluido eléctrico permanezca de manera estable; segundo, que la tarifa permanezca también estable; entonces sí son consideraciones que se podrían tomar en cuenta a la hora de apoyar una iniciativa de este tipo”.
Estimó que lo anunciado por el Ejecutivo “sería una ley a aprobarse y que debería tener un impacto presupuestario, porque obviamente si sale del erario, hay que recordar que el Presupuesto de la República tiene todos los ingresos y egresos, por lo tanto esta ley sería un egreso del país en carácter de subsidio que viene siendo transferido a una empresa privada”.