Nacional

Revelan detalles de plan terrorista


LONDRES / AFP -El Banco de Inglaterra, el Banco Central británico, anunció este viernes el congelamiento de las cuentas de 19 de los 24 arrestados en Gran Bretaña en relación con el plan que buscaba hacer estallar aviones transatlánticos en vuelo, mediante explosivos líquidos introducidos en equipaje de mano.
El Banco reveló el nombre de los 19 sospechosos de estar implicados en un complot terrorista, que según responsables estadounidenses, habría sido el más letal desde los ataques contra Nueva York y Washington, el 11 de septiembre de 2001.
La lista de los nombres de los 19 sospechosos, cuyas cuentas fueron congeladas, sugiere que la mayoría de ellos son probablemente musulmanes de origen asiático.
Las cuentas de los 19 sospechosos fueron congeladas por el Banco de Inglaterra por órdenes del ministro de Finanzas, Gordon Brown, en base a consejos de la Policía y los cuerpos de seguridad.
"El Banco de Inglaterra ha ordenado hoy que cualquier fondo a nombre de los individuos debe ser congelado y que ningún fondo debería estar disponible directa o indirectamente para cualquier persona", indicó el banco en un comunicado.
Mientras tanto, emergieron detalles en Pakistán sobre la detención la semana en ese país de dos británicos, que habrían proporcionado información clave sobre el supuesto plan terrorista.
"Ambos eran ciudadanos británicos de origen paquistaní y eran miembros claves de la red de militantes con sede en Gran Bretaña", indicó una fuente paquistaní vinculada con la pesquisa.
Los organismos de seguridad paquistaníes también arrestaron una red de cinco militantes locales vinculados a los conspiradores de Londres, indicó una fuente de seguridad.
“Principales actores” arrestados
Aunque el ministro británico del Interior John Reid, declaró el jueves que "los principales actores" de este complot habían sido arrestados, en Estados Unidos una televisión aseguró que la Policía británica continúa buscando cinco sospechosos de haber participado en el plan terrorista.
Bajo las nuevas leyes antiterroristas, la Policía tiene 28 días para interrogar a los arrestados por sospechas de preparar actos terroristas, antes de decir si presentar cargos contra ellos o ponerlos en libertad.
Los arrestados --que tienen entre 17 y 35 años, y viven en áreas del este de Londres, en High Wycombe y en la ciudad de Birmingham-- empezarán a ser interrogados este viernes, indicó la Policía.
Los 19 sospechosos cuyas cuentas fueron congeladas son: Ahmed Abdula Ali, Cossor Ali, Khuram Shazad Ali, Nabeel Hussain, Tanvir Hussain, Umair Hussain, Umar Islam, Wassem Kayani, Abdullah Assan Khan, Arafat Waheed Khan, Adam Osman Khatib, Muneem Abdul Patel, Tayib Rauf, Usman Mohammed Saddique, Assad Sarwar, Ibrahim Savant, Asmin Amin Tariq, Mohammed Shamin Uddin, Waheed Zaman.
Al menos tres de los hombres detenidos se convirtieron al Islam en los últimos meses, según reportes.
Gran Bretaña sigue en alerta
Gran Bretaña sigue el viernes en alerta roja, mientras se acelera la investigación sobre los supuestos sospechosos. El nivel de amenaza oficial permanecerá "crítico", como medida de precaución, declaró ayer el ministro británico del Interior, John Reid, que indicó que la desarticulación el jueves por parte de la Policía de ese plan terrorista, fue la culminación de una investigación que duró un año.
La lista de los nombres de los 19 sospechosos cuyas cuentas fueron congeladas, sugiere que la mayoría son musulmanes, probablemente de origen paquistaní, al igual que los kamikazes que perpetraron los atentados contra el transporte público de Londres, en julio del año pasado, que dejaron 52 muertos.
La Policía actuó con base en la información proporcionada en Pakistán, y detuvo a 24 personas en áreas del este de Londres, en High Wycombe y en la ciudad de Birmingham.
Miles de vuelos atrasados o cancelados
Mientras tanto, en los aeropuertos, aunque no se veían el viernes las escenas de caos de la víspera tras la alerta terrorista, miles de pasajeros han visto sus vuelos retrasados o cancelados.
British Airways, que canceló más de 400 vuelos el jueves, indicó el viernes que espera operar "casi normalmente".
La línea de bajo coste EasyJet, que canceló unos 300 vuelos la víspera, anuló este viernes 112 viajes.
Se prevé que un 70% de los vuelos europeos e internos saliendo o con destino al aeropuerto londinense de Heathrow, el más concurrido de Europa, no serán anulados.
Las medidas de seguridad draconianas impuestas la víspera en los aeropuertos siguen en vigor, y la mayoría de los pasajeros vienen preparados para acatar las nuevas restricciones, llevando en una bolsa plástica sus objetos esenciales, como documentos, medicamentos y gafas.
Un portavoz de la oficina administradora de los principales aeropuertos británicos, BAA, indicó que unas 250 personas durmieron el jueves por la noche en uno de los terminales en Heathrow.
Los "pasajeros están llegando temprano y vienen bien preparados", agregó.
Amenazas en la India
NUEVA DELHI /AFP -Las capitales federal y financiera de India, Nueva Delhi y Bombay, se encontraban ayer en estado de alerta elevado debido a una amenaza de ataques de la red terrorista Al Qaida, antes de la fiesta de Independencia del 15 de agosto, según fuentes oficiales y la embajada estadounidense.
La alerta por amenaza terrorista se suma a la decretada el jueves en Gran Bretaña, después que la Policía británica frustrase un complot para hacer explotar en pleno vuelo aviones comerciales que cubrían trayectos entre este país y Estados Unidos.
Militantes de la red terrorista encabezada por el fundamentalista islámico Osama Bin Laden, podrían atentar contra "Nueva Delhi y Bombay en los días precedentes (a la fiesta) del Día de la Independencia", que se celebrará el próximo martes, declaró a la cadena CNN-IBN el portavoz de la embajada estadounidense en India, David Kennedy.
Estas informaciones fueron recabadas por los servicios secretos en colaboración con el gobierno indio, agregó.
"Estamos al tanto de que terroristas extranjeros podrían perpetrar ataques en el interior o en las inmediaciones de Nueva Delhi y Bombay", declaró asimismo a la televisión privada Times Now.
Por de pronto, las autoridades decidieron poner estas dos ciudades bajo estado de alerta elevado.
Se han reforzado las medidas de seguridad en Bombay, que fue blanco de una ola de atentados sangrientos el pasado 11 de julio, y en el resto del Estado de Maharashtra, cuya capital es esta ciudad, declaró un responsable del ministerio regional de Interior, A.P. Sinha.
"Manteníamos un estado de alerta elevado, pero después de lo ocurrido ayer en Londres, hemos reforzado las medidas de seguridad", dijo.
Las fuerzas de seguridad también aumentaron las medidas de vigilancia en Nueva Delhi, anunció a la AFP el Ministerio Federal de Interior.
"La Policía de Delhi, respaldada por las agencias de inteligencia y paramilitares, mantenía el estado de alerta más elevado como parte de las medidas previstas de cara al Día de la Independencia", afirmó un responsable del citado ministerio.
Aviones de EU posibles blancos
Según responsables indios citados bajo anonimato por la televisión NDTV, los servicios de inteligencia recibieron el martes informaciones que apuntaban como posibles blancos a dos aviones estadounidenses con salida de Nueva Delhi y Bombay.
Ante la amenaza, en un mensaje publicado en su página web, la Embajada de Estados Unidos en India instó a los ciudadanos norteamericanos a adoptar un perfil bajo.
"La embajada llama a los ciudadanos estadounidenses a mantener un perfil bajo y a estar particularmente alerta y atentos a su entorno durante este período", señala.
"Entre los objetivos figuran probablemente los principales aeropuertos, oficinas claves del gobierno indio y los lugares de reuniones como hoteles y mercados", añadió la embajada.
Todos los aeropuertos indios se encontraban en alerta elevada desde hace varias semanas, pues los servicios de inteligencia habían advertido de posibles atentados con vistas al 15 de agosto.
Durante los últimos años, India sufrió varios atentados mortíferos que las autoridades suelen atribuir a Lashkar-e-Taiba, grupo islamista con sede en Pakistán y vinculado a Al Qaida.